International trajo a Colombia su tractomula más avanzada y poderosa

El representante de la marca, Navitrans, presentó la LoneStar que es su línea premium inspirada en los camiones de los años 40 del siglo anterior. Los precios están entre 290 y 360 millones de pesos.

Redacción Motor

08:28 p.m. 16 de abril del 2012

Ver galería de fotos de la nueva LoneStar

El año pasado, la firma International -representada en Colombia por Navistar- logró un récord impresionante de ventas de camiones con más de 4.300 unidades, dentro de los diversos tipos y tonelajes.

El empuje de la economía, el auge de la construcción y de las obras públicas son el factor que ha generado esa necesidad que tan buenos reflejos produce sobre el desarrollo nacional.

Es un diagnóstico mundial: mayores ventas de camiones significan crecimiento de la economía y de la productividad. Mayor venta de taxis significa crecimiento, pero del desempleo.

Ese empuje y demanda del mercado también se reflejan en una mayor dosis de camiones de alta gama, tal como sucede en los automóviles.

Por esa ruta llegó a Colombia la LoneStar, nuevo modelo de tractomula de International, en el cual se resumen los últimos avances que hay para estos vehículos y, además, trae un diseño retro muy inspirado en la figura de los camiones que circulaban con la marca en la década de los 40 del siglo pasado.

International lo define como un "clásico avanzado" y acierta con el diagnóstico pues, para conocedores y profanos, la estampa del LoneStar conecta perfectamente la historia, en especial por
la forma de su parrilla o frontal que es el ADN de todo camión. Naturalmente, en materia de camiones no existe para los diseñadores la misma flexibilidad ni capacidad de sorpresa, pues existen parámetros de funcionalidad y dimensiones que no les dan mucha elasticidad ni a las ideas ni al lápiz.

Es más, usualmente los cambios en los camiones de este tonelaje suelen hacerse de manera muy concertada con los usuarios, para quienes la rentabilidad y la tecnología están por encima de las apariencias. De ahí que las estampas que conocemos suelen ser una constante y no se registra la cuota de cambios estéticos de fondo que vemos en los autos.

El LoneStar tiene dos aspectos de juicio. Uno, el interior y el confort de su cabina, que es la sede de una oficina de una empresa que bien puede costar bastante más de quinientos millones de pesos y
que, por lo tanto, debe estar a la altura de su inversión. Y dos, su funcionamiento y rendimiento.

Empezando por lo banal, si cabe el término, la cabina de este camión es enorme, 2.46 metros de ancho, y permite todo el espacio y la habitabilidad para la zona de conducción como para el camarote o "sleeper".

En la parte de descanso, el conductor dispone de una cama suspendida de casi dos metros de ancho que puede convertirse en
sofá para momentos de reposo en el camino y para tareas de oficina. El sofá o cama tiene colchón incorporado o un sistema
opcional llamado Lattoflex Sleep, que es un colchón de espuma pero con memoria anatómica.

El camarote tiene una altura hábil de 1.83 metros por lo cual moverse en el interior no requiere contorsiones, y todo el espacio está montado con aislamientos especiales para bajar el ruido del motor de la marcha y evitar el recalentamiento del habitáculo.

El panel de instrumentos tiene funciones de comunicaciones y navegación enlazados por Bluetooth, todo un equipo de audio Monsoon Digital 11 con los mejores avances y calidad ajustados a las formas y volumen de la cabina, y hasta monitoreo permanente del estado de las llantas.

Los escalones de entrada son antideslizantes y hay la posibilidad de escoger entre el parabrisas "retro" partido en el centro o uno
integral para mejor visibilidad. La silla del conductor se ajusta y gira en muchas medidas para darle mayor amplitud a la cabina y acceso al camarote.

En la mecánica, la LoneStar tendrá una configuración especial para Colombia, diferente en motor a la que se vende para
el uso en Estados Unidos. La dotaron con el Cummins ISX de 475 caballos y un torque de 16.550 libras/pie, que es sobrado para el requerimiento de estas carreteras.

El sistema de frenos opera por cuatro canales diferentes y está
dotado de ABS para un perfecto control del camión en pisos resbalosos, y todo el conjunto va montado en suspensiones Promaax de 6.4 toneladas adelante y de 21.9 en los ejes traseros.

También la trocha es la más ancha posible para mejor apoyo y maniobrabilidad. Además, en la ubicación de elementos hay un
trabajo especial para hacer que los filtros y otros puntos de revisión mecánica permanente sean accesibles.

FRASES:

Para International, el 2011 representó un aumento del 270 por ciento en sus ventas de camiones de todos los tipos.

Para la topografía colombiana, además del motor Cummins, la LoneStar viene con una caja inteligente mecánica de 18 velocidades adelante.

RECUADRO:

International presentó lo último en su línea de tractomulas, la LoneStar, inspirada en sus camiones de los años 40 del siglo
anterior. Los precios están entre 290 y 360 millones de pesos por
el cabezote, según la versión.

Centro de mando

El sitio de trabajo de la LoneStar es tan complejo como fino y
elegante. Toda la instrumentación monitorea, de forma análoga,
el funcionamiento de la maquinaria y hay total conectividad entre todos los sistemas.

Los acabados son del mismo nivel que se encuentra en los autos de gamas más altas, con guarniciones de madera y los mejores apoyos de climatización, insonorización y ergonomía. Va en línea con la factura del camarote, que es una suite cinco estrellas en diez ruedas, sin contar las del remolque.

El precursor

Este camión de la Serie D, pequeño ahora pero grande en su
época, llamado DMAXX D39, cargaba 1.5 toneladas y lo produjo
International en 1939.

El ejemplar fue hallado en el concesionario de George Mitchell Nollenberger, en Toledo, Ohio, en septiembre de 2007. Para recuperarlo lo enviaron a la firma American Speed Company, en Plymouth, Michigan, donde hicieron una reconstrucción impecable que se terminó en enero de 2008 y sirvió de base e inspiración para la actual LoneStar que llega a Colombia.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.