El Ferrari que Michael Schumacher utilizó en 2004 está de paseo por Colombia

El Ferrari que Michael Schumacher utilizó en 2004 está de paseo por Colombia

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Shell trajo al país el chasís de uno de los carros más invencibles en la historia de la F1: el Ferrari del 2004 de Michael Schumacher.

Como parte de una estrategia de Shell para mostrar por qué sus lubricantes están tan bien posicionados en materia de tecnología, la compañía trajo el Ferrari más ganador de la Fórmula 1, el que corrió y ganó en la temporada del 2004.

Jonathan Briceño, gerente de mercadeo del norte de Latinoamérica de Shell Lubricantes, comentó en rueda de prensa que el carro no es sólo un símbolo de velocidad y supremacía, sino que es la prueba viviente de que los autos Ferrari de la F1 son, literalmente, el laboratorio de pruebas para sus productos.

"Un lubricante que mantiene la viscosidad a 300 grados centígrados es todo un avance tecnológico", dijo Briceño.

El Ferrari F1 2004 está desde ayer en exhibición en el centro comercial Gran Estación, de Bogotá. Allí estará unos días y seguirá un tour por otros centros comerciales de la ciudad y del país. También lo exhibirán en un camión que deambulará por la ciudad, para que más personas puedan ver este bólido de Maranello.

Este lunes el carro será exhibido en el concesionario Car Hyundai de la Autopista Norte con calle 233, costado occidental, desde el medio día hasta las 6 de la tarde. Allí, los asistentes podrán tomarse fotos junto al bólido, participar en rifas y ejecutar juegos interactivos de Fórmula 1. 

Todo un ganador

El carro tiene una hoja de vida que es la envidia de cualquiera de los bólidos que han pasado por más de 60 años de Fórmula 1.

Fue diseñado por Rory Byrne, Ross Brown y Aldo Costa para el campeonato del 2004, y se destacó por su gran velocidad y excelente confiabilidad, pues no tuvo un solo retiro durante su participación.

Como parte del palmarés del bólido en esa temporada, están 18 carreras competidas y finalizadas, 12 salidas desde el primer lugar ('pole positions'), 16 vueltas rápidas e impresionantes 15 victorias.

En total, esta pieza tecnológica sumó 262 puntos en el campeonato 2004, con ello cerró siete campeonatos de constructores seguidos, desde el 1999, y le dio al alemán Michael Schumacher su séptimo título en la categoría.

Como es natural, el carro en exhibición no tiene motor y hay varias razones para ello. Normalmente, el motor de cualquier carro de la F1 es una pieza de altísima tecnología, que el fabricante siempre quiere proteger de un probable espionaje industrial.

Adicionalmente, trasladar un elemento de semejante peso no se justifica desde el punto de vista económico y práctico y, además, no da valor agregado a la pieza en exhibición.

Incluso, para encender un motor de F1 se necesita un técnico de la Ferrari con los debidos permisos; y encenderlo a la altura de Bogotá podría tener sus bemoles, pues la máquina es de tal precisión que habría que variarle demasiado los reglajes para que prenda.

EXPERIMENTACIÓN POR TODO LO ALTO

Según Shell, las regulaciones para desarrollar lubricantes son menos estrictas que para los combustibles. Esto les permite a los científicos e ingenieros mayor libertad para explorar combinaciones y formulaciones distintas para hacer que un motor de F1 entregue mejor rendimiento. Los datos que se obtienen de las pruebas en pista le permiten saber al equipo cómo están caminando sus bólidos y a los técnicos de Shell cómo están haciendo la tarea.

Luego, en un laboratorio y mediante rayos X, se analiza la herrumbre o las partículas desprendidas por el motor que quedan suspendidas en el lubricante. Los científicos de Shell también pueden identificar patrones inusuales de desgaste después de cada carrera; eso le da a Ferrari una idea clara sobre la condición real del motor y la caja de cambios. Para rematar, Shell asegura que los rayos X para analizar los lubricantes brindan una lectura tan exacta, que es posible detectar las diferencias entre los estilos de manejo de cada piloto.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.