¡Golpe de peso!: revisión Cesvi a los camiones más populares del mercado

Nueve camiones hicieron parte de una simulación en la que se comprobó los costos de reparación de los pesos pesados. El chino JAC 1045 fue el más económico y el más costoso, el Mitsubishi Canter/Fuso.

Redacción Motor

03:38 p.m. 26 de julio del 2011

En esta ocasión Cesvi no pasó a sus rampas a ninguno de estos vehículos para medir los daños luego de un accidente. Sin embargo, después de investigar muchos accidentes en los que se vieron involucrados estos automotores armó un listado con las piezas que con más frecuencia resultaban afectadas y, a manera de molde, las ajustó para cada uno de los nueve camiones que hacen parte de su más reciente estudio sobre los costos de reparación.

Así, pues, en el primer lugar quedó el camión chino, JAC 1045 pues el costo de su reparación ascendió a un poco más de 8 millones de pesos. Nueve de sus piezas fueron las más económicas de la muestra, incluida la de menor precio en este estudio, que fue el espejo retrovisor del interior, y solo tuvo una entre las más caras, el paral delantero izquierdo. De dos de sus
repuestos no se obtuvo el precio y 4 más no aplicaban para su caso.

La segunda ubicación también la ocupó un JAC, el 1061, con 11 millones de pesos por su arreglo. Ocho de sus repuestos fueron los más baratos del estudio, cuatro de carrocería y cuatro de mecánica y no tuvo ninguno entre los más caros. En su estructura no cuenta con tres de los elementos del listado general.

Al tercer puesto llegó otro vehículo chino, el Foton Olin 3 cuyo costo total fue de 13.4 millones. Tuvo el panel trasero, la cabina y el radiador más económicos y, al mismo tiempo, la capota más cara de la muestra. Cuatro repuestos no aplicaron para este modelo.

En el cuarto lugar se ubicó el Volkswagen 9 150 pues tuvo un valor por reparación de 13.7 millones, lo que sorprende positivamente pues este camión tiene un valor de 76 millones de pesos. Reunió  cuatro de los repuestos de la carrocería entre los más baratos y en su promedio afectó que 5 estuvieran entre los más costosos, entre ellos el millaré y el paragolpes delantero que casi triplican el promedio. No tiene espejo retrovisor interior y el precio del eje delantero no estaba disponible.

En la quinta y sexta posición se ubicaron dos modelos Chevrolet, el NKR y el NPR, por tener un costo promedio de 21 millones de pesos por su arreglo y cuya diferencia fue de apenas 100 mil pesos. El NKR tuvo el panel trasero y el vidrio panorámico trasero más baratos y, al mismo tiempo, la luz media izquierda más cara.
El NPR, cuyo precio está 10 millones por encima de su hermano, solo tuvo el paral izquierdo más barato y el paral panorámico izquierdo y el retrovisor interior más caros. Dos repuestos no aplicaron para cada uno de estos modelos.

El Nissan U41 siguió en la lista con un costo de 30 millones de pesos. Tuvo el pánel trasero, la puerta izquierda y los vidrios panorámicos, delantero y trasero, más caros de la muestra, de hecho estos últimos casi duplicaron el promedio e hicieron que tuviera la recuperación de la carrocería más costosa. Tres piezas del estudio no aplicaban para este camión.

El siguiente en esta revisión es el Hyundai HD-72 con 33 millones de pesos. Este camión tuvo el radiador, el amortiguador, el conjunto de ballesta y el eje delantero más caros de la muestra, aunque no fue el de la recuperación mecánica más cara. Cuatro elementos que no tiene no sumaron en el valor final.

El último lugar lo ocupó el Mitsubishi Canter/Fuso con 45 millones de pesos. Nueve de sus repuestos fueron los más costosos de esta investigación y a pesar de tener solo el intercooler, la caja de dirección y la columna de dirección entre ellos resultó ser el que mayor valor requiere en su adecuación mecánica, esto porque los dos primeros elementos triplican en valor a los que se registraron en promedio.

FRASE

La columna de dirección de los JAC , con 118 mil pesos, fue la pieza más barata en comparación pues vale 5 veces menos que las demás.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.