Así funciona actualmente la compra a crédito de vehículos nuevos o usados en Colombia

Gracias a la baja en las tasas de interés, a la buena oferta de crédito y a los precios de los carros, es buen momento endeudarse y comprar. Una persona con un salario promedio lo puede hacer.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Nunca antes el mercado de los carros estuvo tan al alcance de las personas como ahora. Los precios competitivos, gracias a la baja del IVA, del 35 a 25 por ciento para carros de más de 1.400 c.c. y menos de 30 mil dólares, además de la amplia oferta de autos y a las facilidad de pago que ofrecen las entidades financieras, se acabaron las excusas para no estrenar.

Pero al momento de comprar un carro surgen muchas preguntas: si se tienen 10 millones de pesos ahorrados y un salario entre 3 y 6 millones mensuales, ¿para qué me alcanza? ¿Cuánto me pueden prestan? ¿Qué carro puedo comprar? ¿Qué papeles necesito? ¿Cuáles son todos los requisitos para que me aprueben una financiación? ¿Es lo mismo comprar nuevo que usado?

No es fácil responder estas preguntas, aunque cada vez son menos los requisitos para la aprobación de un crédito. Según Alejandro Ortiz, de Madiautos, ¿Es igual de sencillo comprar un carro a crédito que uno de contado¿.

En la práctica no es tan cierto, porque sólo para responder a las dos primeras preguntas es necesario que la entidad financiera realice un estudio minucioso, no sólo del historial crediticio del potencial comprador, sino también del estado civil y la situación económica del cliente.

Es diferente prestarle a un soltero que vive en la casa de los papás que a un padre de familia, a un joven recién graduado o un pensionado. También, es necesario saber si vive en un lugar arrendado o propio, y cuál es el estrato.

Por eso, antes de comprar un carro financiado es necesario tener en cuenta varios aspectos, como que además de la plata para pagar la cuota inicial, son muchos los requisitos y papeles que hay que llevar para legalizar el trámite de la financiación.

El proceso de compra

El proceso común de compra de carro nuevo o usado en un concesionario comienza con la atención de un asesor que, de acuerdo a las preferencias y necesidades del comprador, lo orienta hacia los modelos de carros que se le ajustan.

Luego de escoger y mirar detenidamente el carro se habla con la entidad financiera que se acomode al perfil del consumidor. Esta persona lo atiende, le revisa los papeles y la historia crediticia.
Todo el papeleo y la confrontación de datos toma su tiempo. Hay que alistar todos los papeles pertinentes para no llevarse sorpresas.

Con frecuencia se presenta una inquietud entre si es mejor un banco o una entidad financiera. Ante esto, hay diferentes opiniones; el gerente comercial de Madiautos, Alejandro Ortiz, dice que es mejor una entidad financiera especializada en vehículos, pero Camilo Gutiérrez, de Continautos, anota que cualquiera sirve, siempre y cuando conozcan el producto.

Las entidades tienen diferentes políticas, y estas son las que se tienen en cuenta al momento de aprobar o no un crédito. Por ejemplo, hay entidades que sólo aprueban los créditos a personas que viven dentro de Bogotá.

En tales casos existen otras entidades que aprueban créditos a las personas que viven fuera de Bogotá. Esta es la razón por la que ahora es común encontrar casi todas las entidades financieras dentro del mismo concesionario.

Existen restricciones generales para la aprobación de cualquier crédito; por ejemplo, los reportes por malos manejos de algún otro crédito y el no poder demostrar el ingreso suficiente para pagar las cuotas

No obstante, la mayoría de entidades estudia detenidamente cada caso y, según algunos gerentes comerciales de concesionarios, ahora es casi imposible no conseguir la financiación de un carro.

El proceso de financiación de un carro nuevo o usado es prácticamente igual. Aunque para los carros usados hay restricción en el modelo del carro. Es decir que sólo financian carros de máximo 10 años; entre más viejo es el carro, menor es el monto del préstamo, que por lo general no supera el 70 por ciento. En cambio hay entidades que financian hasta el 100 por ciento de un carro nuevo. 

Opciones para el comprador

Una vez preaprobado el crédito, se producen más preguntas: ¿Habrá algún plan en el que el comprador pague menos? ¿Cuánto cuesta cada millón prestado?

Los diferentes concesionarios, como todas las empresas, tienen sus formas de atraer clientes. Es por esto que en algunos existen planes de financiación en los que no se pagan algunos meses de intereses o que no se requiere el pago de la cuota inicial, o planes en que participan en la entrega de carros por sorteos o turnos. Estas son algunas opciones que encuentra el comprador, pero son limitadas y duran poco tiempo.

Otra opción es entrar a planes como el Chevy Plan, de Chevrolet. Es un plan de ahorro y participación, en el que se conforman grupos de hasta 180 personas que por 72 meses pagan unas cuotas más bajas y participan en la entrega de carros por sorteo o por oferta. 

