Así van las escuelas de enseñanza de conducción y la capacitación para motociclistas

Mecánica básica, primeros auxilios, mantenimiento preventivo y prelación de las señales de tránsito son algunas de las ¿materias¿ que deben adelantar los aspirantes a motociclista para obtener su pase.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

MANUEL ORDUZ
ESPCIAL PARA EL TIEMPO

Según Medicina Legal, Colombia alcanzó en el 2006 una cifra récord de muertos en accidentes de tránsito, al sumar 5.481. De ellos, 2.389 estuvieron relacionados con motocicletas.

Específicamente 1.655 conductores, 364 ¿parrilleros¿ y 370 peatones murieron, a veces por la imprudencia de estos ¿malabaristas¿ de la velocidad que, según Luis Moreno, instructor de la Academia Ferrari, institución de educación no formal para instructores de motociclismo y automovilismo, suelen pecar de impericia y de violación a los límites de velocidad.

¿Qué está pasando? Naturalmente el crecimiento del parque automotor (por las vías colombianas circulan cerca de 450 mil motocicletas más que se vendieron en el 2006), pero también la violación permanente de las normas por parte de motociclistas y peatones hacen que las cifras de accidentalidad esté disparada.

¿Y si a esto se le suma que muchos de quienes manejan moto ni siquiera han tomado un curso básico para dominarla, es difícil bajar esa cifra¿, advierte Moreno.

Incluso se habla de que hay quienes adquieren una moto, obtienen licencia para conducirla y ¡Jamás aprendieron a montar bicicleta!

Sí tienen quién les enseñe
El Capítulo III del Acuerdo 051 de 1993 del Ministerio de Transporte dicta las normas acerca de la enseñanza automovilística y le dedica parte de su articulado al motociclismo.

Específicamente, el artículo 19 se refiere a las horas de capacitación que debe cumplir todo tipo de vehículos, incluidas las motocicletas: para aquellas con motor de hasta 100 centímetros cúbicos de capacidad los cursos deben abarcar un mínimo de 10 horas de teoría y cinco de práctica, mientras que para aquellas de más de 100 centímetros cúbicos, incluidos los motociclos y los mototriciclos, las escuelas deben dictar siete horas en técnicas de conducción y cinco en mecánica básica, para un mínimo total de 22 horas.

¿La intensidad horaria en técnicas de conducción se dictará, en su totalidad, en forma práctica y las materias relacionadas deberán ser dictadas, como mínimo, en un 40 por ciento práctica y 60 por ciento teórica¿, ordena el artículo 20 del mismo acuerdo.

En cuanto a la mecánica básica, el acuerdo ordena dictarles cursos a los aspirantes a motociclista, relacionados con la descripción del vehículo que van a manejar (las partes que lo componen y la localización de las mismas) y sobre sistemas del motor, la dirección, los frenos y de la alimentación eléctrica.

Por el lado de los primeros auxilios, los alumnos deben salir con buenas bases acerca de ¿organización de atención de heridos¿, respiración artificial, masaje cardíaco, hemorragias, quemaduras y fracturas, entre otros temas.


PROGRAMA DE CAPACITACIÓN
El programa de formación también está regulado por las autoridades, y las ¿materias¿ que ven los estudiantes tienen como prioridad lo siguiente:

1. Preparación para la conducción. Aprenden la importancia de llevar casco, protección para los ojos y ropa adecuada.
2. Inspección del vehículo. Les enseñan a revisar elementos básicos de la moto antes de arrancar, como el nivel del aceite y la gasolina, y el estado de llantas, luces, guayas y frenos.
3. Adaptación a la motocicleta. Se familiarizan con la ergonomía de la motocicleta en aspectos como su tamaño, la distancia de los espejos, la operación de los controles y el peso del aparato.
4. Posición del cuerpo. Además de las características físicas de la moto, es importante saber cómo sentarse y maniobrarla, de acuerdo con el tamaño del cuerpo. Aquí les enseñan a utilizar bien la silla, colocar los pies y las rodillas correctamente, y les indican la manera de agarrar los manubrios con el fin de tener un viaje más seguro y descansado.
5. Dominio de los mecanismos de control. Ejercicios de viraje e inclinación de la moto, así como la utilización de frenos delanteros y traseros y la puesta en marcha del vehículo forman parte de esta instrucción.
6. Conducción en el perímetro urbano. Enseña a manejar utilizar bien la ciudad desde la moto, es decir, por dónde circular en las calzadas, cómo adelantar de forma segura, cómo afrontar cruces, intersecciones y glorietas, y las distancias que se deben guardar durante la circulación.
7. Conducción en carretera. Aprenden a dominar los frenos, el acelerador y los cambios de la moto en terrenos planos, montañosos y descensos pronunciados.
8. Conducción en condiciones difíciles. La lluvia, la niebla, el terreno destapado, la visión nocturna y las áreas lisas requieren habilidades adicionales del motociclista para evitar accidentes.
9. Conducción con pasajero. Es muy importante, dado que muchos de los ¿patos¿ forman parte de las estadísticas de mortalidad. El conductor está en la obligación de instruir a su pasajero acerca de cómo maniobrar con él en curvas y frenado.


