La estática puede generar una conflagración en el momento del tanqueo de combustible

Entrar y salir del vehículo o dejar su motor y radio encendidos mientras tanquea pueden provocar una conflagración. ¿Por qué?

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Cuando usted estrecha la mano de una persona o si toca la carrocería, la puerta o la tapa del baúl de su vehículo y siente una chispa que lo asusta más que ¿quemarlo¿, está ante un fenómeno llamado descarga estática.

La estática es un exceso de carga eléctrica que acumulan algunos materiales, como la ropa, los forros de los asientos o el roce de un esfero con el pelo humano, la cual permanece en objetos como estos y se manifiesta cuando encuentra un elemento conductor.

Al hacerlo, aparece un chispazo inofensivo, que se da cuando un objeto con sus electrones normales transfiere a otro objeto uno de esos electrones, cargándolo negativamente.

Así mientras uno queda ¿negativo¿, el otro pasa a ser ¿positivo¿ y se crea un campo eléctrico alrededor de ambos que termina por repelerlos.

Esto no tiene nada de peligroso, salvo cuando esa chispa aparece al lado de un material inflamable: por pequeña que sea, puede iniciar un incendio¿ y si ese incendio es provocado en una estación de gasolina¿

¿Cuándo se produce?
La estática se produce en innumerables ocasiones; por ejemplo, cuando un pasajero fricciona su ropa contra el tapizado de los asientos al entrar y salir del vehículo, o cuando termina de cargar gasolina y sale del vehículo nuevamente para sacar la pistola de la manguera.

Un efecto no deseado de esta carga eléctrica es que el vapor que sale de la gasolina es altamente inflamable y por ello la menor descarga puede iniciar una conflagración. 

El incendio puede ocurrir antes, durante o inmediatamente después de retirar la tapa del depósito de gasolina.

Los zapatos con suela de goma no son impedimento para que la carga estática actúe.

PARA EVITAR LA ESTÁTICA¿

*Frene, ponga el freno de mano, apague luces, motor, celular, radio del vehículo y demás sistemas de comunicación.

*No salga y entre del vehículo mientras lo están cargando de combustible.

*Si sale, cierre la puerta. Si vuelve a entrar, ciérrela también.
*Cerciórese de que el personal de la estación limpie la gasolina que se derrama al tanquear.

*Si va a bajarse del vehículo, ponga los pies en el suelo mientras sigue agarrado de cualquier parte metálica del vehículo. Esta acción lo descarga, sin que sienta el incómodo corrientazo.

*No permita que los pasajeros salgan y entren mientras está tanqueando.

*De ser posible, antes de adquirir su vehículo cerciórese de que el material de la tapicería o de los forros no genera demasiada estática.

Fuente: Cesvi Colombia - Boletín de seguridad No. 71, de Cesvi Colombia

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.