¡Golpe al estrato 4!: pruebas Cesvi a cinco sedanes con motor de 1.6 litros

Son carros con buen nivel de equipo y precios entre 45 y 55 millones de pesos que pasaron a las pruebas de choque. El más caro de reparar resultó ser el Toyota Corolla y el más económico el Mazda 3.

Redacción Motor

04:02 p.m. 27 de septiembre del 2011

  Cesvi de nuevo pasó a su rampa de golpes a cinco autos con carrocería de 4 puertas, motor de 1.6 litros en sus versiones más equipadas para determinar los costos de reparación que hay que pagar por cada uno en caso de un choque simple.

Al frente pasaron, Kia Cerato Forte, Mazda 3, Peugeot 207, Skoda Octavia y Toyota Corolla y las diferencias en esta categoría no fueron radicales como en otros estudios, pues entre el más económico y el más caro hay una diferencia de 3.5 millones de pesos para un costo promedio por el arreglo de un poco más de 13 millones de pesos.

De esta forma, el más económico de reparar resultó ser el Mazda 3 que tuvo 7 de los repuestos más baratos del estudio, entre ellos el de menor valor que fue el vidrio de la puerta izquierda trasera. Por esta razón, resultó ser el sedán el más económico a la hora de arreglar cualquiera de sus secciones, delantera, trasera y sobre todo central por el bajo costo de sus puertas. Mención especial merece también lo accesible de los vidrios panorámicos. El costo total fue de 11.27 millones de pesos y solo el Octavia le ganó en la adecuación de la parte mecánica.

Precisamente este modelo de Skoda fue el que ocupó el segundo lugar con 12.26 millones de pesos a pesar de tener las puertas, el baúl y la mangueta más caros de esta revisión. A su favor reunió 6 de los repuestos más económicos, entre ellos el condensador del aire, la tijera, el radiador y la persiana. Para este caso hay que mencionar que a pesar de que el espejo retrovisor incluye el valor de la carcasa y el espejo, fue el tercero en precio.

En el tercer lugar se ubicó el Peugeot 207 con 12.74 millones de pesos en la factura de reparación a pesar de tener solo uno de sus repuestos dentro de los más caros, el panel trasero. En su promedio le ayudó que acumuló 5 de las piezas más baratas y cuatro de ellas pertenecen a su parte delantera lo que supone una grata sorpresa ya que este auto tiene una de las mejores 'caras' del mercado local. Así, tuvo el capó, la farola, el guardafango y el marco frontal de menor costo, junto con el stop izquierdo.

Al cuarto lugar llegó el Kia Cerato Forte para el cual 8 de sus repuestos fueron los más costosos y solo el amortiguador delantero estuvo entre los más baratos. Hay que resaltar el valor del espejo retrovisor que dobla a los del grupo y que este carro es el que más dinero requiere a la hora de reparar la sección central y trasera.

El último del pelotón fue el Toyota Corolla a pesar de que entre este y el Cerato la diferencia es de apenas 32 mil pesos en el arreglo pues para el Corolla se requieren 14.80 millones de pesos. Afectó en su registro que, a pesar de reunir 4 de los elementos más económicos, tiene 10 dentro de los más caros del estudio, por esta razón tiene la sección delantera y la parte mecánica más costosas de reparar.

La farola izquierda del Corolla resultó ser la pieza más costosa de esta simulación con 1.4 millones de pesos.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.