Jaguar XE: un inglés en franca lid con los alemanes

En un segmento tradicionalmente comandado por vehículos alemanes, este británico tiene con qué poner a pensar a los compradores. Prueba de manejo.

Por Redacción Motor

12:54 p.m. 25 de septiembre del 2017
Jaguar XE 2017

Jaguar XE 2017

Daniel Otero Bravo
Redactor de EL TIEMPO


Así como en segmentos de entrada la gente sigue prefiriendo vehículos de ensamble nacional sin saber que se están perdiendo de modelos importados claramente superiores a precios no tan distintos, en el de sedanes compactos Premium se siguen prefiriendo a los alemanes sin saber que se están perdiendo carros como el Jaguar XE.

No culpamos a quienes por desconocimiento lo hayan obviado, pues es un jugador relativamente nuevo y perteneciente a una marca que hasta ahora está comenzando a tomar fuerza en el país, pero sí lo lamentamos por ellos.

Si comenzamos por las características que lo ubican a la par o tal vez por detrás de los demás podríamos hablar del espacio en los puestos traseros: para las piernas es reducido, para la cabeza (y especialmente si tiene techo corredizo) tampoco es sobresaliente, y debido a esto, combinado con el túnel central, el puesto de la mitad es prácticamente inútil.

Jaguar XE 2017

Jaguar XE 2017

Adelante la historia es mejor y más aún en la versión Prestige (como nuestra unidad de prueba), pues tanto las dos sillas como la columna de dirección tienen ajuste eléctrico. La posición de manejo es destacable y apenas se queda corta por un soporte lateral que no es el que habríamos esperado. Lo mismo ocurre con la mayoría de materiales, que sin ser malos no dejan de estar por debajo de nuestras expectativas.

Números como los 240 caballos de potencia del motor 2.0 litros, y primeras impresiones como un turbo lag más que notorio, podrían pintar un panorama poco alentador, pero es cuando se exploran sus capacidades dinámicas que el XE parece cobrar vida y el que creíamos que era un sedán ejecutivo pasa a ser un sedán deportivo. Con todo y tracción trasera.

Jaguar XE 2017

Jaguar XE 2017

Con el modo de manejo ‘Dynamic’ seleccionado y la caja (de ocho cambios) en su modo Sport y manejada de forma manual con paletas tras el timón, el XE empieza a mostrar curva tras curva un trabajo de chasís excepcional, una suspensión que sin castigar en condiciones normales permite una estabilidad sobresaliente al ser exigida y una ágil dirección eléctrica que logra contarle a las manos lo que pisan las ruedas.

Incluso en un piso que apenas se estaba secando de la lluvia la noche anterior las ruedas de 18 pulgadas no se quejaron y la estabilidad no se vio comprometida, mostrando además unas asistencias de manejo poco intrusivas. Manejar el XE es una buena muestra de lo que se entiende por diversión tras el volante, donde el conductor realmente está al mando en vez de ser el pasajero de una conducción muda.

Jaguar XE 2017

Jaguar XE 2017

Sin dejar de tener las cualidades de un Premium, tal vez en términos de espacio interior, materiales e incluso precio (arranca en 142 millones) el Jaguar XE no esté al tanto de sus equivalentes alemanes. Pero si el objetivo principal que se busca es la diversión al volante y las sensaciones de manejo, no solo está por delante de estos sino que logra sacarles una importante ventaja.

Noticias recomendadas

Más noticias

Jaguar también hizo su 'salto' al agua

Con el equipo Vectoring Racing, la marca creó este bote de alta velocidad para un campeonato británico. Tiene dos motores con 1100HP y alcanza 160kph.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.