Hyundai actualizó al Génesis Coupé 2.0 y lo dotó con 210 caballos de potencia

El coupé deportivo de alta gama de Hyundai fue remodelado y tiene 50caballos más de potencia provenientes del motor 2.0 turbocargado. La caja es manual de seis adelante. Vale 75 millones de pesos.

Redacción Motor

05:24 a.m. 02 de abril del 2012

Ver galeria de fotos del nuevo Génesis Coupé

El Génesis de Hyundai estrena cara y recibe más energía de su
motor. Ese es el resumen del deportivo coreano que acaba de llegar en su modelo 2012 al país.

Este es un automóvil muy atípico pues se trata de un proyecto en el cual Hyundai se fijó, desde cuando lo aprobó en 2008, una ambiciosa meta: "Ofrecer el rendimiento de un BMW Serie 5, el interior y la configuración de un Serie 7, todo por el precio de un serie 3".

Por supuesto, la versión que viene a Colombia, con un motor 2 litros turbocargado que rinde 210 caballos de potencia, está lejos dinámicamente de competir con un Serie 5. Salvo que lo haga con
las versiones que hay en Estados Unidos, con motores que van desde los 333 hasta los 429 caballos provenientes de motores
V6 y V8, respectivamente, con cajas de ocho velocidades, lo cual es otro idioma, que no se habla en el modelo que vino al país.

Tampoco se puede decir que tenga un interior del nivel del serie 7, pues son dos carros de nichos muy diferentes. Finalmente, en cuanto al precio, sí está ubicado por debajo de lo que cuesta un BMW Serie 3 ya que lo tasan en 75 millones de pesos, cifra
que se convierte  en su mayor atractivo y es proporcionalmente inferior a lo que el automóvil ofrece en tamaño y diferenciación
estética.

Hay que anotar que el Génesis es una plataforma totalmente independiente hecha exclusivamente para este modelo que se acopla a la arquitectura de todos esos BMW que usaron como banco de referencia para desarrollarlo.

La gran diferencia y novedad es que monta el motor de manera
longitudinal y las ruedas traseras son las motrices para darle el comportamiento deportivo con el cual pretenden ubicarlo en esa categoría, aunque más que un coupé pequeño y proporcionado es un gran sedán de dos puertas.

Mide 4.60 metros de largo, es bajo ya que la alzada es de 1.4 metros y los 1.515 kilos que pesa nos indican sus proporciones y aspiraciones. Esto hace que el motor sea muy justo y necesite de todo el soplo del turbo para moverlo a correctas velocidades porque en la gama intermedia es difícil sostenerlo sobre todo en el tráfico. Pero la relación peso/ potencia es muy interesante ya que cada caballo arrastra con una carga de solo 7.2 kilos.

Aunque claramente, por su pinta y empaque, se esperaría mucho más. El programa electrónico del motor es bastante áspero pues resulta difícil llevar el carro en una gama baja de manera pareja y es muy brusca la entrada del compresor y tiene bastante bache mientras carga la admisión.

Funciona mucho mejor que el modelo de la primera serie que habíamos probado, se notan bien los 50 caballos adicionales, pero sigue ameritando un retoque más cuidadoso de sus mapas para que tenga un manejo más fluido.

Usa una caja manual de seis velocidades adelante que ayuda a su pique, y obviamente le da el carácter más personalizado al manejo. Lo pusieron a rodar en llantas de diferentes tamaños para adelante y para atrás (225 y 245, respectivamente) en vistosos rines de 18 pulgadas, también de nuevo diseño.

Los frenos son naturalmente cuatro discos, con ABS, y se complementan con el control electrónico de estabilidad para
generar una conducción correcta y predecible a pesar del gran tamaño e inercia que supone llevarlo en curvas de alta velocidad,
en las cuales tiende a ir un poco de trompa.

Aunque no es un carro exagerado ni pasado de líneas, sí juega en el límite con su buena dosis de curvas, "spoilers" y pliegues en todas las partes de la carrocería, necesarios para quebrar la planitud del enorme costado lateral, pues el carro tiene el largo de una gran berlina con solo dos puertas.

Es bastante ancho, casi 1.90 metros, y esa medida ópticamente lo aplasta bastante. Además, el techo es muy bajo atrás lo cual le
da una bonita caída hacia el baúl, pero con un importante sacrificio de altura para los pasajeros de la banca posterior.

Los enormes parales traseros obstruyen la visión, por lo cual los sensores de reverso que trae de serie son fundamentales para estacionarlo. Lo equiparon con lo justo para el precio pues solo tiene un par de airbags adelante y el techo de control eléctrico entre los accesorios diferenciales, que en esa gama no son algo especial sino una condición estándar.

Será un carro para especialistas y aficionados a su tipología, y en ese aspecto juega solo en la oferta porque no hay similares en
ninguna otra marca. Quizás, a menor precio, el Veloster de la misma marca ofrece algo parecido, pero de resto el panorama
juega a favor de su exclusividad.

FRASES:

El modelo 2012 tiene una trompa refaccionada y también los stops, al igual que los rines de 18 pulgadas. Las llantas traseras son más
anchas que las frontales.

El interior tiene buen diseño y materiales muy acordes con el precio y la categoría en la cual se clasifica este coupé deportivo de muy generoso tamaño.

El interior está bien presentado y el acceso a la parte trasera se mejoró con una mayor movilidad de las sillas de adelante. sin embargo, el espacio de atrás es limitado en altura.

RECUADROS:

Diseño: en el límite

El diseño es un compromiso entre la  ampulosidad coreana y la clientela internacional. La proporción de las medidas lo hace ver muy bajo y especialmente muy ancho, además de serlo. Para el nuevo modelo también agregaron baberos y mejoraron la penetración aerodinámica.

Instrumentos clásicos

En la consola central, Hyundai dispuso tres indicadores adicionales
análogos. Uno de ellos se mueve con la señal del TPS de acelerador para indicar cuánto pedal está en uso, dato poco útil. En el centro se ve la presión del turbo pero en kilopascales, que pocos pueden traducir en las cristianas libras/pie o bares, y en el extremo derecho hay un termómetro para saber la condición del aceite del motor.

Un mercado específico

El Génesis fue concebido esencialmente para la clientela de
Hyundai en Estados Unidos por lo cual sus formas y tamaño son
bastante generosos y acorde con los gustos de esos consumidores. También han hecho exportación a plazas afines como los países suramericanos, pero no se vende en Europa donde la clientela tiene otras preferencias en este tipo de autos. Es un auto de nicho.

Ver más información sobre el nuevo Génesis Coupé

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.