Así están hoy las carreteras del mañana

Si no hay contratiempos, Colombia verá un cambio sustancial en sus carreteras en el 2020.

Redacción Motor

05:25 a.m. 18 de octubre del 2013

Luego de muchos años de traumáticas experiencias en la construcción de nuevas vías, el país empieza a encontrar el rumbo para tener una infraestructura vial acorde con sus necesidades y salir del atraso en el que se encuentra con relación a sus vecinos.

Aunque todavía hay muchos proyectos en proceso de estructuración, lo cierto es que van quedando atrás problemas como el de la eterna doble calzada Bogotá - Girardot, que más bien parece un claro ejemplo de cómo no deben contratarse las obras: líos de corrupción, adiciones a los contratos, sobrecostos y problemas con la compra de predios han sido el dolor de cabeza de esta vía que ya lleva casi nueve años en ejecución.

Otras obras, como la doble calzada Briceño - Tunja - Sogamoso y el paso por La Línea, la Ruta del Sol en su primer tramo, claves para la economía colombiana, afectadas también por esos mismos problemas y que han sido entregadas a ‘pedazos’, ya van tomando forma para bien de los automovilistas que desde hace años hacen su aporte con impuestos y pago de peajes, así la vía no esté terminada.

De igual forma, en la vía al Llano convertida hoy en un ‘oleoducto sobre ruedas’, avanza a buen ritmo la construcción de la segunda calzada, un alivio enorme para los miles de usuarios del carro particular.

EL TIEMPO le solicitó al Ministerio de Transporte un ‘inventario’ de cómo están hoy esos corredores viales, los más transitados por los automovilistas y el transporte de carga y pasajeros y que serán claves para el futuro económico del país. Ese reporte permite ver con más optimismo que en otras épocas el avance de los proyectos.

Seguramente para quienes los transitan a diario o durante los puentes festivos la realidad sea otra, pues una cosa es hablar de cifras y porcentajes de ejecución y otra gastarse cinco horas de Girardot a Bogotá, como les ocurrió a muchos viajeros el fin de semana pasado.

Lo cierto es que el futuro es más alentador hoy, independientemente de las críticas de unos sectores que cuestionan algunas obras. A esto hay que agregar que una ley como la de Infraestructura, que se está tramitando en el Congreso, le dará más agilidad y transparencia a la contratación y ejecución de obras de las llamadas concesiones de cuarta generación.

Hoy existen 40 proyectos viales que la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) entregará en concesión. Este año salieron 13 al mercado que suman 15 billones de pesos y serán adjudicados en el primer semestre del 2014. La inversión total prevista es de 47 billones de pesos. Con los cuatro más recientes proyectos del portafolio de concesiones de cuarta generación, la ANI tiene prevista la construcción de 13 carreteras. Estas se suman a nueve que ya pasaron la etapa de precalificación, en donde se eligen los grupos de constructores e inversionistas que participarán en la licitación y que serán adjudicados en el primer trimestre del 2014.

La meta de la ANI es transformar 8.000 Km., incluyendo 1.200 de vías actualmente distribuidas en 25 concesiones, que requieren ampliación o mejoramiento. Ese organismo ha divido las nuevas obras en cuatro olas (ver: ‘Tiempos estimados de las obras’, pág. 2) y se estima que el próximo año se adjudicarán las licitaciones cuya ejecución se calcula entre cuatro y cinco años, lo que indica que si no hay contratiempos, por allá en el 2020 los colombianos estrenarán unas vías decentes.

Bogotá-Villavicencio

En el tercio medio del corredor vial Bogotá - Villavicencio que comprende 129 Km. entre El Tablón y Chirajara, actualmente el concesionario Coviandes ha finalizado la construcción de 22 Km. de calzada sencilla en los sectores Bogotá -El Antojo y Puente Real -Puente Téllez.

Se han completado los estudios y diseños finales de la doble calzada entre El Tablón y Chirajara y en materia de adquisición predial se ha logrado un 87 por ciento de avance para posibilitar dichas obras, y un avance en promedio del 24 por ciento en la construcción de la doble calzada.

Adicionalmente, se han atendido en su totalidad las obras para atención de emergencias (muros de contención y protección de taludes) y se ha ejecutado el 100 por ciento del mejoramiento y mantenimiento de cerca de 44 Km. del corredor. Se proyecta la terminación de la totalidad de estas obras para diciembre del 2017. De forma paralela, los tercios inicial y final del corredor vial Bogotá-Villavicencio, que suman 53 Km., fueron incluidos en el programa de Cuarta Generación de Concesiones adelantado por la ANI, para los cuales se estiman inversiones por cerca de 4 billones de pesos.

Bogotá-Girardot

Contempla diversos tipos de intervenciones a lo largo de 144 kilómetros, incluido el paso urbano por Soacha en donde se realizan obras relacionadas con el Sistema Integrado de Transporte Masivo.

