Ford vuelve hacer alarde de su diseño y tecnología en la S-Max Concept

Esta generación incorpora el lenguaje de diseño Kinetic Desing 2.0 con su parrilla trapezoidal y sistemas tecnológicos tan avanzados que miden a cada instante hasta los ritmos cardiacos del conductor.

Redacción Motor

03:38 p.m. 28 de agosto del 2013

Ver más imágenes de la nueva generación de la SUV de Ford

El fabricante de automóviles Ford presentó a manera de concepto la versión más futurista de la SUV S-Max, que dispone de un diseño más estilizado, así como de tecnología de última generación y de unos acabados de mejor calidad.

Ford explicó que este vehículo incorpora la línea de diseño global de la compañía, en el que destaca una parrilla delantera elevada y trapezoidal, además de los faros estilizados y la estética del paragolpes delantero. El S-Max Concept también tiene luces Led orgánicas que mejoran la flexibilidad en materia de posicionamiento y diseño.

El característico perfil del S-Max fue afilado con el capó extendiéndose hasta el parabrisas, que a su vez fluye hacia el arco del techo para crear un diseño de cristal en el mismo y mejorar considerablemente su aerodinámica. Esta silueta rodea a un espacioso y versátil interior que ofrece configuraciones de cuatro a siete asientos.

En el habitáculo, el diseño y todos los elementos se han centrado en el conductor y se ha buscado mejorar el confort y la sensación de amplitud de los ocupantes. Además, se usaron materiales de alta calidad como el tapizado de cuero ultra suave para el tablero central y detalles de cuero y fibra de carbono en los asientos. Además de una variedad de soluciones inteligentes para mejorar su versatilidad como es una Tecnología de Asientos Inteligentes que se emplea en la tercera fila, permitiendo que estos se suban y bajen con un solo movimiento y mínimo esfuerzo. La segunda fila de asientos permite entrar y salir del vehículo fácilmente y cuenta con un asiento central que se pliega en el suelo del vehículo, haciendo posible un máximo nivel de versatilidad.

La Pantalla táctil de Visión Dual de la consola central lanza distintas imágenes al conductor y al acompañante, asegurando así que el conductor recibe sólo información importante, sin distracciones, mientras que el copiloto puede ver, por ejemplo, una película al mismo tiempo.

El nuevo S-Max incorpora las últimas innovaciones tecnológicas de la firma del óvalo, entre las que destaca el Ford SYNC con MyFord Touch, que ofrece acceso a Internet 'wireless' a los pasajeros, además de contar con un conector para tablets.

Igualmente, la aplicación SYNC AppLink posibilita que el conductor controle las aplicaciones de su 'smartphone' mediante comandos de voz. El sistema SYNC se puede usar con dispositivos adicionales pensados para mejorar la salud, como un asiento de monitorización del ritmo cardíaco, el control de los niveles de glucosa.

SYNC también permite dispositivos adicionales pensados para la mejora de la salud y bienestar del conductor como el Asiento de Monitorización de Ritmo Cardíaco, que registra las pulsaciones del conductor, almacenando datos de actividad cardíaca a largo plazo. Algo que de otra manera solo podría ser realizado en centros médicos y ofrece el potencial de conectar con Ford Sync para avisar a servicios médicos, en caso de actividad inusual e incluso activar sistemas de seguridad en caso de emergencia. El Control de Niveles de Glucosa, por otro lado, conectado también con Sync, podría alertar a los padres si un niño que esté durmiendo en el asiento trasero sufre un ataque de diabetes.

Unos sofisticados sistemas de comunicaciones y sensores facilitan al S-Max Concept información detallada sobre el entorno de conducción para potenciar la seguridad. Esta tecnología permite al vehículo “hablar” con vehículos con equipamiento similar, enviando avisos en caso de circulación en el sentido incorrecto de la carretera, o si un vehículo se ha parado en una situación potencialmente peligrosa, como pueda ser en un ángulo muerto.

Entre las posibilidades que ofrece este dispositivo también destacan la opción de conectar con vehículos con equipamiento similar, así como el sistema de protección inteligente con asistente precolisión y una versión avanzada del asistente activo de aparcamiento.

En cuanto a la mecánica del S-Max Concept se esconde debajo del capó el también premiado EcoBoost de 1,5 litros a gasolina con turbo, distribución variable doble independiente y otras tecnologías avanzadas que mejoran la potencia y la eficiencia de combustible.

Con información de agencias

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.