Una Harley Davidson personalizada por GS Mashin, toda una obra de arte

Esta Fat Boy es la primera motocicleta de la marca, que interviene el reconocido constructor de bicicletas Tom Mosimann.

Por Redacción Motor

11:19 a.m. 01 de septiembre del 2015
Harley Davidson Fat Boy personalizada

Harley Davidson Fat Boy personalizada

Su tratamiento fue tan radical a la hora de modificar la máquina, que apenas se nota que detrás de la nueva obra de arte existe el esqueleto de la moto original.

Con base en las afueras de Berna, Suiza, Mosimann, más conocido en el mundo de los fierros como GS Mashin, fabricó desde cero esta carrocería única y le dio un toque de pintura fresca un poco excéntrica.

Harley Davidson Fat Boy personalizada

Harley Davidson Fat Boy personalizada

El diseño del cuerpo de la motocicleta es todo de su creación y fue inspirado, según BikeExif, en las bicicletas de arrastre usadas para correr hace años. Cada pedazo de la carrocería fue producto de su imaginación y de él se resalta esa gran cubierta de los faros en la parte trasera con una luz integrada.

El asiento recibió un excelente trabajo, se cubrió en cuero y en el filtro de aire incluye una firma ‘GS’. Esta obra monta un velocímetro y varios elementos Auto Meter, LSL bares, y Roland Sands Design.

La rueda trasera y los amortiguadores se mantuvieron originales, pero se bajaron las horquillas y fueron actualizados los resortes, dándole una actualización y convirtiendo el sistema en uno de suspensión progresiva.

Harley Davidson Fat Boy personalizada

Harley Davidson Fat Boy personalizada

DATOS

Nueve meses le llevó al modificador GS Mashin culminar el proyecto, incluyendo el trabajo de pintura personalizada.

La máquina fue homologada en Suiza para calle, a pesar deque en esa región los estándares y regulaciones de ruido son los más exigentes del mundo.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.