Se estiró la Ssangyong Rexton

La renovada SUV familiar aparece con una imagen más aterrizada al gusto occidental y un nuevo motor de gasolina turbocargado bajo el capó.

Revista Motor

06:11 p.m. 03 de abril del 2018
Ssangyong Rexton

Ssangyong Rexton

Después de varios años de búsqueda de identidad, la marca de vehículos más antigua de Corea vive una nueva era de desarrollo que arrancó en el 2011, cuando fue adquirida por el grupo indio Mahindra. Este decidió privilegiar el diseño y la tecnología de sus nuevos modelos –incluida la cuarta generación del familiar Rexton–, ayudado por la compañía italiana Pininfarina, ahora de su propiedad. Es un roble gracias a su chasís de vigas convencional, separado de la carrocería.

Hablar de Ssangyong es pensar en el todoterreno Korando o en la SUV Musso de los años 90, dos rarezas equipadas con máquinas diésel de origen alemán que la matriz coreana promocionaba con la frase ‘Powered by (motorizado por) Mercedes-Benz’, y en el familiar Rexton, que vio la luz en el 2001 montado sobre la plataforma del todoterreno ML. Esto fue posible gracias a la alianza sellada en 1993 entre Ssangyong y Daimler AG para la adquisición de varias de sus patentes.

Pero al tiempo que la casa de Stuttgart (con el 5 por ciento de las acciones de la compañía) les metía mano a estos tres modelos, Ssangyong quedaba bajo la batuta de la también coreana Daewoo (1998) y, tan solo un par de años después, de otro gigante asiático, el fabricante Saic de China, que adquirió el 51 por ciento de sus acciones para dedicarse durante los años venideros a copiar todo lo hecho por los diseñadores de Corea del Sur durante sus 46 años de existencia, según lo denunciaron los propios trabajadores.

Tantos ‘ires’ y ‘venires’, unidos a la supuesta actitud depredadora de los dueños de entonces, obligaron al gobierno coreano a tenderle la mano a Ssangyong para reestructurar su deuda, una decisión que atrajo, en febrero del 2011, a otro poderoso fabricante de ese lado del mundo, hoy responsable de su destino: el grupo Mahindra de la India.

Ssangyong Rexton

.

Los nuevos dolientes emprendieron una fuerte reorganización de la compañía, a través de la cual se mantuvo el carácter todoterreno de sus vehículos, pero repensando el modelo empresarial e, incluso, el logotipo de la marca. Este pasó de integrar dos elipses entrelazadas como una ‘S’ a representar una especie de figura de dos cuernos que emula a un par de ‘dragones gemelos’ o ‘ssang yong’.

Los motores son ahora totalmente coreanos y las formas exteriores e interiores de todo el portafolio están siendo aterrizadas al gusto occidental por la empresa italiana de diseño Pininfarina, cuyas acciones (76 por ciento) adquirió Mahindra en el 2015.

De ese trabajo conjunto nacieron la pick-up Actyon Sports, el retocado utilitario de pasajeros Rodius, las nuevas SUV compactas Korando C, Tivoli y XLV y esta, la cuarta generación de la familiar Rexton, que llegó al país en tres versiones de equipamiento, llamadas Prime, Elite y Supreme.

Ssangyong Rexton

.

Tuvimos acceso a la mejor dotada, con soluciones exclusivas de seguridad y confort como asientos forrados en cuero, sistema de apertura remota del baúl, monitoreo de presión de llantas y controles de frenado de emergencia, abandono de carril y accionamiento de luces de giro.

Equipa, como la versión intermedia Elite, nueve airbags (dos la Rexton básica), sistema de impulsión en las cuatro ruedas y transmisión automática con opción manual de seis velocidades (impulsión trasera y caja mecánica el modelo de entrada), que se realiza desde un pequeño botón incrustado en la perilla de cambios y permite una conducción ágil en la carretera (especialmente cuando entra en acción turbo, entre las 1.500 y las 2.000 rpm).

