El fabricante chino BYD trae al mercado nuevos refuerzos

La marca ofrece ahora una segunda generación de su sedán F3, y en la camioneta S6 tiene un motor más pequeño de 2,0 litros, que trabaja con una caja mecánica de cinco velocidades.

Redacción Motor

10:42 p.m. 01 de julio del 2014

Cada día, el mercado se estre­cha por la cantidad de modelos que concurren a un mismo segmento y porque la clientela no crece en la misma proporción, en especial en el rango de los 30 a 35 millones de pe­sos. Sin embargo, toda marca quiere estar ahí, y ahora es BYD la que se involucra con el New F3, un sedán del perfil perfecto para esta gama media.

Tiene características muy interesan­tes que marcarán la diferencia con sus competidores directos en aspec­tos como equipo interior, seguridad, confort y precio. Su nueva cara tiene un porte más sólido, con luces de­lanteras alargadas que ahora ocupan más área del frontal y una parrilla extendida hacia arriba y los lados del capó. Su precio es de 33,9 millones de pesos.

Acompañando la nueva oferta de BYD aparece la camioneta S6 GLX con motor 2,0, que reforzará el in­ventario de camionetas SUV que tie­ne la marca. El modelo comparte el diseño moderno y deportivo de la conocida S6 GLX con motor 2,4 –pre­sente en Colombia desde el año pasa­do–, pero esta vez con un motor más pequeño y caja mecánica de cinco velocidades, para hacerla accesible a una clientela más vasta dispuesta a pagar 48,9 millones.

Una marca ecológica

BYD Auto no solo es un fabricante de automó­viles. En su portafolio cuenta además con varios productos de tecnología amable con el medio ambiente, como baterías para celulares, paneles solares y una amplia gama de vehículos híbridos y eléctricos. Actualmente Bogotá hace parte de un proyecto piloto con más de 30 taxis eléctricos BYD, caracterizados por sus cero emisiones de ga­ses contaminantes y ruido casi inexistente.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.