Iguana Yachts y su acertada versión de bote anfibio

No todos los vehículos anfibios tienen que parecer hechos por el doctor Frankenstein. Al contrario, algunos diseños llegan a ser versiones muy funcionales y estéticas. Bello anfibio

Redacción Motor

08:12 p.m. 08 de septiembre del 2014

Vea algunas imágenes del bote anfibio de Iguana 29 de Iguana Yachts

La recordada playa de Normandía en Francia se ha convertido en epicentro de una nueva generación de exquisitos vehículos marinos, de gran lujo y diseño.

En esta proliferación de aparatos se destaca un modelo de Iguana Yachts, que aunque su nombre evoque un reptil, emparenta su genética con la dualidad anfibia. Las formas de su peculiar yate están diseñadas para surcar tierras y mares, a cualquier hora del día y en cualquier lugar.

La idea la tuvo el fundador de la empresa Antoine Brugidou, quien después de años de navegar las desafiantes aguas del Canal Inglés, imaginó un vehículo para transportarse en ellas de manera exclusiva y versátil. Fue entonces cuando se decidió a construir uno.

El Iguana 29 es un pequeño yate de lujo, pero lo que realmente sorprende son sus orugas como tanque de guerra. Tiene un par de ellas hechas en goma, plegables hacia abajo, en el casco de fibra de carbono. Esto le permite pasar sobre rocas, lodo, arena y grava, convirtiéndolo en casi un todoterreno.

Las bandas de rodadura de la nave se conocen como Sistema de Movilidad de la Iguana (IMS). Son impulsadas por un motor 2,0 litros y cuatro cilindros, acoplado a tres bombas hidráulicas, que suben y bajan sus piernas permitiéndole pasar en tierra a una velocidad máxima de 7,2 kilómetros por hora. Cuando no están en uso, el IMS se retrae en el casco y la forma los laterales del vehículo.

En el agua usa un motor fuera de borda de 300 caballos de potencia, que lo mueve a una velocidad máxima de 35 nudos. Con un largo de 9.2 metros, el Iguana 29 se ofrece en tres niveles de acabado: exclusive, classic y adventure; configurados al gusto de su tripulación.

Así que olvídese de llegar hasta el puerto y tener que atracar; todo lo que necesita es una pendiente suave y un Iguana Yatch. La diversión corre por su cuenta.

DATO:
La gama alta ‘exclusive’ ofrece acabados en oro o platino, cristales franceses, tapicería de cuero, y un sistema todo en uno de GPS y sonido. Por debajo, la arquitectura del barco utiliza aluminio de grado marino, acero inoxidable y fibra de carbono.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.