Honda desarrolló un sistema de estacionamiento autónomo que se apoya en las cámaras del parqueadero

La marca japonesa dio un paso más en esta asistencia, pues no soló utiliza los sensores y cámaras del carro, sino que también recibe la información de las cámaras y otros autos para esta maniobra.

Redacción Motor

03:26 p.m. 12 de noviembre del 2013

La conducción autónoma cada vez está más cerca de ser una realidad. tanto que no sólo las marcas automotrices, sino otras empresas relacionadas con la industria e incluso las autoridades que regulan el tráfico en los países desarrollados ya la contemplan como el siguiente avance hacia una conducción más segura. en esta misma vía Honda acaba de hacer un aporte importante en uno de los puntos más críticos de la conducción: el parqueo.

La marca japonesa desarrolló un sistema de parqueo autónomo, cosa que ya habían adelantado otras marcas como Audi y Volvo, pero su aporte es que integró en el mismo una comunicación con los otros vehículos (V2V) y con la infraestructura o el entorno.

Esto quiere decir que al ya notable avance de un vehículo que no requiere de un conductor detrás del volante para hacer todo tipo de maniobras de parqueo, porque gracias a las cámaras y a los sensores instalados en el mismo carro, ahora el auto es capaz de procesar información proveniente de las cámaras de seguridad de los parqueaderos e, incluso, de los otros vehículos dentro del parqueadero, para encontrar los lugares disponibles y estacionar sin que se requiera siquiera que el conductor esté cerca, como si es un requisito en otros sistemas.

Honda probó el éxito de este sistema instalado en un Fit Eléctrico que tenía una interfaz para coordinar la dirección, el freno y la aceleración, todos de mandos electrónicos, que pasó todos los obstáculos, incluso superó objetos poco comunes y de diferentes tamaños y materiales que ocupaban plazas disponibles en los sitios de parqueo.

Gracias a la información que recibió de su entorno el vehículo pudo encontrar el sitio y se estacionó sólo sin ningún problema a pesar de que hubo otros vehículos en la prueba que dificultaban la operación.

Así cada vez más, el conductor está siendo relegado a una participación pasiva en aras de una conducción segura en la que se eliminen los errores humanos. un futuro loable aunque muchos extrañaremos el placer de ser el responsable de los placeres y los errores que produce el estar detrás de el volante.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.