Ni el invierno pudo parar el Reto Guajira 2011 DISTOYOTA

Ni el invierno pudo parar el Reto Guajira 2011 DISTOYOTA

Redacción Motor

11:17 p.m. 02 de mayo del 2011

  Día 1 - Miércoles 20 de Abril - Barranquilla

Mientras el resto del país estaba siendo azotado por un implacable invierno, nosotros tuvimos la suerte de disfrutar de pleno sol en el recorrido que tomamos para vivir  el primer día de la expedición Distoyota.

Automercantil del Caribe, nuestro concesionario de gran amplitud ubicado en el centro de la ciudad de Barranquilla, el cual cuenta con modernas instalaciones y una bella casa patrimonio arquitectónico de la ciudad, fue el punto de encuentro para los expedicionarios del Reto Guajira Extrema 2011. Juan Carlos Montoya, Gerente de Automercantil nos atendió con los brazos abiertos y ya tenía dispuestos los equipos  y toda la logística para este emocionante viaje. Emilce, Aura y Roberto, tres de sus asesores comerciales nos acompañarían para brindar toda la información necesaria acerca de las camionetas y para vivir en su propia piel la experiencia de viajar en camionetas Toyota.

15 camionetas, entre Land Cruiser 76, Prado, Hilux, FJ Cruiser y Prado Sumo, estaban preparadas, llenas de equipaje y aditamentos. .Todas ellas conformaban la caravana que se adentraría en la alta Guajira buscando exigir los vehículos al máximo. Los aventureros, 56 animados participantes con edades entre los 8 y 65 años, entre los que se encontraban familias completas, parejas y varios grupos de amigos, se divirtieron pasando unas vacaciones cortas pero intensas de principio a fin.

Ya todos juntos, santandereanos, bogotanos, paisas, opitas y por supuesto barranquilleros entre otros colombianos, se reunieron para organizar el plan y la ruta del viaje. Todos siguieron al pie de la letra los consejos y advertencias sugeridas por parte del equipo experto de DISTOYOTA, muy útiles para una expedición de esta categoría, rutas, manejo, protección al medio ambiente, seguridad en los vehículos y de los viajeros, comunicaciones y líderes de grupo.

La emoción era palpable en cada mirada, para algunos era su primer viaje y querían conocer cómo respondería su camioneta y su propio cuerpo, para otros, un recorrido de aventura emocionante dentro de sus anteriores experiencias que incluían hasta rallys de competición. No importaba si era la primera o la quinta vez, nadie ocultaba la emoción de viajar en su TOYOTA a la punta norte de Suramérica.

Alejandro Quiñones nuestro líder general, director del club 4x4 de Distoyota y 2 veces campeón nacional de Rallys, entre otros galardones del ramo, dio las instrucciones y la partida.

Salimos a tanquear los carros, distribuimos posiciones y nos enrutamos a cubrir los poco más de 260Km que nos distanciaban de Riohacha, la capital de la Guajira. Sin modestia alguna, éramos la sensación en las calles de Curramba, 15 flamantes camionetas atraían las miradas y cámaras fotográficas de transeúntes y conductores de las vías. El puente Alfonso López Pumarejo fue fiel testigo y escenario de la magnificencia que produce una caravana TOYOTA, todas ellas identificadas con los emblemas de Distoyota y de la Expedición Reto Guajira Extrema 2011.

Nuestro recorrido fue siempre acompañado por el sol mientras devorábamos la autopista del Caribe. La policía y el ejercito nos detuvieron en varias ocasiones, era obvio y por de más curioso, querían conocer hacia donde nos dirigíamos y echarle un ojo a cada una de esas impresionantes camionetas, la líder de grupo la nueva Land Cruiser 76, impactaba con el tricolor patrio en su carrocería y con el renombrado Distoyota Racing Team identificándola, las FJ en colores azul, gris plata, vino tinto y negra emocionaban la carretera.

Luego de un viaje seguro y alegre nos detuvimos en Riohacha, recogimos a nuestro guía, "Pelusa", un alegre hombre nacido en Valledupar resabiado en las innumerables trochas de la Guajira. Almorzamos, tomamos un aire viendo el mar y dimos un pequeño recorrido, donde comenzamos a ver la gran cantidad de camionetas TOYOTA que se observan en la Guajira, a los novatos eso los tranquilizaba sabían que la Guajira es un territorio TOYOTA.

Nos había cogido un poco la tarde, debíamos tomar camino a Uribia para retanquear ya que más adelante sería difícil hacerlo.

El atardecer nos tomó por sorpresa en el desierto, junto a la magnífica puesta del sol disfrutamos de unas hermosas fotos con las camionetas, las cuales empezaron a  hacer gala de su potencia, velocidad y firmeza en el árido terreno. Al caer la noche, algunos pensaban que sería imposible cruzar, pero las potentes luces y nuestro guía nos mostraban a la perfección el camino. Parecíamos una constelación de estrellas en movimiento, no podemos negarlo, alcanzamos los 100 y hasta los 140 Km por hora, en medio de la oscuridad del desierto, con la tranquilidad que solo puede brindar un TOYOTA.

Era el final del primer día, pero el principio de la aventura. El Cabo de la Vela y los amables habitantes Wayuu de la ranchería Cabo Playa nos recibieron con alegría, algunos armaron sus carpas, otros optaron por chinchorro o hamaca. El mar nos arullaba, la brisa del viento refrescaba, nosotros descansábamos, las camionetas parecían esperar ansiosas el comienzo de otro nuevo día.

Los viajeros cerraron la noche con una cálida fogata a orillas del mar Caribe contando las grandes aventuras en sus vehículos Toyota y emocionados con la experiencia que habíamos vivido en este primer día de expedición.

El Reto Guajira Extrema 2011 hasta ahora comienza, mañana la acción aumentará.

Crónica por: Felipe  Aguirre - Cinerama

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.