Goodyear comienza las pruebas de sus neumáticos con tecnología AMT que se inflan solos

El sistema que mantiene todo el tiempo las llantas con la presión correcta se someterá a prueba en varias flotas de camiones en Estados Unidos y Canadá.

Redacción Motor

03:40 p.m. 30 de octubre del 2014

Así funciona la tecnología AMT de Goodyear

Goodyear informó del desarrollo del proyecto hace tres años y ahora ya es una realidad. Los ensayos están programados para durar un año y medio, tiempo durante el cual unas compañías de transporte recorrerán con las vías norteamericanas con sus camiones equipados con los novedosos neumáticos.

Para apoyar el desarrollo del invento, la Oficina de Tecnología de Vehículos del Departamento de Estado Energético de los Estados Unidos, asignó un generoso aporte de 1.5 millones de dólares que se invirtieron en todo el proceso que adelantó el centro de innovación de Goodyear en Akron, Ohio.

El funcionamiento de los nuevos neumáticos con tecnología AMT (Air Maintenace Tecnology) está basado en una bomba peristáltica que es la encargada de mantener la presión de aire.

Así, a través de un regulador que se encuentra al interior del neumático al igual que los demás componentes, se muestran las bajas de presión de la llanta y se da de inmediato paso al aire que entra directamente hacia la válvula de inflado.

Si se analiza desde lo concerniente a la seguridad vial, las nuevas llantas AMT de Goodyear aportan muchísimo, pues evitarán algunos incidentes ocasionadas por el mal inflado de las ruedas, por ejemplo algún patinazo o daño del neumático e incluso la explosión del mismo.

Pero el nivel de satisfacción aumenta si se mira desde el punto de vista de la eficiencia, pues un inflado óptimo de las llantas garantiza un consumo justo de combustible. Esos factores hablarán por sí solos al momento de promocionar los nuevos neumáticos.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.