Guía de regalos para que los papás celebren su día y mejoren de paso sus autos

Así como las mujeres miran la estética y la seguridad del vehículo, los hombres piensan más en la eficiencia y en los 'gallos' de moda para su carro.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Manos libres, sensores de reversa, kit de despinchado, linternas y compresores son varios de los cientos de artículos que muchos hombres quieren tener en su vehículo, pero que rara vez se acercan a comprar.

"Los hombres nacen con el timón en la mano -dice Rocío Calle, lectora de esta sección, que siempre se ve en el dilema de qué regalarle a su marido, o mejor, al vehículo que maneja-. Él es de los que cuida su carro, pero a la hora del mantenimiento, prefiere que lo hagan otros".

El esposo de Cristina Borda, en cambio, es mucho más 'cacharrero' y, según ella misma, puede durar toda una mañana de domingo armando y desarmando su vehículo para limpiarle, pulirle, aceitarle o rectificarle hasta la última tuerca. "No entiendo qué es todo lo que le hace, pero reconozco que no hay en el país un carro usado en mejor estado que el de él".

Para la mujer de Mario Castro, la cosa es 'a otro precio', porque lo de él es la última tecnología, de esa que vale 'un riñón' porque toca comprarla con carro y todo. "Él sabe que tengo buen gusto para las corbatas y los sacos, pero que soy 'negada' para los fierros", dice.

Hoy se consigue prácticamente todo para limpiar, armar o engallar cualquier tipo de vehículo. El problema es que muchos de esos objetos pueden llegar a ser excesivamente costosos o tremendamente inútiles a la hora de ponerlos a rodar.

Pensando en el bolsillo de las esposas ¿o de los hijos¿ y en el ego de los papás que quieren que su carro funcione como todo un 'BM', ponemos a disposición de nuestras lectoras y lectores una serie de gallos 'baratongos' y muy actuales, que las puede dejar como reinas y reyes 'hoy y mañana, y toda la semana'.

 

Última tecnología

Espejo con sistema bluetooth. Es de bajo peso y diseño discreto. Se instala fácilmente sobre el retrovisor original del vehículo y su pila se carga con el enchufe del encendedor.

El número de la llamada entrante aparece en 'formato LED' sobre el espejo y basta accionar un botón del mismo para que se pueda hablar sin siquiera tocar el celular. La voz del interlocutor sale del mismo espejo, específicamente de dos parlantes escondidos en su interior.

Además: trae un auricular, que con solo descolgarlo del espejo y colocárselo en el oído, anula los parlantes y permite una intercomunicación personal. También graba frases cortas, direcciones o números telefónicos, que el conductor puede reproducir con tan solo oprimir un botón. Costo: 330 mil pesos.

Sensor de parqueo. En ciudades cada vez más apretujadas como las nuestras, es una ayuda ideal para parquear. Consta de cuatro sensores que se atornillan a lo largo del bómper trasero para abarcar de esquina a esquina la presencia de obstáculos.

Esos sensores vienen del color del bómper y van enchufados a una 'panela' que, a su vez, se conecta a la luz de reversa del vehículo para que la alerta funcione únicamente cuando se está circulando hacia atrás.

Además: la alerta de la cabina es una discreta pantalla que se pega al tablero e indica la cercanía de los objetos y su ubicación, desde los dos metros hasta los 30 centímetros de distancia. Si se acerca demasiado al obstáculo, se dispara un pito adicional de advertencia. Costo: 120 mil pesos, sin instalación.

Sistema de luces HID. No importa si el carro de papá es un viejo escarabajo o una moderna 'suv' americana: sus conectores vienen con un sinnúmero de referencias que se ajustan a cualquier modelo de cualquier marca.

La instalación no requiere 'meterse' con el sistema eléctrico del vehículo, pues cada bombillo tiene su balastro que, a su vez, va conectado al sistema original. En el mercado se consiguen con balastro tipo 'A' (tecnología alemana) o 'C' (tecnología china).

Además: las luces HID se consiguen desde 3.000 K (grados Kelvin) hasta 15.000 K, medidas que no tienen que ver con la intensidad de luz, sino con su capacidad de contraste. Los bombillos de 3.000 K son los más amarillos (ideales para exploradoras) y los de 15.000 K se ven 'azules'.

Los importadores suelen recomendar bombillos de 4.300 K, que son los más 'blancos' y 'originales'. Costo: 650 mil pesos con balastro tipo 'A' (dos años de garantía) y 320 mil pesos con balastro tipo 'C' (ocho meses de garantía).

Espejo con sensor de parqueo y bluetooth. A diferencia del espejo con sistema bluetooth, éste no admite conversación privada. Requiere desmontar el retrovisor original y 'pasar cables' para instalarlo.

Los sensores de parqueo se ubican a lo largo del bómper trasero y van conectados a la luz de reversa para que la alerta de obstáculos aparezca en el espejo, en formato LED.

Además: tiene micrófono y parlantes escondidos en la estructura del espejo y trae 'codos' de varios tamaños para poder ajustar el espejo al soporte de cualquier modelo de vehículo. Costo: 380 mil pesos, sin instalación. 

Para las desvaradas

Cargador de batería. Es una especie de 'maleta' con dos cables para conectar a los polos de la batería, que sirven para iniciar el carro o para cargarla por fuera de él. En Home Center se consiguen para 2,4 y 6 amperios (184.900 pesos) o para 2, 5 y 10 amperios (283.900 pesos).

Gato de zorra. Este 'cruce genético' dio como resultado un gato con rodachines que casa fácilmente en cualquier carrocería y levanta un automóvil familiar sin problema. Tiene capacidad de 1,5 toneladas y cuesta 40 mil pesos.

Gato de caimán. Es más fuerte que la zorra (levanta hasta tres toneladas) y como aquella tiene rodachines que permiten llegar hasta el lugar más seguro de la carrocería para levantar el vehículo. Cuesta 200 mil pesos.

Compresor. Ideal para los conductores descuidados, que andan con su 'sellomática' pinchada hasta que se les sale el aire. Viene con manómetro y alcanza presiones de hasta 150 psi. Cuesta entre 30 mil y 150 mil pesos.

Linterna con agarradera. Nada más incómodo que tener que 'envolver' una linterna mientras se observa el motor, pues suele resbalarse y caer cuando las manos se engrasan. Pero si tiene agarradera tipo 'pistola' o, mejor aún, asa para colgarla, evita malos genios innecesarios. Dependiendo del tamaño, puede costar entre 50 mil y 180 mil pesos. 

Para aventurar

Los amantes de los 4x4 consiguen en 4x4 Pick Up Center una serie de adminículos para añadirles a sus vehículos.

Juego de tapetes Husky. Son de caucho muy resistente, que aguantan el uso y el abuso y permiten lavarse a 'manguerazos' para sacarles el barro. Los cuatro tapetes cuestan 80 mil pesos.

Riatas ARB. Para halar o asegurar piezas grandes, estas correas hechas de fibras de nylon vienen para 'resisitir' varios pesos. Las de mil kilos cuestan 250 mil pesos y las de 15 mil, 350 mil pesos.

Kit de despinchado. En la mitad del monte una pinchada es crítica, de ahí que un buen compresor y un kit, que incluye la herramienta para alistar el hueco y los tapones para cubrirlo, es la solución. El kit cuesta 150 mil pesos.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.