Indian Roadmaster. Esta 'touring' de la histórica marca es fiel reflejo del más puro lujo americano

Por donde se le mire es muy apreciable en su estilo, comodidad y desempeño en largos trayectos por carretera, que son la especialidad de todos los modelos de Indian Motorcycle.

Redacción Motor

11:20 p.m. 01 de diciembre del 2014

Indian no es solo una marca de motocicletas. Es la historia de la moto misma. Una marca que ha dejado huella en todo el mundo. Un ícono de la cultura americana que en Estados Unidos, desde 1901, es nada más ni nada menos que uno de los símbolos de los bienes más preciados de la humanidad: la libertad.

Hablar de la Indian Motorcycles de hoy es hablar de más de cien años de historia que empezó a escribirse en el primer año del siglo pasado, cuando los hermanos George M. Hendee y Oscar Hedstrom la fundaron en Springfield, Massachusetts, dos años antes que su gran rival, Harley-Davidson Motor Company.

La de Indian ha sido una historia pasada por muchas vicisitudes, las grandes guerras, la depresión de los años 30 y posteriores dificultades económicas que la llevaron a varios cierres, pero siempre las superó. En el 2006 hubo un relanzamiento de la marca y se reubicó en Kings Mountain, Carolina del Norte. La última movida ocurrió en el 2011 cuando Indian fue adquirida por Polaris con un gran objetivo: crecer en el segmento de las motocicletas crucero de gran tamaño.

El mejor ejemplo de esa estrategia es la Roadmaster, que fue la ‘vedette’ del Salón del Automóvil de Bogotá. Con su gran carrocería, imponente presencia y acabados de lujo, marca el regreso de Indian a esta parte del continente. La Roadmaster, nombre que también usaron los 40 y 50, es todo un ‘fierro’, con un potente motor de más de 1.800 cm3 y toda la tecnología de hoy sobre la base del exitoso modelo Roadmaster, que funcionó también en los años 40 del siglo pasado.

Junto a esta motocicleta, que se tasa en unos 40.000 dólares al cambio local del día, su distribuidor en Colombia, Xtreme Machines, trae los modelos Chieftain, Classic, y Vintage.

La Roadmaster es sin duda una gran berlina de lujo, una especie de ‘Bentley’ de dos ruedas, llena de comodidades para sus dos ocupantes. Tiene cuatro poderosos parlantes, conexión Bluetooth, puertos USB y de energía. Eso en cuanto al entretenimiento.

Sus asientos son en finísimo cuero de alta resistencia y con excelentes acabados capaces de soportar las inclemencias del tiempo. Son regulables en altura, cuentan con calefacción independiente y el del pasajero tiene hasta descansabrazos. Los apoyapiés del pasajero son regulables en tres posiciones así como la palanca de cambios. Los manillares también tienen calefacción regulable en 10 posiciones de temperatura.

La suavidad al andar se la dan la horquilla telescópica delantera de 119 mm con muelles de doble dureza, y un único amortiguador trasero con ajuste de aire. Todo eso está empaquetado en sus 2,65 m de largo y 1,01 m de ancho y 404 kilogramos de peso (sin fluidos).

11 claves de la Roadmaster

ALMACENAJE EXPANSIVO de fácil acceso con capacidad para casi 145 litros.

ASIENTOS REGULABLES en altura y apoyabrazos para mayor comodidad del pasajero, que giran en un gran rango lateral para graduarlos en la mejor posición.

PARRILLA PARA EQUIPAJE EXTRA. Baúl trasero con interior forrado (con bloqueo remoto para seguridad).

NUMEROSAS PIEZAS CROMADAS, como la horquilla, baúl trasero, barras protectoras y embellecedores.

ALFORJAS espaciosas a ambos lados, de liberación rápida.

ERGONOMÍA para el conductor mejorada y mayor espacio para las piernas. Los reposapiés del pasajero son regulables en tres posiciones.

PARABRISAS. Con horizonte ajustable en altura. La parte inferior del carenaje cuenta con flujo de aire regulable. Manillares con calefacción y diez ajustes de temperatura.

SISTEMA DE MONITOREO de la presión de los neumáticos, encendido sin llave y luces ledes.

ASIENTOS REGULABLES. De cuero color marrón, con calefacción y control individual para subir o bajar la temperatura.

PALANCA DE CAMBIOS regulable. Se adapta a los conductores que prefie¬ren hacer los cambios con el talón.

FRENOS ANTIBLOQUEO de gran¬des prestaciones (ABS), discos de freno ventilados (doble adelante, sencillo atrás).

Equipo

La Indian Roadmaster incluye como equipo de serie frenos ABS, barras protectoras delanteras y traseras cromadas, cierre de las alforjas y el baúl a distancia, triple puerto de alimentación, control de crucero electrónico, sistema de información que combina comunicación, navegación, y teléfono y conexión Bluetooth para manos libres con conectividad para múltiples dispositivos.

DATOS

Por su construcción y ubicación del piloto, la Roadmaster tiene un centro de gravedad bajo y es relativamente fácil de mover gracias a esta característica.

404 kilos pesa la Roadmaster antes de ponerle gasolina. Por su tamaño imponente, requiere mucho cuerpo del piloto o bien gran experiencia, porque no es fácil de operar.

Los cilindros, verticales y enfriados por aire, dejan a la vista las cápsulas donde van las varillas impulsadoras de las válvulas y están desfasados longitudinalmente para mejorar la refrigeración.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.