Estacionar tiene su técnica: Manual de conductores (Parte 12)

Indicaciones sobre cómo enfrentar esta maniobra con éxito, en unos pocos movimientos y con seguridad.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Parquear es una característica que diferencia a los conductores. Se pueden dividir entre los que saben y los que definitivamente no saben, así como los que saben dónde hacerlo y los que creen que el carro cabe en cualquier parte o que son dueños de las calles y dejan el carro como estorbo en cualquier parte.

El Manual de Conductores del Automóvil Club de Colombia dedica gran parte de uno de sus capítulos a dar algunas recomendaciones sobre cómo parquear y dónde hacerlo, teniendo en cuenta que hay ocasiones en que las personas parquean en lugares como las calles y andenes momentáneamente. Pero para esto también hay algunas indicaciones que se deben atender.

Existen lugares dónde es permitido parquear, sin estorbar a los demás vehículos y a los peatones, y siempre se debe hacer con las luces de parqueo encendidas. En caso de que los conductores deban estacionar a un lado de la autopista por una emergencia o falla mecánica, también hay que poner las respectivas señales de peligro.

El Manual de Conductores especifica 12 lugares dónde nunca se debe estacionar: en los espacios destinados sólo a peatones, para la recreación o que se encuentran en conservación, como los andenes o las zonas verdes; en vías principales dónde está señalado que está prohibido o que es restringido; en los puentes, viaductos, túneles, pasos bajos, estructuras elevadas o en los accesos a cualquiera de estos; en zonas de parqueo de vehículos de servicio público, como buses escolares, ambulancias o zonas para discapacitados y en los carriles que sólo son para uso del transporte público.

Tampoco se debe estacionar a más de 30 centímetros de los andenes o a menos de cinco metros de una intersección; al lado de vehículos ya estacionados a un lado de la calle, es decir en doble fila; ni frente a los hidrantes; en curvas;  frente a las entradas a los parqueaderos o dónde bloquee la salida de otros vehículos; dónde las autoridades lo prohíben; y mucho menos en zonas de seguridad o de protección de vía férrea.

No se convierta en infractor
Es importante tener en cuenta que el hecho que el conductor permanezca en el carro mientras está estacionado en una zona prohibida no es motivo para evitar que la policía le ponga la multa respectiva y lo inmovilice.

Esto quiere decir que es legal que las autoridades se lleven con grúa todo vehículo estacionado de forma indebida y que los costos del parqueadero a donde se lleve, de la grúa y de la multa sean cobrados al propietario o conductor, sin importar si el conductor o responsable del carro está presente. Si lo llevan a los parqueaderos y allí permanece más de un año, el carro puede ser subastado.

Cómo estacionar en vías públicas
Tenga en cuenta que cuando requiera ¿por alguna emergencia¿ parquear en un vía pública siempre debe poner las luces de parqueo y alejarse lo más que pueda de la zona de tránsito.
Si la vía tiene un sardinel, acérquese; si tiene andén, aléjese; en carretera estacione al lado derecho y sobre la berma; y antes de parquear ponga la direccional correspondiente del lado al que se dirige, con la debida anticipación. Nunca olvide respetar las zonas de estacionamiento para discapacitados.

LA MÁS DIFÍCIL
Estacionar, en todas las formas posibles, es un arte que se enseña en los cursos para conductores pero que pocos saben hacer bien. Hacerlo en una zona de parqueo paralelo está considerado como la forma más difícil, pero con algo de práctica, confianza y paciencia se aprende a calcular las distancias, los ángulos y a dar reversa como debe ser.

El Manual de Conductores del Automóvil Club da unas instrucciones que sirven para parquear paralelamente de manera más fácil, pero es importante tener en cuenta que estas instrucciones son básicas y se deben modificar de acuerdo a cada circunstancia.

Para estacionar paralelamente primero se debe seleccionar un espacio lo suficientemente grande, mirar a los espejos antes de detenerse y en todo momento para asegurarse que no interfiere con el tráfico y que no están pasando peatones por esa zona.
Siempre avise a los demás que se va a estacionar y hacia dónde se va mover, mediante las luces direccionales. Ubique su vehículo al lado del que está estacionado adelante y deténgase, manteniendo una distancia considerable entre los dos.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.