La hora se mueve: relojes con nombres de carros

El escenario y los temas están bien trillados, pero no gastados, porque el matrimonio de relojes y automóviles es una indisoluble sociedad de mercado y atractivos.

Redacción Motor

03:18 p.m. 08 de abril del 2014

Imágenes de algunos relojes

TAG Heuer inició la producción regular, hasta 150 piezas, del V4, que llega en su forma definitiva al mercado. Es una joya de la mecánica, pues tiene 39 minúsculas balineras cuya fricción es casi cero y apenas tienen dos décimas de milímetro de diámetro. Las correas que conectan los mecanismos son tan delgadas como el pelo humano.

Nombres de carros para relojes y relojes exclusi­vos para carros datan de toda la vida, y esa mezcla le da un sabor siempre nuevo a la máquina del tiempo que se ofrece a los clientes con una firma diferente. Y que, curiosamente, asocia nombres de carreras y de velocidad con un aparato que no pue­de correr y como tal es el juez y referen­cia estable de quienes aceleran.

Por más que su reloj tenga los mejo­res apellidos o luzca las marcas de los carros as­piracionales, siempre va a tener un ritmo único y exacto al cual se llega por muy diversas, ingenio­sas y complejas maquinarias que en reloj llaman 'calibres', el equivalente al motor.

Últimamente los relojeros se han metido en piñonerías más complicadas al montar en sus re­lojes mecanismos que se parecen a los de los motores de los carros. El último episodio es un reloj de TAG Heuer llamado V4, que vuel­ve a recurrir a algunas correas para mover los mecanismos y emular la repartición de los motores.

El reloj trabaja con cinco mi­crocorreas que tienen dos tensores y algunas apenas tienen el grosor de un pelo humano (0,07 milíme­tros), la pieza de este género más pequeña jamás fabricada, 10 veces inferior a lo conocido. En total, la maquinaria tiene 371 componentes.

Este reloj tendrá una produc­ción regular pero solo llegará a 150 unidades, que se anuncian a 80.000 euros la unidad, apenas para jus­tificar los 142.000 días que les tomó su desarrollo desde cuando dejaron ver las primeras ideas en el 2004.

El resultado final lo empacaron en una caja cuadrada, al estilo de los relojes Móna­co de Steve Moqueen, y, claro, ofrecen di­versos metales como el titanio aeronáutico de grado 5 para personalizar aún más este reloj ya de por sí bastante único.

Las lecturas al final de todo esto son primarias. En el centro, dos punteros dan la hora y hay un pequeño segundero late­ral. Eso es todo, salvo por la visibilidad de dos de los piñones de engranaje del movi­miento que forman la famosa V que le da el nombre.

El V4 no es una novedad plena, pues se habían visto y publicado varios anticipos, sin embargo ponerlo en producción, así sea limitada, sí es un gran cambio. De paso, es el reloj más caro que ha hecho TAG Heuer en su historia, tal como lo lanzó en la pasa­da feria mundial de Basilea, Suiza.

El más complicado

En asocio con la marca Ferrari para fines co­merciales, Hublot hizo este reloj que semeja los ejes de levas y balancines de un motor real. El Master Piece MP-05 tendrá 50 piezas numera­das y se lanzó simultáneamente con 'La Ferrari'.

El más original

El HYT no es estrictamente de agua porque tiene me­canismos más o menos convencionales para dar la hora, pero sí se apoya en un sistema de vasos comunicantes de un líquido muy especial que viaja dentro de un aro translúcido que es empujado por dos pulmones o vejigas minúsculas, que a su vez se comprimen y abren por acción de pistones.

Lamborghini se mete en ele cuento

La compañía italiana de accesorios de lujo Tonino Lamborghini Group presentó sus últimas adiciones que, además de los relojes, ofrece el teléfono inteligente Anta­res, en una edición limitada, que funciona sobre una plata­forma Android.

Los relojes se diferencian por sus diseños y materiales pero no tienen, como los ca­rros, ninguna extravagancia mecánica, aunque son sufi­cientemente diferentes como las carrocerías de los 'Lambo' y aportan la distinción que toda persona quiere. Con la ventaja de que son duraderos pues no están sometidos a la ruda chatarrización tecnológi­ca de los teléfonos, que cada seis meses cambian.

Imágenes de algunos relojes

DATOS
El V4 de Montecarlo tiene cuatro centrales de movimiento montadas en una platina en V colocada a 15 grados, semejando la presentación en un motor real.

Hay relojes de arena, de sol, de cuarzo, atómicos, automáticos, con correas, pero de agua no habíamos visto, como el HYT.

Los relojes de Lamborghini son convencionales internamente, pero por fuera tienen muchas diferencias atractivas, tal como los autos.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.