De los 134 kilómetros de doble calzada a desarrollar por esta concesión se han construido hasta el momento 126 kilómetros, que representan un avance del 94 por ciento. Adicional a las obras de doble calzada, se han desarrollado puentes vehiculares y viaductos en los sectores Alto de Rosas - Silvania -Fusagasugá - Melgar y mantenimiento de la calzada existente en todo el recorrido.

En cuanto al tema de gestión predial, con la reciente adquisición de seis predios en el sector de ‘La vaca que ríe’, por la carretera a Silvania, se posibilita la construcción de 1,8 kilómetros nuevos de doble calzada, los cuales, sumados a los actualmente en construcción, permitirán la culminación de estas obras estimadas para diciembre del presente año.

Ibagué-Armenia: ¿cómo va el túnel de ‘La Línea’?

Las obras en el túnel tienen una ejecución del 95 por ciento en materia de excavación.

Resta un 5 por ciento, pero debido a la aparición de fallas geológicas, el rendimiento de avance de obra se encuentra en un ritmo menor.

Tras la culminación de las excavaciones faltantes se dará inicio al revestimiento del túnel que, de acuerdo con los cálculos, finalizará en el segundo trimestre del 2014.

Adicionalmente, se tienen construidos los accesos del túnel por Calarcá y Cajamarca, respectivamente.

Una vez culminada esta fase, se iniciará la instalación de equipos electromecánicos, como sistemas de ventilación, iluminación y equipos de emergencia, etcétera.

Briceño-Tunja-Sogamoso

Tiene un avance del 85 por ciento en la ejecución de obras para la segunda calzada.

El concesionario avanza en la gestión predial y social para culminar las obras correspondientes a la variante Tocancipá - Gachancipá y el tramo Ventaquemada - Tunja.

Con relación al paso por el Puente de Boyacá, una de las grandes trabas, la ANI y el Ministerio de Transporte se encuentran analizando la alternativa más conveniente para mejorar el tránsito en este sector.

Ruta del Sol en sus tres tramos

Primer sector: Villeta - El Korán (105,4 km)

La concesión tiene un alcance de 78,3 kilómetros en doble calzada, de los cuales, a la fecha, se tiene un avance de 26 Km. Y las obras deben terminar en el 2017. Así mismo, hace un mes se entregó la vía de acceso a Caparrapí. En la actualidad existen requerimientos ambientales en el sector de Guaduas, ante lo cual la ANI y el concesionario trabajan para llegar a una solución.

El Tramo I comprendido entre Villeta y el intercambiador de San Miguel fue afectado por la ola invernal del 2010 y el 2011, que a su vez originó variaciones geológicas que obligaron a realizar cambios en los diseños. Por esta situación, un perito internacional evaluó las condiciones del caso y determinó que la ANI realizará un nuevo proceso licitatorio para este sector de 28,2 Km.

Segundo sector: Puerto Salgar (Cundinamarca) hasta San Roque (Cesar) (528 Km.).

A la fecha se han construido 109 kilómetros, este año se terminan 300 más de doble calzada en este segundo sector que bordea el Río Magdalena.

El proyecto cuenta con el 80 por ciento de las licencias ambientales requeridas y el 75 por ciento de predios necesarios se han adquirido, lo cual garantiza su avance eficiente. Contractualmente, está previsto que las obras finalicen en el año 2017.

Tercer sector: San Roque (Cesar), Ye de Ciénaga (Magdalena) y Carmen de Bolívar, y Valledupar (Cesar)

El Tramo III presenta diversos requerimientos. Por esto, se desarrollan actualmente procesos de consulta previa con comunidades indígenas y afro, el cumplimiento de requisitos para el otorgamiento de licencias ambientales, y también procesos de adquisición de predios.

La ANI, el concesionario y el Ministerio de Transporte adelantan todas las acciones necesarias para finalizar las obras en el año 2017.

Autopistas del Café: Armenia – Pereira - Manizales (270 km)

Este proyecto inició obras en 1997 dentro de la Primera Generación de concesiones viales. Contempla un alcance de 63 km en doble calzada, está subdividido en 18 tramos de los cuales 16 están terminados, representados en 29 km de doble calzada, 22 km en obras de construcción de calzada sencilla y variantes, más otras obras como intersecciones a desnivel y accesos a puentes.

Con relación a los otros dos tramos, que corresponden a alcances progresivos del proyecto, se tiene un avance del 93 por ciento de la rehabilitación del tramo La Paila - Calarcá. En el tramo Variante - sur de Pereira se están adelantando las gestiones prediales pertinentes para avanzar en la construcción de la rampa B de los accesos a Alcalá.

Las cifras de la 4G

El programa Cuarta Generación (4G) de Concesiones de la ANI asciende a más de 47 billones de pesos, el cual transformará la infraestructura nacional interviniendo más de 8.000 de los 17.000 km de la Red Nacional de Carreteras.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.