Honda Super Cub Roadrunner: de scooter a café racer

El prototipo es el ejercicio de diseño de un estudiante taiwanés, que prácticamente desbarató la moto original y conservó solo el motor y las ruedas.

Por Redacción Motor

11:39 a.m. 15 de julio del 2016
Honda Super Cub Roadrunner Concept

Honda Super Cub Roadrunner Concept

El alumno de la Universidad Shih Chien partió de la base de la Honda Super Cub 90, una scooter que en la región asiática es un medio de transporte muy popular y muy querido.

Para dar origen a este vehículo conceptual en forma de torpedo con ruedas, el joven se inspiró en los hidroaviones de hace años. Así, modificó el chasis y le encargó a un taller local llamado Motor Shows la construcción artesanal de un bastidor tubular.

Honda Super Cub Roadrunner Concept

Honda Super Cub Roadrunner Concept

La carrocería de la moto fue hecha en su mayoría con madera, que fue recubierta en aluminio para dar el acabado que se aprecia en las imágenes. Esa misma técnica fue usada por fabricantes como Bugatti. en sus inicios.

La máquina que mueve este curioso aparato es un motor refrigerado por aire y eso se nota al mirar la gran entrada de viento que le da un toque de competición al aparato. Su sistema de escape también fue hecho a mano y, con el fin de hacerla notar por donde camine, no se le puso silenciador.

Sus rines recibieron en contraste al brillante del aluminio, un color negro. La suspensión delantera incorpora una interesante horquilla invertida y la trasera, un muelle de espiral.

Honda Super Cub Roadrunner Concept

Honda Super Cub Roadrunner Concept

Llama la atención la disposición tanto del pedal del freno trasero como de la palanca del embrague, pues fueron puestas demasiado altas, lo que justificó el estudiante basándose en la altura promedio de los habitantes de Taiwán.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.