Kia se lanza a los híbridos

Con una importación inicial de 220 unidades, el Niro es el primer vehículo híbrido que busca masificar estas nuevas motorizaciones en el país.

Revista Motor

04:55 p.m. 04 de septiembre del 2018
Kia Niro

Las más de doscientas unidades se venderán entre 95 y 102,5 millones de pesos.

Hemos manejado varios vehículos híbridos que han llegado al país, pero hasta el momento han respondido a ofertas aisladas de algunas marcas y con poca proyección comercial. Los han traído para ofrecerlos como una alternativa, pero no considerando que pueden ser una prioridad de desarrollo. Además, corresponden a vehículos de precios muy elevados, que restringen su zona de potenciales compradores.

Kia Niro

.

La cosa va a cambiar, no rápidamente, pero van a ser más notorias su aceleración y presencia porque ahora Kia trae una SUV de tamaño medio, de tipología urbana, híbrida, que no será un vehículo exótico y aislado, sino parte de un agresivo y osado plan de ventas que se inicia con 220 unidades listas para las vitrinas a partir de la fecha. Ya no es un juego de publicidad o de encuadre político, sino un compromiso de mercado.

El vehículo híbrido, como su nombre lo indica, tiene un combinado de motorizaciones, una eléctrica y otra térmica, que se turnan para halar la cabina, pues en este caso del Niro, las ruedas motrices son las frontales. Sus ventajas consisten en que las emisiones bajan de manera importante porque en los casos de mayor requerimiento de empuje, por ejemplo arrancadas o subidas, o bien funciona solo el motor eléctrico o se combinan ambos. Para lograr la potencia final que suman las dos maquinarias, 148 caballos en este caso, usando solamente el motor de combustión las emisiones y los consumos serían mucho más elevados.

Kia Niro

.

El híbrido ofrece ventajas en este mundo de vehículos ecológicos porque –paradójicamente– su autonomía no depende de las baterías, como es el caso de los eléctricos que tienen alcances limitados, sino de la cantidad de gasolina que haya en el tanque, porque es este motor el que en encarga de cargar las baterías que surten al eléctrico. Con los Niro, como el que probamos en Ecuador y Bogotá, han obtenido los mejores reconocimientos en este campo y se pueden lograr casi 800 kilómetros de ruta con los 11,9 galones que recibe. Podemos hablar de 65 kpg, aunque los extienden en condiciones ideales de reciclaje de energía y en terrenos favorables.

Pero esto no funciona de buenas a primeras. Al contrario. Depende de complejos sistemas mecánicos, eléctricos y electrónicos que armonizan y rotan los motores sin que el conductor tenga sensaciones diferentes a la entrega inmediata del torque de la unidad eléctrica, que se traduce en una aceleración vertiginosa y un andar muy veloz que en condiciones especiales puede mostrar casi los 180 kph en el velocímetro, mediando una buena dosis de paciencia de los 160 en adelante.

Kia Niro

.

Vamos por partes. En esta SUV el motor de gasolina está colocado en el mismo sitio convencional –transversal frontal–, acoplado a una caja de seis cambios automática con opción manual. Pero no tiene el lento convertidor de torque de las automáticas clásicas, sino un embrague automático que, además, es doble y da un cambio inmediato para aprovechar el torque de las máquinas.

Hay más. La caja tiene dos ejes de piñones. Uno para primera, segunda, tercera y cuarta, y otro para las marchas largas, quinta y sexta. Al final de cada tren de piñones hay un engranaje diferente, léase relación total. Para los primeros cambios, la desmultiplicación es de 4.438, es decir, muy picada para grandes arranques. En quinta y sexta se dividen los giros por 3,27, lo que da un régimen de revoluciones muy bajo con mínimo consumo cuando está en crucero. Ingenioso dos en uno y curioso porque al hacer las cuentas, la quinta (0.956) resulta un poco más corta que la cuarta (0.930) y el motor va a subir un poco de rpm a pesar de que se baje la marcha. Hay dos ventajas. La caja no es CVT, lo cual le da mucha mayor agilidad y respuesta al conjunto. Otra: usted como conductor no tiene que preocuparse por esto, todo funciona automáticamente.

Kia Niro

.

Otro punto para explicar es la integración de los motores. El de gasolina es un 1.600, 4 pistones, 105 caballos, inyección directa y aspiración atmosférica para 147 Nm de torque a 4000 rpm. Bastante alto el régimen. Se compensa con el aporte del eléctrico, que eroga 43 caballos y 170 Nm de torque, pero desde la primera revolución, es decir, inmediato y total apenas se toca el acelerador, que es el gran diferencial a favor de esta motorización.

Hay que explicar todo esto porque finalmente es un tema del cual tenemos que aprender, al menos conceptualmente, porque la complejidad de todo el sistema está lejos del alcance de las reparaciones y reparadores convencionales y se remite a analizadores específicos que navegan por el complejo cableado y unidades sensoras que residen exclusivamente en los concesionarios. Gran dato, porque eso implica que por el funcionamiento no hay que preocuparse, y en las sesiones que hicimos de ruta y ciudad y los reportes de su uso en Ecuador, donde hay más de 1.300 unidades rodando, son de confiabilidad total.