También fueron armadas con sistema part-time y modos de repartición del torque 2D, 2H y 4L, accionables desde una perilla ubicada en la consola central (para un comportamiento verdaderamente off-road), suspensión delantera de doble tijera y trasera multilink. El bajo para terrenos escarpados es una gran herramienta, considerando el también enorme volumen de la camioneta.

Ssangyong Rexton

.

Todo esto se traduce, por supuesto, en el rodaje ‘rústico’ y un tanto brincón de este tipo de vehículos, aunque en este caso bastante ágil, gracias al motor de gasolina con turbo e intercooler, de 1.998 cm3 de desplazamiento, que logra 221 caballos de potencia y 350 Nm de torque, con un consumo promedio de 28 kilómetros por galón a la altura de Bogotá, según lo registrado por el propio computador del vehículo.

El interior de la Rexton Supreme compensa ese comportamiento agreste, no solo por los acabados con molduras que imitan la madera, el ‘quemacocos’ de cristal y el aire acondicionado automático dual (manual en la versión Prime), sino por el piso, casi plano en todas las versiones, y el generoso tamaño de la cabina, producto de la distancia entre ejes de 2.865 milímetros.

El volumen de la carrocería no es de poca monta y se torna un tanto engorroso durante las maniobras de parqueo, pues, aunque equipa cámara de reverso, no incluye sensores de parqueo, un accesorio que ya es casi una norma, especialmente en vehículos de difícil manipulación como este. Al fin y al cabo, se trata de un familiar diseñado para siete pasajeros que incluye dos asientos opcionales en la zona de carga con espacio solo apto para niños o personas de muy baja estatura, como sucede con la mayoría de las camionetas que ofrecen esta solución.

Ssangyong Rexton

.

Claves de la nueva Rexton

LOS ESPEJOS retráctiles con direccional, luz de bienvenida y calefacción son comunes en los tres modelos, al igual que los rieles de techo y el spoiler trasero con iluminación led.

LOS RINES son de 18 pulgadas en los modelos Prime y Elite, y de 20 pulgadas en el modelo Supreme, estos últimos con acabado niquelado y calzados con llantas 255/60.

EL FRENTE fue rediseñado por completo e incluye faros halógenos en las versiones Prime y Elite, y HID con LED-DRL y luces de giro la Supreme. Todas lucen exploradoras en el parachoques.

LA GENEROSA CARROCERÍA de 4.850 milímetros de largo, 1.960 de ancho y 1.825 de altura se asienta sobre una moldura de plástico de color negro que acentúa su pinta off road.

EL PORTÓN TRASERO descubre un baúl de 1.806 litros de capacidad con las bancas traseras abatidas y se alza con solo tener la llave en el bolsillo. Esta solución puede resultar engorrosa si el conductor se ubica detrás del vehículo sin intención de abrirlo, pues con solo detectar la llave, la tapa del maletero se levanta.

Ssangyong Rexton

.

Bien de puertas para adentro

El modelo Supreme que probamos luce una cabina de buenos acabados, con plásticos suaves y soluciones para rodar con seguridad y confort. Tiene una pantalla táctil de ocho pulgadas para maniobrar el sistema de infoentretenimiento (también manipulable por voz y desde el timón), e incluye dos puertos USB, y seis altavoces, una guantera central muy generosa y espacios para ubicar vasos y botellas.

DATOS

115 millones de pesos cuesta el Ssangyong Rexton Prime (4x2 mecánico), 140 millones el modelo Elite y 166 millones la Versión Supreme, estos últimos con sistema de impulsión total y caja automática ‘secuencial’.

la SUV Rexton fue armada con un chasís tradicional de vigas independiente de la carrocería y aceros de alta dureza, con un voladizo delantero de 895 milímetros y trasero de 1.090, que le permiten un ángulo de ataque y de salida de 20,5 y 22 grados, respectivamente.

Ficha técnica
Motor: 2,0 litros turbo
Potencia: 221 caballos a 5.500 rpm
Torque: 350 Nm a 1.500-4.500 rpm
Caja: 6 marchas manual (Prime) o automática (Elite y Supreme)
Impulsión: 4x2 (Prime) y 4x4 (Elite y Supreme)

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.