Las más famosas limusinas de los últimos cinco presidentes de los Estados Unidos

Cadillac y Lincoln son las dos marcas preferidas para las limusinas de los mandatarios estadounidenses. Las mejoras van desde blindajes de 20 centímetros hasta la encriptación de sus comunicaciones.

Redacción Motor

07:47 p.m. 08 de noviembre del 2012

Ver galería de fotos de los carros presidenciales

A propósito de las elecciones presidenciales en los Estados Unidos, también se ha dado durante los últimos 100 años un mano a mano entre dos emblemáticos automóviles americanos que han servido igualmente a su país transportando y protegiendo al primer mandatario.

En la actualidad el presidente Barack Obama se moviliza en un Cadillac DTS, llamado por General Motors 'Presidential Limousine' y apodado por el servicio secreto 'The Beast'. Probablemente es el auto más seguro del mundo.

'La Bestia' es literalmente un búnker sobre ruedas. La aguja de su velocímetro solo llega hasta los 100 kph, velocidad máxima y suficiente porque obviamente prima la seguridad sobre la velocidad final. El consumo de combustible es de unos 6,8 galones cada 100 kilómetros y también viaja muy bien cuidado en un depósito blindado. Naturalmente el peso total del auto es sumamente castigado por su excepcional blindaje.

La carrocería está hecha de acero reforzado, aluminio, titanio y material cerámico. Toda esta amalgama de resistentes materiales le garantiza una resistencia a prueba de bombas, inclusive al impacto de un misil. Con 20 centímetros de blindaje llega a un nivel de protección sin precedentes en un vehículo oficial y todo el peso que significa tanta protección, es soportado por un chasís y suspensión basada en la del camión Chevrolet Kodiak.

Rueda sobre llantas Goodyear Regional RHS en rines de 19,5" a prueba de pinchazos con sistema runflat, además reforzadas con kevlar. En su exterior se notan elementos del modelo anterior DTS que usaba George W. Bush y comparte otros detalles con la camioneta Cadillac Escalade, como sus luces delanteras y traseras.

Aunque los datos son confidenciales, se dice que junto con Obama viajan permanentemente varios litros de sangre de su mismo tipo, en caso de emergencia. Además, sus agentes de seguridad mantienen un buen arsenal de defensa, incluyendo armas de varios calibres. El auto también tiene protección contra elementos químicos o radiactivos y hasta las comunicaciones con el exterior están cifradas para proteger a sus ocupantes de oídos indiscretos.

A continuación, los vehículos de los últimos cinco mandatarios:

1. George W. Bush - Cadillac DTS / (2001-2009)

Vehículo especialmente diseñado, equipado y blindado. Con techo alto instalado por GM. Los detalles del vehículo permanecen clasificados, pero se dice que respecto al auto anterior tuvo mejoras en blindaje y seguridad. Nombre código 'Stagecoach'.

2. Bill Clinton - Cadillac Fleetwood / (1993-2001)

Cuando el Presidente William J. Clinton asumió la presidencia en 1993, llevó un Cadillac Fleetwood Brougham personalizado con motor 7.4 litros V8 de una camioneta Chevrolet para trabajo pesado. El vehículo tenía el blindaje estándar y vidrios a prueba de balas, pero no llevaba techo corredizo.

3. George H. W. Bush - Lincoln Town Car / (1989-1993)

El primer Bush en la Casa Blanca usó un Lincoln Town Car modificado de 6,7 metros de largo -basado en la plataforma Phantom. Su motor fue un 7.5 litros V8, movido por una transmisión automática de cuatro velocidades proveniente de la Ford pickup F250. La limusina se conserva en el museo biblioteca George Bush en la ciudad de Texas y el techo del pilar 'D' trae una insignia que dice "Edición Presidente".

4. Ronald Reagan - Cadillac Limusina / (1981-1989)

Curiosamente fue su blindaje el que rebotó el proyectil causante de la herida sobre Reagan en el atentado de 1981. Ese auto, un Lincoln, está exhibido en el museo Henry Ford. Años después, en 1983, Reagan recibió una limusina Cadillac Fleetwood con vidrios a prueba de balas. Este fue el último GM equipado con el Turbo Hydra-Matic 400 de caja automática de 3 velocidades. Reposa en la Biblioteca Presidencial Ronald Reagan en Simi Valley, California.

Con Autobild

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.