Fluence: ¡Renault en cuerpo y alma!

Con un diseño elegante y limpio, motores de 1.6 litros y 2.0 litros, dimensiones generosas, un comportamiento excepcional en curvas, caja CVT opcional y un equipo más que completo.

Redacción Motor

05:05 a.m. 23 de mayo del 2011

Es el nuevo sedán para el segmento medio alto del mercado de Renault. Con un diseño elegante y limpio, motores de 1.6 litros y 2.0 litros, dimensiones generosas, un comportamiento excepcional en curvas, caja CVT opcional y un equipo más que completo llega a competir desde los 45 millones de pesos.

Definitivamente es un Renault de principio a fin. Este sedán del segmento medio alto es la demostración palpable de la utilidad que representan las alianzas entre las marcas a nivel mundial. Renault pensó, concibió y trazó estética y mecánicamente este vehículo y como fruto de su alianza con Nissan, fabricó de manera conjunta los motores y las cajas con lo mejor de la tecnología de ambas firmas para entregar un producto integral.

De esta forma, surgió un carro con los arrestos, la presencia, la seguridad y el confort para competir en una zona en la que se subirá la temperatura pues allí se disputará los gustos de los compradores que tenían en su mira al Cerato de Kia, el Mazda 3 y el Cruze de Chevrolet, entre los principales.

Fotos del Renault Fluence


Con la capitalización de la experiencia que la Renault tuvo con el Megane II, al que sustituye, este carro nació como un sedán, por lo que esa será la única plataforma que se venda, y se le hizo un diseño sobrio y elegante y unas proporciones generosas que le dan una buena presencia y solidez.

De hecho, sus líneas y aplicaciones son actuales, como se nota en el tamaño del rombo que campea en el frontal sobre la diminuta
ranura que constituye la parrilla, la enorme sonrisa que forma la toma de aire, las alargadas farolas delanteras, el corte del capó casi a la mitad de la primera sección y los limpiaparabrisas escondidos.

Sin embargo, los hombros en los costados que le confieren musculatura no le favorecen adelante ni atrás, en donde el conjunto se cierra, junto con la caída del techo, con distinción y deportividad al mismo tiempo.

Una vez dentro del carro, que en cuanto a sus medidas -4.62 metros de largo, 1.8 de ancho y 1.5 de alto-, se intuye un espacio sobresaliente, con acabados de alta calidad y llaman la atención los relojes deportivos del tablero, la comodidad de las sillas envolventes, la adecuada posición de manejo y el volante que comunica su dinámica.

El carro se enciende con un botón, por lo cual la tradicional llave se reemplazó por una tarjeta de reconocimiento. En la versión Privilege con el motor de 2.0 y transmisión mecánica de 6 velocidades, los 143 caballos se quieren desbocar apenas se roza el acelerador que es de mando electrónico.

La razón es que el propulsor recibió una modificación en el mecanismo de los dos ejes de levas y junto con el ajuste continuo y variable de las válvulas hace que se llenen mejor los cilindros a un bajo régimen de revoluciones.

Además, tiene una buena relación peso potencia de 8.9 kilos que tiene que mover cada caballo pues el carro pesa 1.275 kilogramos. En la caja automática esta relación es de 9 kilos por cada unidad de potencia.

Volviendo a la ruta, muy rápido se suma en el velocímetro pues los cambios son cortos y eficientes y el carro camina con seguridad y casi en silencio gracias a la cuidadosa insonorización. De hecho, hay que estar mirando los instrumentos para no exceder los límites permitidos porque aunque el motor ronronea si se circula con los vidrios arriba no hay otra forma de saber qué tan rápido se viaja.

A esto se le suma el especial funcionamiento de la suspensión, cuya parte trasera tiene un eje flexible en forma de H que coloca las ruedas a 2.7 metros entre sí y a la puesta a punto bien sincronizada tanto de los amortiguadores como de las barras estabilizadoras, que hacen que el carro se comporte con docilidad y precisión, que se tenga en las curvas sin ningún esfuerzo y que su chasís responda a cada movimiento del volante de forma exacta, sin extraños.

