El Hyundai HCD-14 Concept nos adelanta las líneas más futuristas de la marca

Predominan un diseño recto, un frontal marcado por su enorme parrilla y las formas horizontales de sus faros. Las puertas traseras se abren en sentido opuesto para su fácil acceso.

Redacción Motor

05:17 a.m. 18 de enero del 2013

Ver imágenes del nuevo concepto de Hyundai

El Genesis HCD-14 Concept de Hyundai ofrece un vistazo al futuro diseño de la casa coreana y completa la oferta con tecnologías posibles para sus próximos autos en el segmento de lujo.
 
Directivas de la marca afirmaron que este vehículo es una idea muy aterrizada de la dirección que van a tomar en cuestiones de diseño, con avanzadas tecnologías como el seguimiento de la mirada y el reconocimiento gestual interactivo 3D. 

La parte frontal es audaz y sobresale una gran parrilla con líneas horizontales de metal cepillado. Las esquinas del capó tienen pliegues extendidos e integrados perfectamente con los laterales del auto, que se detienen en las luces traseras.

Su perfil lateral tiene la clásica apariencia del sedán deportivo con voladizos cortos, ruedas de gran diámetro y una cola pequeña. En adición a los rines, estas fueron desarrolladas a partir de una mezcla de aleaciones muy ligeras y fibra de carbono.
 
Las puertas traseras, de diseño sencillo y gran tamaño, tienen la bisagra en el paral 'C', abriendo en sentido opuesto, lo que facilita más el acceso a todos los ocupantes.
 
La cabina luce elegantes detalles en láminas de madera que le dan un toque refrescante, con testigos luminosos que provienen de instrumentos analógicos y digitales, todo con un estilo inspirado en la aviación.
 
En la parte interior sobresale la ubicación central del conductor que accederá fácilmente a todos los sistemas de información y entretenimiento, con un sistema que integra una interfaz intuitiva que permite al conductor mantener sus ojos en la carretera con tecnología de seguimiento ocular al conductor y reconocimiento de manos y gestos 3D.

De este modo, el Genesis HCD-14 es capaz de reconocer las órdenes de su piloto liberándolo de las distracciones asociadas a los controles manuales.
 
Por ejemplo, una vez que el conductor seleccione un comando específico, a través del seguimiento ocular, con el movimiento del pulgar o mediante un gesto se puede acceder a la función, bien sea navegación, conectividad, información, etc.
 
El chasís ultra-rígido fue elaborado con acero de alta resistencia y además lleva un sofisticado sistema de suspensión que le brinda un agarre consistente en las curvas.

Los neumáticos de bajo perfil le dan un rendimiento excepcional y le ayudan a pararse con firmeza en el camino. Su conductor podrá elegir mediante un sistema de control, múltiples opciones de manejo que se adapten a las condiciones del camino y sus preferencias.
 
En cuanto a su mecánica, ofrece un motor V8 de 5,0 litros con inyección directa y distribución variable continua con doble válvula (D-CVVT) para lograr una gran potencia con bajas emisiones.

Además, utiliza el reconocimiento óptico de identificar al conductor para iniciar la secuencia de arranque, mientras que la selección de marchas de la transmisión automática de 8 velocidades se realiza mediante levas de cambio.

Fotos de la presentación de este concepto en Detroit

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.