Ford anunció la llegada del Focus con carrocería más deportiva y el mismo motor 2.0 litros

Tecnología de última generación y un diseño ajustado a la nueva línea Kinetic Design 2.0, incorporada a todo el portafolio de la marca, son las virtudes más destacables de este exitoso sedán mediano.

Redacción Motor

04:08 p.m. 10 de marzo del 2015

Detalles de la cabina del nuevo Focus

La palabra que más se ajusta a la nueva pinta del Ford Focus es ‘deportividad’. No solo por las unidades de luces delanteras, más estilizadas y envolventes, sino además por la parrilla trapezoidal que la marca les está incorporando a todos sus modelos, desde los pequeños Fiesta y Ecosport hasta el imponente Fusion.

Así es la carrocería que empezará a rodar en el país a partir de este mes para seguir con el legado exitoso de su antecesor, un modelo bien recibido por los usuarios de carrocerías medianas como esta, en virtud de su diseño y de su equipamiento, el más completo del segmento.

Las vitrinas Ford lo ofrecerán en las versiones SE Powershift y Titanium, con algunas diferencias en accesorios, como el ‘quemacocos’ y la conectividad, además de detalles exteriores e interiores, como el diseño de los rines o el estilo de algunas de sus molduras.

Ambos, sin embargo, se mueven con motor 2,0 litros de 160 caballos de potencia, el primero unido a una caja automática Powershift de seis velocidades, y el segundo con la misma trasmisión, pero con opción Selectshift, de igual número de marchas, que permite maniobrarla desde la barra de cambios.

Incluyen también el reconocido control vectorial de torque, que equilibra el par de torsión entre las ruedas motrices delanteras, distribuye la tracción cuando se hace necesario (especialmente en curvas) y mejora el agarre al piso.

El modelo mejor equipado es el Titanium. Como novedad en el segmento, incorpora un sistema de rejillas activas en la parrilla delantera, que se cierran automáticamente cuando el motor no requiere refrigeración. Esto le permite mejorar el coeficiente aerodinámico y, de paso, disminuir el consumo de combustible.

También incluye sistema de conectividad My Ford Touch, maniobrado desde una pantalla táctil LCD de ocho pulgadas y botón central de cinco vías, además del sistema de navegación GPS, que se activa por voz, y el radio Sony, conectado a 10 parlantes y subwoofer. Los asientos en cuero (de accionamiento eléctrico el del conductor), el acceso y el encendido sin intervención de la llave y el techo de cristal corredizo también son exclusivos de la versión Titanium.

Además del equipamiento de confort, Ford continúa liderando en seguridad. Ambas versiones llegarán con sistema de arranque en pendientes, distribución de frenado, dirección electroasistida, cámara de reversa y suspensión trasera independiente con un brazo de control adicional que mejora el comportamiento en curvas y reduce las vibraciones.

Espacio suficiente

Una de las grandes virtudes del Ford Focus es su cabina, amplia y cómoda. Este modelo tiene sillas de nuevo diseño, consola central con pantalla multifunción de 4,2 pulgadas (SE Powershift), controles para el radio y el sistema manos libres en el timón e iluminación ambiental (Titanium).

DATOS
El Ford Focus ha ostentado el título de ‘vehículo más vendido del mundo’ durante los últimos tres años. Hoy hace presencia en 120 países con carrocerías sedán y hatchback, y la nueva versión deportiva ST de 252 caballos de potencia.

56 millones de pesos es el precio de entrada para el Focus, correspondiente al modelo SE Powershift. Ford entrega sus automóviles con tres años de garantía, sin límite de kilometraje.

Siete airbags equipan las versiones se Powershift y Titanium: dos delanteros, dos laterales, dos de cortina y uno de rodillas para el piloto.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.