El Hyundai Genesis que le ayudará a ver más allá de los límites

Un práctico desarrollo de Hyundai para sus modelos Genesis en Corea, predice la aparición de los radares de velocidad fijos. Bastante útil para los que olvidan los límites de velocidad permitidos.

Redacción Motor

09:07 p.m. 08 de julio del 2014

El auge de las cámaras vigilantes ha logrado que prácticamente todo el mundo tenga un ojo sobre su espalda. En las calles esta tecnología ha sido de gran ayuda, pues sirve como testigo de accidentes o como apoyo para las autoridades al momento validar las infracciones.

Sin embargo, para algunos se ha convertido en un dolor de cabeza, pues el factor sorpresa de las cámaras –especialmente por no ser detectadas a tiempo– implica que muchos conductores sean multados por sobrepasar los límites de velocidad.

Actualmente, el nuevo Hyundai Genesis sedán podría ahorrarle un mal rato, y de paso unos pesos. El modelo 2015 ya incorpora un sistema que frena automáticamente el vehículo al aproximarse a un radar, pues en lugar de utilizar métodos de detección de radares que son ilegales en muchos lugares, el Génesis utiliza su sistema de navegación a bordo y lo cruza con una base de datos de ubicación de cámaras de velocidad conocidas para avisar con un pitido al conductor. En segundo lugar, el sistema reduce automáticamente la velocidad del vehículo si está por encima del límite.

Por ahora, la nueva tecnología solo está disponible en los sedanes Génesis de venta en Corea, pero es posible que el sistema sea usable en los Estados Unidos, después del respectivo análisis de legalidad.

No olvide que esta tecnología no le garantiza ser ‘inmune’ a los comparendos, pues las patrullas de policía provistas con radares aún estarán al acecho; luego lo mejor es tener un ojo en el velocímetro y mucha mesura con el pedal derecho.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.