Una estrella de mar es el nuevo prototipo de superyate privado

Lo están proponiendo en alianza la fábrica británica BMT Nigel Gee y la italiana Lobanov Design. Sería el barco más lujoso en la historia o el hotel marino más exclusivo del mundo.

Redacción Motor

05:24 a.m. 04 de noviembre del 2014

Estrella de mar

Si los barcos de lujo son una plataforma para la ostentación de los multimillonarios del mundo, nada más adecuado que pro-ponerles una nueva definición de estos superyates. La firma italiana Lobanov Design concibió este proyecto bajo el nombre de ‘Star’, propuesto por Igor Lobanov en colaboración con James Roy, de la firma británica BMT Nigel Gee, que desembocó en un diseño único. Tanto es así que, además de ser un yate sin parangones posibles, ha sido señalado por los expertos como el hotel privado más exclusivo del mundo.

Al hacer su diseño no se pensó en un velero típico, sino en proponer un barco de lujo diferente partiendo de una arquitectura naval moderna y minimalista. De ahí salió su forma, que imita la punta superior de una estrella, cuyo interior ofrece más de 3.500 metros cuadrados de espacio para pensar en toda suerte de distribuciones de habitaciones, salones, bares, teatros y cuanto capricho se le ocurra formular a su eventual propietario.

El diseño de esta estrella marina se debate entre lo que es un barco de crucero y lo que es un yate privado enorme, pues podría alojar hasta 36 huéspedes cómodamente en las 18 cabinas, distribuidas en los ocho pisos a los cuales se accede a través de cuatro ascensores. En usos diferentes, puede llevar hasta 200 personas en espacios para eventos y fiestas. Pero su propósito es que sea para uso privado y no comercial, por lo cual la pregunta es si este es será un nuevo estándar de superyate para los multimillonarios del mundo.

El barco mide 132 metros de longitud y más de 60 metros de alto en el centro. Su diseño propone una motorización eléctrica y una dirección que depende de su ángulo acimutal, lo cual permite que el pequeño buque no necesite timón y tenga mejor maniobrabilidad.

Su forma, el casco blanco y las ventanas en forma de copo de nieve, ubicadas irregularmente, también se utilizan para darle mejor iluminación en las noches. Al igual, tiene la capacidad de girar sobre su propio eje lentamente para ubicar y maximizar o minimizar, como el dueño lo prefiera, la exposición al sol.

El último piso tiene la ventaja clave de la forma de estrella, pues sus huéspedes tienen una visibilidad de más de 12,4 millas, 9,4 millas más de lo que se puede ver estando a nivel del mar.

En cuanto a fierros, el barco cuenta con ocho generadores que accionan dos propulsores híbridos que le permiten moverse horizontalmente en cualquier dirección. La chimenea de escape está ubicada en el centro. La velocidad máxima es de 18 nudos con un rango de 5.000 millas náuticas a 14 nudos.

Como diseño y propuesta, suena a cosa de locos. Pero locos con plata hay muchos en el mundo.

Trabajo en equipo

Lobanov Design es una firma italiana reconocida por sus diseños de superyates exclusivos para multimillonarios. BMT Nigel Gee es una firma británica encargada, en este caso, de la arquitectura e ingeniería navales y de la viabilidad técnica del yate.

Idea principal

Como resultado obtuvieron un barco totalmente inusual que sirve para recreo de sus dueños o para convertirse en un exclusivo hotel flotante.

DATOS
200 pasajeros de día, durante fiestas y eventos, es la capacidad máxima que tiene este superyate. En la noche aloja con facilidad a 36 huéspedes.

Aun no hay planes de ventas ni de producción en serie, pero el proyecto se presenta como el diseño que cambiará el futuro de los superyates en el mundo.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.