EL EJEMPLO EMPIEZA POR CASA
Las escuelas avaladas por el Ministerio de Transporte e inscritas en su página Web (www.mintransporte.gov.co) están en le obligación de seguir este pénsum, con instructores certificados por el Sena o escuelas de educación para el trabajo y el desarrollo humano, capacitadas para ello.

Así mismo, deben emitir un certificado de idoneidad, con el cual el graduando acude a las oficinas de Tránsito, realiza su examen médico y solicita su licencia de conducción.

¿En nuestro paquete de 25 horas de enseñanza incluimos la tramitación del pase, y si vemos que el estudiante aún no está listo, le damos clases adicionales, antes de graduarlo¿, dice Andrea Rodríguez, de la Academia Grand Prix.

El horario de los cursos es flexible y se adapta a las necesidades de cada quién, en especial las lecciones prácticas, que se dictan en sitios cercanos a las escuelas y de acuerdo con la disponibilidad de tiempo del usuario.

Pero es difícil dar una buena instrucción, si no se cuenta con buenos profesores. Los de Grand Prix, por ejemplo, son graduados del Sena en su totalidad y, según Rodríguez, conocen a la perfección no solo los vehículos, sino todo lo relacionado con normatividad, primeros auxilios, mecánica y ética del conductor.

Precisamente, la Academia Ferrari dirige sus cursos a quienes aspiran a enseñarles a automovilistas y motociclistas, pues sus directivos saben que es capacitando a los mismos instructores como se podrá acabar con el desorden del tráfico en las grandes ciudades.

¿Algunas academias tienen muy buenos orientadores, pero en muchas otras enseñan personas cuyo nivel académico no es el mejor: no conocen a fondo el Código ni dominan temas clave, como la prelación de las señales de tránsito ¿dice Luis Moreno-. Nuestra misión es enseñarles a enseñar bien¿.

Escuelas como la suya también están reguladas por la Ley, que les exige capacitadores con experiencia mínima, aulas idóneas para la enseñanza y vehículos adecuados, entre otros requisitos.
Así las cosas, si entre sus planes está ¿brincar¿ del carro a la moto, la recomendación es hacerlo bien. Lo importante es escoger una academia idónea, con todos los requisitos de ley, cursos aterrizados a la normatividad actual y orientada por personal calificado.

Nada de lo que usted pague por una capacitación de estas será demasiado costoso si le evita formar parte de las estadísticas de Medicina Legal.


¿QUÉ TAN BUEN CONDUCTOR ES USTED?
El artículo 94 de la Ley 769 de 2002 da instrucciones básicas acerca del tránsito de motocicletas por la ciudad. Para la muestra, estos botones. ¿Usted sí los cumple?

  • (La motocicletas) deben transitar por la derecha de las vías, a una distancia no mayor de un metro de la acera u orilla, y nunca utilizar las vías exclusivas para servicio público colectivo.
  • Los conductores de este tipo de vehículos y sus acompañantes deben vestir chalecos o chaquetas reflectivas de identificación.
  • Los conductores que transiten en grupo, lo harán uno detrás de otro.
  • No deben sujetarse de otro vehículo o viajar cerca de otro carruaje de mayor tamaño que lo oculte de la vista de los conductores que transiten en sentido contrario.
  • No deben transitar sobre las aceras, lugares destinados al tránsito de peatones y por aquellas vías en donde las autoridades competentes lo prohíban. Deben conducir en las vías públicas permitidas o, donde existan, en aquellas especialmente diseñadas para ellos.
  • Deben respetar las señales, las normas de tránsito y los límites de velocidad.
  • No deben adelantar a otros vehículos por la derecha o entre vehículos que transiten por sus respectivos carriles (esto incluye zigzaguear). Siempre deben utilizar el carril libre a la izquierda del vehículo a sobrepasar.
  • Los conductores y los acompañantes deberán utilizar casco de seguridad, de acuerdo como fije el Ministerio de Transporte.

COMPARENDOS A MOTOCICLISTAS
Este es el rango de los comparendos que deben pagar los motociclistas, si cometen infracciones:

30 salarios mínimos diarios vigentes
Manejar en contravía.
Conducir sin Soat.
Pasarse el semáforo en amarillo o en rojo.
Conducir sin haber obtenido la licencia de conducción.
No respetar la señal de ¿pare¿.
Transitar por ciclovías, ciclorrutas y zonas verdes o peatonales.

15 salarios mínimos diarios vigentes
No llevar luces delanteras y traseras encendidas en todo momento.
Transitar sin casco o chaleco reflectivo con el número de placa.
No respetar el peatón en las cebras y no darles prelación en las esquinas.
Exceder los límites de velocidad (80 kph en carretera, 60 en ciudad y 30 en zonas residenciales).
No hacer uso de las luces direccionales para indicar giro o cambio de carril.
Adelantar un vehículo por la derecha o transitar por entre vehículos (zigzaguear).
Estacionar en sitios prohibidos.

Ocho salarios mínimos diarios vigentes
Conducir sin portar licencia de conducción.

Fuente: Fondo de Prevención Vial

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.