Fiat reacciona con el urbano Uno Way

Proveniente de Brasil, este Fiat Uno adorna su carrocería con apliques de plástico negro para apelar a la tendencia de ‘disfrazarse’ de camioneta.

Revista Motor

10:25 a.m. 15 de noviembre del 2017
Fiat Uno Way

Llega en una única versión de 40 millones de pesos.

Los primeros huecos de la vía estando a bordo del Fiat Uno Way revelan claramente su desarrollo regional: la suspensión absorbe todo con suavidad y sin mayores sobresaltos de la cabina. Policías acostados, burdos ‘reparcheos’, desniveles y básicamente todas las trampas bogotanas son el escenario para el cual fue diseñado.

En el puesto de conducción la visibilidad es buena hacia todos los lados, la corta carrocería hace que las labores de estacionamiento sean más que sencillas (ayudadas por unos sensores de proximidad que pecan por un pitido más agudo de lo que nuestros oídos quisieran) y maniobrarlo en cualquier condición no será un reto para nadie. Contando con que ya se haya acostumbrado al pedal de embrague, porque su recorrido es esponjoso y al principio es complicado encontrar el punto de contacto, así que los arranques y cambios de marcha se irán haciendo más suaves a medida que el conductor se vaya familiarizando con la conexión de este mecanismo.

Fiat Uno Way

.

Todo esto ocurre desde un puesto de conducción que se queda corto en su posibilidad de ajustes. La silla es alta y no tiene regulación en esa medida ni para el apoyo lumbar; el cojín es muy corto y el apoyo lateral para espalda y piernas se limita a lo que logre el tapizado en tela. La columna de dirección se ajusta en altura pero no en profundidad y el resultado es una posición elevada, a la cual seguramente los más altos o de piernas más largas no podrán acomodarse del todo.

De cierta forma esto se compensa con una buena ergonomía, como resultado, tal vez, de las pequeñas dimensiones: todo está a la mano, los mandos son fáciles e intuitivos de usar, el timón cuenta con botones para el sistema de audio y computador de a bordo (muy completo, hay que decir) y el equipo incorpora prácticamente todas las funciones que se esperan.

Hay conexión Bluetooth para el teléfono (aunque nunca reconoció el nuestro) para hacer llamadas y reproducir música, tiene un puerto USB y uno auxiliar, una toma de 12 voltios y en la consola del techo hay un portagafas y un práctico espejo convexo para una mejor vista de la banca trasera. Allí el espacio puede que sea solo para dos personas, pero en todo caso extrañamos un quinto cinturón de tres puntos y anclajes Isofix para las sillas de niños.

Fiat Uno Way

.

Hablando de practicidad, los diferentes portaobjetos a lo largo de la cabina son pequeños (salvo por la guantera iluminada), y los 280 litros de capacidad del baúl serán apenas suficientes para las salidas de pareja el fin de semana o su pequeño mercado.

Los 84 caballos de potencia y 90 lb-pie de torque del veterano y conocido motor de 1.368 cm3 y 8 válvulas son suficientes para mover al Uno Way al ritmo de la ciudad, logrando el mayor empuje cuando la aguja del tacómetro supera las 3.500 rpm. Pero si bien el desempeño que ofrece es acorde con el enfoque y pretensiones del carro, la caída de unas 2.000 rpm entre cambios y el estrecho rango óptimo de trabajo son solo unas de las razones de nuestro voto a favor de su jubilación.

Fiat Uno Way

.

Una mirada rápida a la página web de Fiat Brasil revela que la versión del Uno Way que se comercializa en Colombia es de las más básicas, pues carece de sistemas como controles de tracción y estabilidad, de los actuales motores FireFly y de sistemas de entretenimiento más completos. El equipo lo deja en un punto medio entre el Sandero Stepway y el Volkswagen Cross Up, sus competidores más directos, pero con un precio ligeramente inferior.

En todo caso, exhibe claramente lo que usualmente se busca en este tipo de carro: una suspensión que no se intimide con las trampas urbanas, un interior y equipo para sobrevivir cómodamente los trancones diarios, y un look que lo aleje de los subcompactos y lo acerque a los apetecidos crossover. Ya los compradores definirán si la diferencia en precio compensa lo demás.

Daniel Otero

Fiat Uno Way

.

Sencillo, pero funcional
Los plásticos duros siguen siendo protagonistas en un espacio donde algunos acabados dan cuenta de su procedencia y segmento. Las juntas de paneles son más uniformes, al menos a la vista no hay rebabas, y las miradas más minuciosas serán las que revelen un cinturón del pasajero que pareciera haber tenido vida y desgaste antes de ser incorporado en nuestra unidad de prueba, y una bandeja del baúl que ya marcaba su recorrido en los paneles internos del paral trasero.

DATO
Por el momento, el Uno Way es el único modelo particular que ofrece Fiat en Colombia, pues se acompaña de la familia Strada y del Fiorino, enfocados a flotillas. E Argo está programado para los próximos meses.

Noticias recomendadas

Más noticias

Sin S1. Un deportivo a la medida

La compañía búlgara Sin Cars llevará su modelo de acceso al Salón de Ginebra 2018, un súperdeportivo modular y configurable para calle o competencia.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.