Varias fábricas de automóviles nacieron gracias a la unión entre familiares o amigos

El trabajo conjunto entre hermanos y parientes, así como entre camaradas empresarios, dio paso para el surgimiento de algunos fabricantes. A continuación repasamos algunos de ellos.

Redacción Motor

05:16 a.m. 12 de septiembre del 2014

Dodge. Ambiciosos y talentosos, y con algunos años de experiencia fabricando bicicletas, los hermanos John y Horace Dodge decidieron en 1901 entrar a la naciente y prometedora industria del automóvil. Su trabajo inició produciendo transmisiones para la entonces Olds Motor Vehicle Company (que luego sería la ya difunta Oldsmobile) y al año siguiente motores para Ford Motor Company. En 1914 su éxito los llevó a fundar Dodge Brothers Inc y comenzar a crear sus propios vehículos, que gozarían de gran éxito, pero en 1920 ambos hermanos fallecieron (en enero John murió de neumonía y en diciembre Horace de cirrosis). A pesar de cambiar de manos y ver tiempos difíciles, Dodge sobrevive al día de hoy como parte del grupo Fiat Chrysler Automobiles.

Mercedes-Benz. La unión y trabajo conjunto entre los alemanes Karl Benz –que en 1886 patentó el que se considera el primer automóvil de la marca y de la historia–, Gottlieb Daimler y Wilhelm Maybach, dieron paso a la creación de Daimler-Motoren-Gesellschaft, patentada el 29 de septiembre de 1899. Por medio del austriaco Emil Jellinek, la nueva compañía alemana inició la comercialización de sus vehículos y a participar en las primeras carreras, donde entraban bajo el nombre Mercedes, en honor a la hija de Jellinek. El gran éxito y dominio de estos “Mercedes” hicieron que el nombre tomara fuerza, para luego ser registrado como marca el 23 de junio de 1902.

Peugeot. Los inicios de Peugeot se pueden trazar hasta hace más de dos siglos cuando en 1810 Jean-Pierre y Jean-Frédéric Peugeot producían tiras de acero para fabricación de vestidos y sierras y ballestas para relojes. Con el paso de los años, las técnicas e industria evolucionaron para que en 1891 la compañía presentara el Type 3, el primer vehículo del mundo fabricado en serie (64 unidades). Mientras Les Fils de Peugeot Frères sigue haciendo bicicletas y herramientas, en 1896 Armand Peugeot crea Automobiles Peugeot y al año siguiente inaugura la primera fábrica. En 1905 Les Fils de Peugeot Frères también invierte en la fabricación de automóviles, pero cinco años después se unen con Armand para formar Automobiles and Cycles Peugeot y dar inicio a una producción conjunta.

Renault. En 1899 Louis Renault, junto con sus hermanos Marcel y Fernand, fundaron Société Renault Frères con el propósito de fabricar automóviles. Louis se encargaría de la parte mecánica y sus hermanos de la parte financiera y administrativa, aunque también se encargaron de pilotar los carros en competencias, que según Louis era la mejor forma de ganar reconocimiento. Y estaba en lo correcto: el buen desempeño de sus autos convenció a varias personas de adquirir sus autos (a pesar del costo), aunque en 1903 Marcel perdió la vida en un accidente durante una carrera entre París y Madrid. Esto sin duda fue un duro golpe, pero Renault siguió cosechando éxitos y sobreviviendo a duras épocas para ser hoy en día el cuarto mayor fabricante gracias a la alianza Renault-Nissan.

Rolls-Royce. Los ingenieros Charles Rolls (propietario de un concesionario y del primer automóvil de Cambridge) y Sir Henry Royce (obsesionado con la perfección y atención al detalle), unieron sus proyectos y ambiciones para lanzar oficialmente en mayo de 1904 Rolls-Royce Limited. En 1907 el Rolls-Royce Silver Ghost completó una competencia de 14.371 millas casi sin detenerse, lo cual le ganó al vehículo el apelativo de “el mejor carro del mundo”; esto seguiría siendo premisa a pesar de la muerte de Rolls en 1910. Al año siguiente, Royce le encargaría a Charles Sykes la creación de una “mascota”: el resultado fue ‘El espíritu del éxtasis’, figura que desde entonces adorna el frente de todos los Rolls-Royce.

Skoda. Al igual que otros fabricantes, el inicio de Skoda fue con bicicletas, en este caso construidas por Václav Laurin y Václav Klement desde 1895. Posteriormente, Laurin & Klement Co. comenzaría a fabricar motocicletas en 1899 y para 1905 ya habían pasado toda su operación a la fabricación de automóviles. En 1925, tras varios años de éxito, se logró una fusión con Pilsen Škoda Co., dejando atrás el nombre Laurin & Klement, y luego de una época de estragos, en 1991 pasó a manos del Grupo Volkswagen.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.