Historia: el cinturón, base de la seguridad y la vida de los pasajeros

La industria automotriz siempre se ha superado así misma partiendo de un invento inmediatamente anterior: esa es la premisa de todos los mecanismos de seguridad y entre ellos, la evolución del cinturón.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Impresiona ver pruebas de choque contra un muro en la que un maniquí queda semidestrozado tras un estrellón frontal a tan solo 35 kph, eso sin usar el cinturón de seguridad. Ya con el dispositivo puesto, el asunto cambia: cero daños en el ¿dummy¿, a la misma velocidad. Imagine lo que le sucedería al cuerpo humano.

El cinturón empezó a verse como una necesidad para los ocupantes de un vehículo luego de que en la segunda y tercera década del siglo XX los accidentes automovilísticos revelaran lo devastadores que resultaban ser para los pasajeros, quienes literalmente salían expelidos de la cabina o se estrellaban contra el mismo interior del carro, en el 80 por ciento de los casos con consecuencias fatales.

Pero increíblemente pasaron muchos años antes de que las empresas automotrices implantaran un mecanismo similar al que se usaba en los asientos de los aviones.

Estos cinturones solo sujetaban al pasajero por la cintura y lo mantenían en su sitio. Pero pronto los mismos choques mostrarían que aunque las personas no se salían del auto, las versiones primitivas del dispositivo no evitaban que los ocupantes recibieran golpes en la cara y el pecho, contra el volante, el tablero y el parabrisas, o que se lastimaran los órganos abdominales.

Preocupada por la seguridad en sus vehículos, la empresa sueca Volvo contrató ¿en 1958¿ al ingeniero Nils Bohlin, quien trabajaba para una línea aérea en el diseño de asientos de expulsión.

A este hombre se le encargó la tarea de desarrollar un sistema de cinturones que cumpliera con varias condiciones: mantener a las personas dentro del vehículo en caso de accidente, evitarles daños en la cabeza, cara u órganos abdominales, y que fueran fáciles de operar y liberar durante un rescate.

Así, Bohlin inventó los cinturones de seguridad de tres puntos, tal y como los conocemos ahora. Este nuevo diseño ya no solo sujetaba al pasajero por la cintura, sino que una de las bandas cruzaba el pecho en sentido diagonal.

Con esta distribución no sólo se mantiene protegida la parte superior del cuerpo, sino que también se distribuyen las enormes presiones que se generan durante una detención brusca de la marcha en el momento del impacto, producto de las fuerzas de inercia.

En el principio¿
La primera vez que un cinturón de este tipo fue instalado en un carro de serie fue en un Volvo Amazon modelo 1959; y a partir de 1963 se introdujo en todos los modelos de la fábrica.
Después de este ejemplo de innovación, muchas de las empresas automotrices se resistieron a usar la novedad tecnológica durante los primeros años.

A este primer y seguro cinturón le fueron hechas algunas modificaciones en tiempos más recientes. En la actualidad, los cinturones de seguridad poseen tensores que se ajustan al cuerpo del ocupante en el momento del impacto, mediante un resorte (pretensor mecánico) o una pequeña carga explosiva (tensor pirotécnico).

Luego se introdujo el carrete inercial, que permite desenrollar el cinturón para los movimientos lentos (en el momento de la postura), pero lo bloquea durante los movimientos bruscos e inesperados. Estas innovaciones hicieron del dispositivo algo más cómodo y práctico.

Sin egoísmo
En un enorme gesto de generosidad, y a pesar de contar con las patentes de este nuevo invento, ni Bohlin ni Volvo les cobraron el derecho de uso y aplicación de este sistema a los demás fabricantes, de forma que pudieran instalarlos en sus autos de forma gratuita para así salvar muchas más vidas en las carreteras.

A 48 años de ser colocado el primer cinturón de seguridad de tres puntos en un automóvil, hace apenas unos 20 años su uso se volvió obligatorio en el mundo. A pesar de ser obligatorio ¿según los reglamentos de tránsito de muchos países y ciudades¿ hay personas que buscan la manera de evitarlo.

