Dos Ferrari 'de segunda' arrancaron el año con precios por encima del millón de dólares

En Arizona, Estados Unidos, fueron subastados un Ferrari F300 que manejara Schumacher en la temporada de Fórmula 1 1998 y un 250GT California Spider, modelo exclusivo de 50 unidades.

Redacción Motor

10:04 p.m. 20 de enero del 2014

Imágenes de los Ferrari que superaron el millón de dólares iniciando 2014.

Iniciando el año, y en dos diferentes eventos que organizaron las casas de subasta RM y Barret Jackson respectivamente, fueron subastados algunos lotes de valiosos automóviles en Arizona, Estados Unidos.

El público asistente a la puja de Barret-Jackson rindió un homenaje al expiloto de Fórmula 1, el alemán Michael Schumacher, quien por estos días se encuentra en un delicado estado de salud.

Allí se vendió el Ferrari F300 que estuviera en manos de Schumacher para la temporada de Fórmula 1 de 1998, por la suma de 1,7 millones de dólares, más un 10% de impuestos. El auto fue uno de los nueve que tuvo el equipo italiano durante esa temporada; acreditando una potencia de 805 caballos a 17.500 giros por minutos, que provienen del motor V10 de tres litros. Un modelo caro de adquirir y más aún de mantener, sobre todo si su nuevo dueño piensa llevarlo a un circuito y descubrir sus cualidades competitivas.

Por su parte la reconocida casa de subastas RM puso en venta un Ferrari 250GT LWB California Spider de 1958, del que solo se hicieron 50 unidades. La oferta ganadora, puso la cifra de 8,8 millones de dólares para este auto, convirtiéndolo en uno de los más caros del mundo, aunque ese honor le pertenece todavía al de Mercedes-Benz W196 que se vendió el año pasado por casi $ 30 millones de dólares.

El California encabezó la lista de otros costosos remates: un Porsche 718 de 1961 (2,75 millones de dólares), un Ferrari 250 GT Lusso (2,44 millones), un Duesenberg Modelo J convertible (2,2 millones) y otros Ferrari de un millón de dólares.

DATOS
El Ferrari más caro vendido en una subasta es el 250 GTO que se vendió el año pasado por 52 millones de dólares y se convirtió en el carro más caro de la historia. Un Testa Rossa 250 se vendió por más de 16 millones de dólares en 2011 y un California 250 llegó casi a los 11 millones en 2008. 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.