Desde Ginebra Spyker regresa a la 'caza' de un nuevo mercado con el B6 Venator

Luego de una dura temporada la holandesa Spyker vuelve a escena con un modelo totalmente nuevo. El B6 Venator costará entre 250 y 300 millones cuando se venda el próximo año. Elegancia pura.

Redacción Motor

11:06 p.m. 06 de marzo del 2013

 Imágenes del Spyker Venator B6

Venator significa cazador en latín y este nombre designa el nuevo deportivo de la marca holandesa se asocia con las raíces de Spyker como fabricante de aviones, comoo por ejemplo el Hunter (cazador) uno de los aviones de combate que produjo en el siglo XX. El diseño del auto, siguiendo la tradición, lleva una serie de detalles inspirados en temas aeronáuticos.

Más pequeño que los Spyker anteriores, y también con precio menor, el B6 Venator usa un motor V6 montado transversalmente que produce 375 caballos de potencia. Esa potencia va a las ruedas traseras a través de una caja de cambios automática de seis velocidades; y tal vez esos 375 caballos no sean mucho para un deportivo de su estirpe (aunque Spyker nunca ha tratado de poner los autos más rápidos o poderosos), pero su atractivo está lucir un diseño elegante y con estilo.

Debajo de la carrocería de fibra de carbono lleva un chasís totalmente en aluminio, que lo mantiene muy ligero, pesando apenas 1.400 kilos. Su interior está inspirado en una cabina de avión y presenta una serie de elementos a medida que se pueden adaptar a gusto del comprador. Además los clientes pueden elegir entre cueros cosidos con diamantes o Alcantara para la tapicería y es notable la escases de accesorios plásticos en la cabina.

Lleva un interruptor de encendido rojo brillante en medio de la consola central, siendo el mismo utilizado por las aeronaves modernas; enseguida aparece el botón de arranque, que se acciona conjuntamente antes de arrancar el motor. Al igual que sus predecesores, el B6 Venator ostenta un lindo conjunto de piezas cromadas, teniendo la opción de usar aluminio para el interior de los paneles.

Como signos de distinción en el B6 Venator, las luces traseras LED son similares a los quemadores de un motor a reacción de un avión de combate moderno, lleva unos elegantes rines de 19" (que parecen turbina de avión) que brillan como espejo.

El interior lleva acabados hechos a mano y con los mejores materiales; el cuero proviene de los mejores criaderos holandeses, y el tablero tiene también una iluminación estilo avión.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.