El dispositivo ha demostrado una infinidad de veces su efectividad para salvar vidas y minimizar lesiones, y aún así existen quienes lo ignoran o usan su ¿ingenio¿ para no emplearlo de manera adecuada.

Tan importante es este desarrollo de la seguridad automovilística, que en 1985 la oficina de patentes alemana eligió al cinturón de seguridad de Bohlin como uno de los ocho inventos más significativos del último siglo.

El cinturón de seguridad es considerado como el sistema de seguridad pasiva más efectivo de la historia, incluso sobre el airbag, la carrocería deformable y otras innovaciones.

El cinturón protege a los pasajeros y minimiza el riesgo de heridas más graves en choques frontales, volcamientos y golpes de costado. 


LA FORMA CORRECTA DE PONÉRSELO
Un cinturón de seguridad se debe pegado al cuerpo, sin que apriete demasiado y cuidando que quede plano sobre el pecho y la cintura, y evitando que se formen nudos o dobleces.
Si uno se fija en la forma que se aseguran los pilotos de un carro de carreras, estos van completamente ajustados contra la silla, con bastante tensión sobre el cuerpo. Sin embargo, en carros de calle no es necesario usarlos tan apretados. 

En la zona de las caderas, el cinturón debe descansar sobre el hueso ilíaco, que es duro, y no sobre el estómago, que es blando y que tiene más posibilidad de sufrir con el tirón ocasionado por un choque o un frenazo de emergencia.

Cuando de mujeres embarazadas se trata, existe un accesorio que hace que el cinturón vaya por debajo del abdomen para que así se proteja el bebé.


TIPOS DE CINTURONES

De dos puntos

Es el que se coloca sobre las caderas del pasajero. Se sigue utilizando en algunos vehículos de transporte, como aviones, buses y trenes. Para autos ya no se usa, pues siempre se le criticó que en un choque podía ocasionar traumas severos a la zona lumbar de la columna, con consecuencias tan serias como la parálisis (dicho trauma se conoce como ¿síndrome del cinturón de seguridad¿).

De tres puntos
Este fue el que inventó, Nils Bohlin (1920-2002), de Volvo, y sigue siendo el más utilizado por la mayoría de marcas de autos.

Arnés de cuatro puntos
Se parece a unas tirantas que sujetan al ocupante por encima de los hombros. Es parecido al de cinco puntos, solo que no tiene sujeción entre las piernas.

Arnés de cinco puntos
Son los más seguros y así mismo los más restrictivos. Se usan en sillas para niños y en automóviles de competencia. Consta de un cinturón que va por encima de la cadera y que se conecta a otro entre las piernas. Además, hay dos cinturones sobre ambos hombros, lo cual da un total de cinco puntos de anclaje.

Cinturón en X
Algunos fabricantes agregan un segundo cinturón de dos puntos de apoyo que se cruza y forma una X sobre el pecho del usuario.
Otros dispositivos de seguridad

En competencias de carros, como la F1 y la Nascar, se usan el ¿Hans Device¿ y el ¿Hutchens Device¿, dispositivos que limitan el movimiento de la cabeza para prevenir desnucamientos en choques a alta velocidad. Normalmente van sobre los hombros y parte trasera del cuello del piloto, ajustados a la zona trasera del casco. No se usan en autos de calle.

LOS CINTURONES AUTOMÁTICOS
A comienzos de los 70, en E.U. se empezaron a montar cinturones automáticos, que se sujetaban a la puerta o al pilar B, y requerían menos operación por parte del pasajero.

Este diseño de cinturón fue una consecuencia de las leyes estadounidenses, que empezaron a exigir a los fabricantes la introducción de protecciones pasivas, que no necesitaran acción por parte del usuario.

No obstante, los cinturones automáticos estaban expuestos a fallas mecánicas (en el caso de los cinturones automáticos motorizados), y en algunos diseños el cinturón dejaba de ser efectivo si la puerta se abría como consecuencia de un accidente.
Se dejaron de utilizar casi por completo en los años 90, con la introducción masiva del airbag, un dispositivo de características mejoradas, siempre que se complemente con el cinturón de seguridad bien colocado.


