Ejecutivos 'descongestionan' tránsito de Cali: guardas cívicos apoyan la labor de las autoridades

Ejecutivos 'descongestionan' tránsito de Cali: guardas cívicos apoyan la labor de las autoridades

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

En sus ratos libres un grupo de empresarios labora ad honorem para descongestionar las vías de la ciudad. Promoción se gradúa el 8 de mayo.

No tienen horario de trabajo establecido y aparecen en momentos cruciales. No devengan salario alguno a pesar que su labor en la calle afronta ciertos riesgos. Y es que lo que realizan lo hacen con la plena convicción de  servicio. ¿De compromiso con Cali¿, dicen algunos.

Son los miembros del Grupo Local de Guardas Cívicos, personas en su mayoría ejecutivos que tienen bajo su responsabilidad el mando de importantes compañías y empresas de la región.

A pesar de sus apretadas agendas empresariales, estas personas logran sacar un poco de tiempo para apoyar a los 175 agentes de Tránsito que por  momentos se quedan cortos para controlar el tráfico generado por más de medio millón de vehículos que circulan diariamente por los 2.448 kilómetros de vías urbanas de Cali.

¿Además de reguladores son conciliadores y presentan propuestas y proyectos para mejorar el tránsito en la ciudad, dice Dolly García del Departamento de Educación y Cultura de la Secretaría de Tránsito. Los guardas cívicos no reemplazan el trabajo de los agentes propiamente, sirven de apoyo en diferentes operativos programados y en situaciones de emergencia.

Una vez en el sitio de la emergencia, se comunican con la central del tránsito para solicitar el envío de la autoridad.

Trabajo voluntario

En la actualidad hay 18 guardas cívicos activos y otros 25 terminan por estos días su curso, que se dicta todas las noches durante tres horas en la sede de Tránsito.

Expertos en los diferentes temas capacitan a los juiciosos estudiantes en Código de Tránsito, Estatuto del Transporte, Planimetría y en Sistema Penal Acusatorio. De este modo una vez terminan sus cursos, los guardas cívicos cuentan con todas las bases suficientes para participar activamente en las vías.

Su labor la desarrollan adhonorem y durante su tiempo libre, cuando de manera coincidencial están presentes en trancones ó en percances, no tienen reparo alguno en bajarse de sus vehículos y regular el tráfico, previa colocación de sus distintivos de Guardas Cívicos.

Ciudadanía receptiva

A pesar de las situaciones estresantes en las que se ven involucrados con el tráfico de Cali, la mayoría de personas son receptivas frente a los mensajes de los guardas cívicos. Se estima que el 85 por ciento de la ciudadanía presta atención a su labor y mensaje.

Guillermo Caicedo, conocido comerciante de la ciudad, recuerda que seis meses atrás se percató que en la calle 9 con carrera 56, un conductor de taxi fumaba al tiempo que conducía, violando una norma del Código de Tránsito. Caicedo le hizo una señal para que el taxista se detuviera; éste acató la sugerencia y luego vino un llamado de atención por la violación a la norma.

En principio ¿recuerda don Guillermo- hubo cierto ambiente tenso porque al sitio arribaron unos 12 taxistas para ver qué había sucedido con su colega. Tras escuchar el mensaje educativo del guarda cívico, el llamado de atención terminó en una animada tertulia en torno al riesgo y al irrespeto con los demás, que significa fumar y conducir un vehículo de servicio público.

El administrador de empresas y ex candidato a la Alcaldía de Cali, Francisco Hernández Böhmer, que integra la actual promoción de guardas cívicos, dice que este es un espacio interesante de la Secretaría de Tránsito para que diferentes profesionales acompañemos y asistamos al cuerpo de agentes de tránsito de Cali en labores de gestión. ¿Estamos aquí porque el amor de ciudad nos jala¿

Sus argumentos coinciden con los del ingeniero civil Omar Cantillo, actual director territorial del Ministerio del Transporte para el Valle del Cauca, quien dice que siempre vio la necesidad de participar en actividades de ayuda a la ciudad.

¿Uno ve que los agentes necesitan apoyo en el tema de tránsito. Eso me llevo a meterme en esto¿

Razones como las expuestas son compartidas por ese puñado de empresarios que no pierden la fe en el futuro de la ciudad y le apuestan con un poco de su tiempo libre.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.