La 'flecha de plata' de Juan Manuel Fangio se convirtió en uno de los carros más caro del mundo

En una subasta este deportivo, un Mercedes Benz W196, alcanzó los 29,65 millones de dólares, la suma más alta pagada por un Mercedes Benz y también el mayor valor cancelado por un Fórmula 1.

Redacción Motor

04:50 p.m. 15 de julio del 2013

El Festival de Velocidad de Goodwood, además de convertirse en una de las citas para los aficionados al mundo del motor y de la competición, en el que se puede ver rodando en pista algunas de las joyas más importantes de la historia del automovilismo, también es un lugar preferido para subastar algunas de esas hermosas máquinas que han marcado momentos importantes en la industria automotriz mundial.

Es el caso del Mercedes-Benz W196, que perteneció a Juan Manuel Fangio, y que fue vendido por la casa de subasta Bonhams en casi 30 millones de dólares el pasado fin de semana en el Reino Unido, durante la celebración de la edición 2013 de este evento de talla internacional. La puja superó ampliamente los 10 millones de dólares esperados en primera instancia, logrando así la mayor cifra alcanzada por un vehículo en subasta pública, la mayor cantidad pagada por un Fómula 1 y lo posicionó como el Mercedes-Benz más caro de la historia.

La importancia de este vehículo radica, entre otros aspectos, por el título adquirido en el Campeonato de la Fórmula Uno en 1954, a mando del piloto argentino Juan Manuel Fangio, considerado uno de los mejores pilotos del automovilismo mundial de todos los tiempos, en particular por ser quíntuple campeón de la Fórmula 1 (1951, 1954, 1955, 1956 y 1957, y subcampeón en 1950 y 1953).

El piloto argetino pidió este bólido especial sin las ruedas carrozadas que llevaban el resto de 'flechas de plata' y sobre todo su chasis 00006/54 indica que es el único W196 que sigue vivo hoy en día.

Otras razones de gloria para este bólido
El Mercedes Benz W196 es importante por varios motivos. Marcó el ingreso de Mercedes Benz a la Fórmula 1, compitiendo por primera vez después de la Segunda Guerra Mundial e incluía innovaciones clave para la industria motor en los años posteriores como inyección directa de combustible, la configuración de ocho cilindros en línea para el motor y el chasis tubular.

El W196 además fue uno de los únicos autos de carrera construidos en dos configuraciones completamente distintas: una con ruedas descubiertas, como la que se remató en Goodwood y una completamente fuselada, mucho más parecido a un auto de Le Mans que a un Fórmula 1, pero que de todas maneras estaba homologado para correr en F1. Mercedes elegía que auto usar dependiendo de la pista.

El W196 dominó los dos años en los cuales estuvo en competencia, logrando dos títulos mundiales con Fangio en 1954 y 1955, ganando 9 de 12 carreras en las que fue inscrito. Fue muy influyente en su época y seguro versiones posteriores del W196 hubieran sido exitosas. Mercedes se retiró del automovilismo en 1955 tras un terrible accidente en Le Mans.

DATO:
El W196 se convierte así en el Fórmula 1 que se ha vendido más caro en la historia y también en el Mercedes Benz más caro jamás construido. El auto más caro vendido en la historia es el Ferrari GTO construido exclusivamente para la leyenda británica Stirling Moss, que se vendió por 35 millones de dólares el año pasado.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.