LEASING PARA PERSONAS NATURALES
Entre las opciones que tiene el comprador también esta la del modelo de leasing, una figura de arrendamiento poco conocida para las personas naturales. ¿En Colombia existe una cultura de querer ser dueño y por eso la preferencia es por el financiamiento¿, asegura Ricardo Mejía, de Autonal.

Las empresas utilizan mucho esta figura ya que encuentran en este arrendamiento un beneficio tributario. No obstante, la figura de leasing para personas naturales no es muy frecuente entre la oferta de opciones.


EL SEGURO

¿Cuánto cuesta el seguro? ¿Puede un cliente llevar su propia póliza? ¿Cuál es el seguro mínimo que se debe pagar? Todos los concesionarios están de acuerdo en que para la adquisición de un carro financiado es obligatorio tener un seguro de vida y del vehículo, pero no es necesario que sea el que ellos tienen. Por el contrario, ofrecen todas las alternativas posibles con distintas aseguradoras.

Las aseguradoras difieren en cuanto a los requisitos mínimos que exigen al comprador. Por ejemplo, en Autonal el amparo mínimo es el que cubre robo, daños a terceros y la responsabilidad civil; pero en ContinAutos Camilo Gutiérrez dice que ¿deben ser seguros completos, contra todo riesgo, y hay que tener en cuenta que los amparos de la responsabilidad civil subieron¿.


PRENDA DEL VEHÍCULO
¿Qué pasa cuando el usuario quiere vender el carro y no ha terminado de pagar la deuda? ¿Se puede transferir la deuda? ¿Se puede entregar otro carro como parte de pago?

Una vez aprobado el crédito, se establece la prenda del vehículo, que en otras palabras es la deuda con la entidad financiera. Hay entidades que no aceptan la venta o el traspaso de la deuda a otra persona hasta que no esté levantada la prenda.

En este caso, es necesario pagar la deuda para luego hacer el traspaso, es decir que hay que tener el dinero primero para pagar a la entidad y luego sí entregar el carro.

Pero hay otras entidades que no tienen problema y, siempre y cuando sean notificadas con anterioridad, permiten el traspaso de la prenda. Así, el nuevo comprador se queda con el carro y acaba de pagar la deuda.

También es posible saldar la deuda con otro carro. Luego de hacerle el peritaje al carro, se establece el precio y el mismo concesionario se encarga de pagar la deuda a la entidad. Si sobra dinero, se le entrega al comprador.


Mi Carro, nuevo modelo en negocios de autos

En el mercado existe un nuevo concepto que le permite realizar la compra de cualquier marca en un solo sitio y con todas las facilidades.

Como en cualquier supermercado, un comprador de carro ingresa a al establecimiento, escoge la marca, las características del auto, tramita las placas y los papeles, saca el pase, hace que le aprueben el crédito y sale campante manejando su nueva adquisición: es Mi Carro, un concepto revolucionario que pronto se aplicará a computadores y otros productos.

Mi Carro es literalmente un supermercado de automóviles que hasta el momento reúne 11 marcas. Cuenta dentro de sus instalaciones con un punto de atención a usuarios de Sett (la entidad comisionada por las autoridades para llevar a cabo trámites legales relacionados con vehículos), un almacén de accesorios en el que incluso se consiguen aparatos como los iPods, un cajero electrónico que permite transacciones de hasta 15 millones de pesos, una fábrica de matrículas para tener las placas en dos horas y un asesor de seguros que ofrece cualquier tipo de póliza.

Esto ayuda a reducir a algunas horas el trámite para la entrega de un carro nuevo financiado, mientras que en los concesionarios se demora por lo menos tres o cuatro días, y eso si se presentan todos los papeles.

Al entrar al almacén, como en los concesionarios tradicionales, la persona es atendida por un asesor que le muestra la vitrina multimarca. Luego va a donde una orientadora, que le ayuda a definir el carro que se ajuste a su capacidad de pago y necesidades.

Minutos después es atendida por un Jefe de crédito, quien realiza un estudio. Lo interesante es que se puede tener una preaprobación en 10 minutos; de no conseguirla, se estudia el caso y se analizan otras posibilidades.

Mi Carro es una entidad que no sólo aprueba créditos hasta del 100 por ciento del valor del carro, sino que también presta el servicio de pignoración (préstamo de plata).

Su idea es cambiar el concepto de cuotas fijas y brindarles a las personas facilidad a la hora de comprar un carro. Por ahora sólo es para carros nuevos, pero más adelante habrá un proyecto similar para usados.

Hasta el momento, sólo existe un supermercado así en Colombia.
Este año tendrán tres más en Bogotá y seguirán creciendo en todo el país. Además, entre sus proyectos está Mi Moto y Mi Computador. Este último se especializará en leasing de computador para personas naturales.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.