En este punto, hay que aclarar que también probamos el modelo con caja CVT que comparativamente no es muy diferente del mecánico en cuanto a tiempo de respuesta ya que a medida que se presiona el pedal derecho va aumentando la relación con rapidez al punto de que el auto que tiene este mecanismo da la impresión de ser más veloz que la edición mecánica aunque esta tiene mayor velocidad de fondo. Como anotación, es mejor llevar la caja automática en modo mecánico, ayudándola a relacionarse por
debajo o por arriba porque si se deja en la posición Drive se tarda en entregar el punto adecuado.

Notable la suavidad de respuesta de este sistema relaciones variables infinitas mediante el cambio de diámetro de poleas que reemplazan los convencionales piñones de las cajas. Es el primer carro de Renault que ofrece este sistema en Colombia.

Esa sensación de seguridad a pesar de ir a buen paso que ofrece se consolida en el momento de una frenada repentina porque viene con discos en las cuatro ruedas, sistema ABS y dos auxiliares más de frenado, el de mayor presión en emergencia y el repartidor electrónico. Su frenada no tiene reparos.

La visibilidad es buena en todo momento, los parales no generan puntos ciegos, los espejos laterales ofrecen una buena perspectiva y cuenta con sensores de lluvia y luminosidad que ayudan en estas tareas operativas.

Para destacar que la marcha en general del carro sobre las diferentes superficies es ágil, suave y muy cómoda, e incluso, en terreno destapado las vibraciones y el ruido que se transmiten hacia la cabina son menores. En definitiva un sedán muy bien puesto de excelente comportamiento dinámico.

Giovanni Avendaño

Con todos los fierros
El listado del equipo incluye 6 airbags, el mayor número en su tipo para la versión tope ya que en el 1.6 son dos, radio con conexión USB, Bluetooth con reconocimiento de mandos de voz, rines de lujo de 16 pulgadas, techo corredizo, vidrios, espejos y seguros eléctricos, retrovisores laterales abatibles, sensores de parqueo, botón de encendido, dirección electroasistida que se endurece si aumenta la velocidad, sensores de lluvia y luminosidad, sistema ABS en los frenos y cojinería en cuero para las ediciones de lujo.

Impecable Interior
Los acabados del tablero, el millaré, los asientos, las alfombras y el techo están a la altura de su segmento.Tiene luces de cortesía en todo el habitáculo, una guantera con refrigeración, relojes deportivos y pantalla digital con información del recorrido y consumos, piezas de metal en el volante, la palanca de cambios y manillas de las puertas, climatizador bizona, apoyabrazos central atrás. Se extrañan los comandos satelitales del radio en el volante.

Espacio de sobra
En el carro se pueden acomodar cinco personas adultas sin mengua en la comodidad, de hecho los pasajeros en la parte trasera disponen de un espacio para piernas de 238 milímetros, uno de los mejores en su categoría. El baúl del Fluence es el más grande del segmento, con 530 litros de volumen de carga y tiene una puerta de gran apertura horizontal que facilita el proceso de carga.

4 versiones, de $45 a 56.5 millones
El Fluence que se importará al país desde Argentina y se venderá en cinco versiones dependiendo su nivel de equipamiento desde los 45 millones para el motor de 1.6 litros y 110 caballos de potencia, que no tuvimos la oportunidad de manejar, pasando por otras cuatro versiones de 2 litros de las cuales dos vienen con caja mecánica en 51.5 y 53 millones, con y sin cuero y las otras dos con caja automática CVT que se escalan en 55 y 56.5 millones de pesos, respectivamente.

Frases

"Acostúmbrate a más", es el eslogan de su campaña publicitaria y hace referencia a que al modelo de entrada no le quitaron equipo para ubicarlo en precio.

El carro se fabrica en la planta que tiene Renault en Córdoba, Argentina.

El confort climático es de nivel elevado. Además de ser bizona el climatizador enfría en segundos toda la cabina.

5 millones de kilómetros de pruebas se le hicieron al sistema de suspensión para ponerlo a punto y entregar un carro que se tiene bien en las curvas.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.