Hublot se inspiró en el más reciente modelo de Ferrari para desarrollar un reloj

Se harán solo 50 piezas numeradas, que no vienen incluidas en el valor del carro ni se sabe aún su precio al público, pero los interesados estarán más preocupados por tenerlo que por saber el precio.

Redacción Motor

03:34 p.m. 30 de abril del 2013

Carros y relojes han sido so­cios inseparables. Pero ahora no se trata de poner el nombre en la carátula o en las correas o de emular colores propios de las marcas de vehículos. Los relojeros están diseñando sus propias maquina­rias inspiradas en las de los autos, con sistemas y mecanismos semejantes a los de sus motores.

El Masterpiece MP-05 que Hublot denominó “LaFerrari” es un reloj im­pensado. Más allá de haber sido conce­bido e inspirado durante el tiempo de desarrollo del último auto de Ferrari, ofrece unas características únicas más allá de su formato y presentación, que se parecen mucho a la cabeza de cilin­dros de un motor, con los balancines de los ejes de levas simulados en el meca­nismo de la cuerda, y la caja de titanio sigue algunas de las líneas de la carroce­ría del automóvil.

El estuche de entrega está hecho en cuero Schedoni, exclusivo para los acce­sorios Ferrari, y fibra de carbono. Tam­bién es de colección.

Una característica particular es que la cuerda es manual pero tiene una reserva de 50 días y un indicador del “tanque” en la parte superior izquierda del reloj.

RECUADRO:

APRENDER A LEERLO

A simple vista, salvo cuando uno se ha acostumbrado, la lec­tura de la hora y los datos no es algo evidente, pero este será uno de los encantos del Hublot pues el dueño deberá explicarlo de­talladamente a cada curioso que indague por sus funciones. Para darle una apariencia más cercana a la del motor, Hublot escondió en la parte baja de la máquina la corona de la puesta en hora y el segundero es verti­cal. Los números van resaltados con el material SuperLumiNova blanco y las barras de refuerzo son en aluminio anodizado en tono rojo Ferrari.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.