Dos ingenieras suecas inventaron una 'bufanda' para ciclistas que contiene un airbag

Se activa en casos de accidentes o pérdida de equilibrio y ofrece mejor protección, pues impide la lesión del cuello conocida como 'latigazo'.

Redacción Motor

08:02 p.m. 14 de julio del 2014

Así es el nuevo 'casco invisible'

¿Casco o airbag? No es el primer intento de proteger con la tec­nología utilizada en los automóviles a los ciclistas y motociclistas con bolsas inflables que salen de los chalecos y chaquetas, pero hasta ahora ninguno ha tenido un uso masivo en el mercado.

Sin embargo, la necesidad de inter­poner elementos de seguridad para mo­mentos de accidentes en esos vehículos puso a pensar y trabajar a dos ingenie­ras suecas, Anna Haupt y Terese Alstin, que podrían mejorar la historia en este tema.

No intentaron hacer algo totalmente diferente -aunque en la práctica es úni­co-, sino que combinaron los diferentes productos que se ofrecen para este tipo de protección y redujeron el airbag a un 'cuello', que protege toda la cabeza y la zona cervical en caso de impacto, y que, a la vez, sirve como un elemen­to del atuendo del ciclista, con todas las posibilidades de colores para que combine perfectamente con la moda del momento y pase casi inadvertido como elemento mecánico.

El Hövding, como se llama el dispo­sitivo, parece una bufanda y se ajusta al cuello. Cuando se activa, la bolsa cubre toda la cabeza y la frente ofre­ciendo una protección exacta en las zonas más vulnerables del conductor.

El collar o bufanda lleva interna­mente el airbag que está plegado y se dispara cuando un sensor que contie­ne advierte desaceleraciones o mo­vimientos anormales como frenadas, pérdida de equilibrio o choques.

La compañía Folksam, encargada de su fabricación, anunció reciente­mente los resultados de su ingenioso invento, después de probarlo durante largo tiempo y compararlo con otros 13 cascos diferentes para ciclistas, te­niendo en cuenta las diferentes nor­mas que se exigen para los mismos. Hasta el momento, el Hövding ha sido el más seguro.

Salva el cuello

Además del golpe directo en una caída, el Hövding protege contra el llama­do latigazo, el peligroso movimiento que hace el cuello tras un golpe fuerte desde atrás.

Por el momento el casco solo funciona para ciclistas y no se vende a moto­ciclistas, pero sus fabricantes esperan lograr este objetivo muy pronto. Su valor es de 400 euros y solo se distribuye en Europa y el Reino Unido, sin embargo los planes son expandirlo muy pronto en el mercado de toda América.

DATOS
Por internet se puede pedir que el 'casco' sea confeccionado, externamente, al gusto de cada cliente y se lo envían por correo al distribuidor más cercano. Ya se vende en Suecia, Noruega y próximamente en Holanda.

Los cascos son sometidos a pruebas de impacto de 25 kph, en las que la aceleración de la cabeza debe ser máximo de 250 g, según la ley europea, sin embargo, estos lograron 65 g, ubicándose como los mejores en la categoría para bicicletas.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.