El Golf GTI vuelve por sus fueros

El Golf GTI vuelve por sus fueros

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

El Volkswagen Golf GTI es un monstruo del camino de cuyo motor 2 litros turbo emanan 200 caballos. Cruza, frena y es para gozarlo.

La sigla GTI debe ser respetada y reservada únicamente a los carros que de verdad lo merecen. Ese parece ser el mensaje que envía Volkswagen con su modelo Golf GTI 2008, que es la quinta generación de VW que utiliza la célebre sigla, desde que se usara por primera vez en 1976 por esta marca.

A primera vista, muchos podrían pensar que a un carro de semejantes quilates debajo del capó le faltan más distintivos, mientras que otros, los verdaderos amantes de los carros que responden en cuestión de segundos y en pocos metros, podrían quererlo así: sobrio, de bajo perfil.

Durante las pruebas que EL TIEMPO realizó con este bólido un fin de semana no faltaron dos o tres afiebrados en los semáforos en rojo que se atrevieron a acelerar varias veces, en franca proposición de un pique, tras lo cual, cuando el GTI iba hasta ahora en segunda, la distancia con los rivales de turno era de unos 200 metros, pues quedaban parados como postes.

No hay distancia suficiente en una vía bogotana como para ver cuánto les sacaría el GTI a los demás carros de llegar a la sexta velocidad. 

El rey del camino

Y en la carretera, ni hablar. Es un carro que con una pequeña aceleración sobrepasa, sin esfuerzo, a una fila de tractomulas en cuestión de segundos y poquísimos metros, característica importantísima cuando se transita por la mayoría de nuestras congestionadas y estrechas carreteras.

Pero cuando más se le notan sus caballos y las ayudas electrónicas de estabilidad y control de tracción es en el camino destapado, ya que su comportamiento va muy acorde con el de un carro para rallyes.

Gracias a sus llantas 225/45 con rin de 17 pulgadas el bólido se agarra sobrado en las curvas pedregosas y sale del giro escarbando, como buscando más. Y da mucho más.

Por tal razón, nos atreveríamos a decir que si bien es un carro de comportamiento muy neutral, que no saca la cola ni se va de frente, y que las ayudas electrónicas lo hacen muy seguro, no es una máquina para novatos, pues manejar ese caballaje en un carro tan liviano puede ser 'venenoso' para un piloto inexperto (tiene una relación peso potencia de 5,77 caballos por kilo).

El habitáculo del GTI es muy amplio, con silletería en cuero muy cómoda y deportiva. Las sillas delanteras suministran un gran nivel de sujeción, en parte debido al apoyo lumbar y de los costados, ideal para cuando se le exige velocidad en las curvas.

La seguridad pasiva en la cabina es resaltada por la presencia de seis airbags y carrocería con puntos de soldadura láser.

En conjunto, es un juguete muy bien puesto que un conocedor, amante de la potencia y con una chequera generosa no dudaría en comprar. 

FICHA TÉCNICA

  • Motor: 2 litros, cuatro cilindros y 16 válvulas, turboalimentado.
  • Caballos de potencia: 200.
  • Alimentación: inyección directa.
  • Dirección: hidráulica.
  • Caja de cambios: mecánica de seis velocidades o automática con opción para manejo secuencial y mandos en el timón.
  • Frenos: de disco en las cuatro ruedas, con ABS.
  • Accesorios: seis airbags, radio MP3 con mandos manuales, luces medias de xenón, faros antiniebla y techo corredizo.
  • Precio: 97 millones el de caja mecánica y 102,5 millones el de caja automática. 
report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.