EL CINTURÓN EN COLOMBIA
En el país no fue sino hasta diciembre de 2002 y con la implementación del artículo 82 del Código Nacional de Tránsito Terrestre que se hizo obligatorio el uso del cinturón de seguridad para el conductor y todos los pasajeros que viajen en la parte delantera del vehículo, en todas las carreteras y vías urbanas del territorio nacional. 

En este mismo documento, (inciso 4) se obligó a las ensambladoras de automóviles y a los importadores a que implementaran cinturones de seguridad en las sillas traseras del vehículo en todos los modelos fabricados o introducidos a partir de 2004.

La sanción económica por no utilizar este elemento es de 15 salarios mínimos diarios (SMDLV), es decir, más o menos 190.000 pesos.

Sin embargo, y a pesar de todas las campañas, durante el 2006 la Policía de Tránsito de Bogotá impuso 10.958 comparendos por no utilizar el cinturón de seguridad.

FRASE
Según Volvo, desde 1960 se han instalado más de 10 millones de kilómetros de cinturón en unos mil millones de vehículos, algo así como darle la vuelta al mundo 250 veces o recorrer 13 veces la distancia entre la Tierra y la Luna.

Robert McNamara fue el directivo de Ford que impulsó el montaje de los cinturones, así como otras medidas de seguridad, tales como los tableros acolchados.


Si viaja atrás, póngase el cinturón
En carros fabricados después del 2004 es obligatorio utilizar los cinturones para los pasajeros de la banca trasera.
A raíz de la siguiente carta, el Ministerio de Transporte responde que sí es necesario ponerse el cinturón de seguridad en carros particulares cuando lleva pasajeros en la silla trasera. Explica, además, lo que se debe tener en cuenta cuando se viaja con niños o bebés.
¿Quisiera, a través suyo, felicitar al agente de tránsito del municipio de Soledad, Atlántico, John Castro. El día 9 de abril le levantó un comparendo a mi señora porque el pasajero ubicado en la silla de atrás del vehículo no llevaba puesto el cinturón de seguridad. No valieron razones de mi esposa, el agente dijo que es la ley y se tiene que aplicar (Resolución 019200 de 2002).
Si así actuaran siempre no tendríamos tantos y tan absurdos accidentes. El problema es, ¿será que el agente y todos sus compañeros aplican la ley por igual a todos los vehículos? En el retén en el que le levantaron el comparendo a mi esposa pararon por lo menos a cuatro carros más en su presencia, todos con pasajeros atrás, ninguno usaba el cinturón y ni a uno solo le pusieron comparendo¿.
Efraín Montoya
La respuesta del Ministerio
La Ley 769 de 2002 Código Nacional de Tránsito, Título III, Normas de comportamiento, Capítulo III, Conducción de vehículos, dice:
Artículo 82. Cinturón de seguridad. En el asiento delantero de los vehículos, solo podrán viajar, además del conductor, una o dos personas de acuerdo con las características de ellos.
Es obligatorio el uso del cinturón de seguridad por parte del conductor y de los pasajeros ubicados en los asientos delanteros del vehículo en todas las vías del territorio nacional, incluyendo las urbanas.
Los menores de diez años no podrán viajar en el asiento delantero del vehículo. Por razones de seguridad, los menores de dos años solo podrán viajar en el asiento posterior haciendo uso de una silla que garantice su seguridad y que permita su fijación a él, siempre y cuando el menor viaje únicamente en compañía del conductor.
A partir de los vehículos fabricados en el año 2004, se exigirá el uso de cinturones de seguridad en los asientos traseros, de acuerdo con la reglamentación que sobre el particular expida el Ministerio de Transporte.
El Ministerio Reglamentó el uso e instalación del cinturón de seguridad con la Resolución 19320 del 20 de diciembre de 2002.
María Ilduara Walteros
Ministerio de Transporte 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.