Ginebra acogió bajo sus reflectores al recién nacido Ermini Seiottosei 686

Este prototipo de rasgos clásicos, muchas curvas en su diseño y la última tecnología en motores, revive el espíritu de las 'barchettas' italianas.

Redacción Motor

09:45 p.m. 06 de marzo del 2014

Con algunos cambios respecto al diseño que había dado a conocer la marca y que mostramos acá en febrero, se conoció en el Salón del Automóvil de Ginebra este nuevo deportivo. Con un interior minimalista y no más que los necesarios elementos de confort y dos puestos tipo baquet, presenta todos unos elementos deportivos que lo hacen un verdadero corredor.

La palanca de cambios, el timón y el tablero digital, fueron hechos con acabados de competición, incluso el cuadro de instrumentos del Seiottosei es el mismo que este año estrenan los volantes de Formula 1, con pantalla LCD de 4.3 pulgadas, y no comparten espacio con nada que tenga que ver con entretenimiento, solamente lo básico tuvo cabida en su cabina.

La motorización sí coincidió con la anunciada por Ermini hace días, se trata de un bloque Renault de cuatro cilindros y dos litros de cilindrada, ubicado transversalmente, que gracias a su turbo entrega 320 caballos de potencia.

El peso también corresponde a los 686 kilos que en principio se dijo y su chasis tubular triangulado descansa sobre suspensiones adoptadas de un monoplaza de la Fórmula Renault, por consiguiente su tren delantero viene provisto de muelles y amortiguadores ‘in-board‘ accionados por bieletas.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.