Harley-Davidson dejó ver sus cartas para el próximo año. La leyenda no duerme

La marca más antigua de motocicletas del mundo con 111 años de tradición, presentó en California sus modelos 2015 y por primera vez MOTOR consiguió manejar varias referencias de su portafolio.

Redacción Motor

09:23 p.m. 22 de septiembre del 2014

La leyenda no duerme

Harley-Davidson, una marca totalmente tradicional, ha logrado mezclar la modernidad con sus diseños, gracias a lo cual mostró cambios drásticos en la Road Glide 2015, una motocicleta tipo Touring, que fue objeto de un cambio muy importante a nivel de líneas, óptica y sistemas de audio y navegación. Estos cambios provienen de los estudios y resultados conseguidos por el Proyecto Rushmore, un programa de la marca enfocado a recoger las experiencias de sus usuarios que más kilómetros recorren al año para mejorar los modelos Touring y Trike con tecnología, prestaciones y diseño que respondan mejor a sus inquietudes.

Una de las características más destacadas de la nueva Road Glide es el diseño del carenaje delantero ‘tipo tiburón’, que para los puristas de la marca puede generar controversias, pero fue trabajado en el túnel de viento y sus resultados a nivel de confort en la marcha son bastante significativos. En este elemento dos luces de led con función Daymaker también son un diferencial importante en el nuevo ADN de Harley.

El conjunto mecánico de la Road Glide está conformado por un chasis de acero de una solo viga, donde monta un motor Twin Cam de 103 pulgadas cúbicas, bicilíndrico en V a 45°, refrigerado por aire con radiador de aceite integrado. Son 1.690 cm3 que producen alrededor de 90 caballos de potencia. Está alimentado por inyección de comando electrónico y viaja asociado a una caja de seis velocidades, que debe mover un peso en condiciones de marcha de 380 kilos.

La Road Glide es una moto para rodar muchos kilómetros porque tiene una posición de manejo ergonómica, un asiento muy cómodo y una marcha suave, acompañada del estruendoso sonido típico de sus motores, que aplasta el de un refinado equipo de sonido, uno de sus accesorios interesantes. A pesar de su tamaño y peso, 380 kilos, es muy dócil de llevar y alcanza los 160 kilómetros por hora de crucero.

De todas formas, montarse en una Harley requiere cambiar el chip, pues es una moto muy robusta, pesada y diferente a lo que estamos acostumbra¬dos a manejar. Los primeros kilómetros se sienten muy raros, hay que adaptarse al torque del motor porque acelera pronto y los cambios deben pasarse muy rápido. Dobla muy bien, pero hay que estar atento pues la altura del chasis es muy baja y no se puede inclinar la moto sino hasta cierto ángulo porque en curvas cerradas tiende a pegar contra el piso.

Gonzalo Clopatofsky Gutiérrez
*Asistimos a la presentación de las motos 2015 en Sonoma, California, por una gentil invitación de Harley-Davidson Motorcycles


La leyenda no duerme

Buena combinación

El tablero mezcla instrumentos análogos como velocímetro, tacómetro, medidor de temperatura y nivel de combustible, de fácil lectura, con pantalla táctil, donde se pueden manejar el audio, el navegador y Bluetooth.

El exótico

El Tri Glide Ultra, un aparato poco convencional e impráctico para nuestro tráfico. Está equipado con el mismo motor de la Road Glide. Como novedad, Harley desarrolló un sistema de frenado combinado que reparte la carga a todo el sistema al accionar el freno trasero. Viene con reversa y freno de parqueo. Este triciclo se vende mucho en el mercado americano.

La más ‘juguete’

La Breakout es otro de los modelos tradicionales de Harley. Es del tipo Custom con una figura agresiva, llanta trasera muy ancha y cromo por todos lados. Es la típica moto que los americanos buscan para personalizarla. Tiene un motor de 1.690 cm3 enfriado por aire y pesa 322 kilos.

La clásica

Harley-Davidson ofrece motos para todos los gustos, y para los más puristas es la Glide Ultra Clasic, con un diseño retro que mantiene todo el estilo de la marca y vincula los últimos adelantos tecnológicos para hacerla más segura y confortable. Es la mezcla perfecta entre lo moderno y lo clásico.

DATO
Un mecanismo interesante, llamado Reflex por el fabricante, optimiza electrónicamente el equilibrio de frenado entre la rueda delantera y la trasera, y se activa por encima de 40 kilómetros por hora.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.