¿Cuál es la sensación? En el primer encendido del día, el motor de gasolina también se activa durante unos minutos para que caliente y esté disponible para la coordinación. Luego, se apaga y engancha por las órdenes de computador sin que se note algún ruido, ya que el arranque lo hace el mismo alternador y activa el movimiento del térmico mediante una banda o correa silenciosa. Luego, con solo tocar un botón se da paso a la energía y el carro arranca en eléctrico con total suavidad, tema que se reproduce agradablemente en el tráfico, pues basta con soltar el freno y avanza a la velocidad usual del trancón sin que se mueva el indicador de gasolina.

Kia Niro

.

Hay más detalles por saber. Las baterías, colocadas debajo del asiento trasero e inmunes al agua, se enfrían con ventilador y el paso del aire de la marcha. El aire acondicionado tiene un compresor eléctrico que trabaja a 240 voltios, porque de lo contrario no funcionaría cuando está inactivo el motor de gasolina que lo mueve en los autos convencionales. Para mantener caliente el motor tradicional, hay un sistema de alertas (Active Air Flow) que cierra el paso del aire fresco.

Y unos semifinales: ¿anda solo en electricidad? No. Si el motor de gasolina no funciona por alguna razón o porque no tiene gasolina, el carro se inactiva totalmente y no es posible seguir la marcha con una cualquiera de las dos unidades. Tampoco es posible recargar las baterías con corriente externa porque no es ‘plug in’.

El final: ¿Cuánto vale? Lo ofrecen en dos versiones de equipo, Vibrant y Zenith, que agrega a lo usual de esa gama mejores rines, luces ledes explorado ras, techo corredizo y otros detalles. Firme por 95 millones para la Vibrant y 102 millones de pesos con todos los juguetes adicionales.

Kia Niro

.

¿Qué le dan? Además de todo este rollo tecnológico, una SUV del largo y el ancho de una Nissan Qashqai, de un ancho muy similar al de la Kia Sportage, la Hyundai Tucson o la Toyota RAV 4, y milimétricamente más bajita que todas las anteriores debido a la disposición de las baterías, que permite una cabina más aplanada y de aspecto deportivo. Las pilas y la mecánica adicional cobran su cuota en la báscula: 1.414 kilos, pero hay de sobra con qué moverlos con mucha alegría, en especial en los primeros 100 metros, que son el escenario donde se lucen los atletas más raudos.

Es una SUV de buen tamaño, mejor definida como ‘crossover’, con la versatilidad de una amplia camioneta doblando las sillas que están en dos filas (5 puestos), bien ejecutada, diferente y única en su tipo. Este tipo de cabina que por fuera en nada difiere de la de un carro normal, es la que más pedido tiene ahora cuando la moda de estas SUV livianas está en auge, por lo cual el Niro saca una ventaja adicional.

José Clopatofsky
*Probamos la Kia Niro en Quito, Ecuador, por una gentil invitación de la importadora en Colombia, Metrokia.

Kia Niro

.

Electricidad y embrague

El motor eléctrico está colocado entre la caja y el motor, básicamente externamente a la carcasa del embrague, y tiene un clutch que acopla ambas unidades, según decide un voluminoso computador que va en el habitáculo del motor y cuyo cerebro trabaja tan intensamente que necesita líquido refrigerante y ventilador aparte para mantenerlo con la debida inteligencia inmediata.

Kia Niro

.

Un tablero atípico

El tablero refleja la forma como está interactuando la mecánica. No hay tacómetro a cambio de un indicador instantáneo las posiciones de trabajo que son carga, correspondiente a las desaceleraciones cuando el frenado tiene una acción regenerativa de energía que carga las pilas. Luego Eco, cuando anda en eléctrico, y finalmente Power, cuando ambas máquinas unen esfuerzos. El agua camina por todo el cuadrante, pero hay un pequeño indicador verde que dice EV para cuando solo está en eléctrico.

Kia Niro

.

En la prueba, iniciamos con una autonomía estimada de 739 kilómetros. Recorrimos 182 y nos daba aún un alcance de 507. Resultado, consumimos 232 kilómetros de la previsión del computador, pero esto es muy variable por las condiciones de terreno, tráfico y manejo. El gasto de gasolina está entre 15 y 17 kilómetros por litro, es decir, de 51 a 58 kilómetros por galón.

DATOS

A pesar de que los vehículos híbridos y eléctricos no pagan arancel, sí están sujetos a un IVA del 5 por ciento y a un 8 por ciento de impuesto al consumo que recargan su valor final. Además, las normas de pico y placa no los cobijan en todas las ciudades, pues en Bogotá, por ejemplo, tienen una restricción, que se debería levantar como sucede con los puros eléctricos.

El Niro es, además de híbrido, una camioneta del ‘tipo crossover’ de tamaño medio, que tiene todos los equipos de confort, conectividad y estética que coordinan con su precio. Las bajas emisiones, el ahorro en gasolina y la novedad tecnológica son algunas de sus diferencias y atractivos. No tiene competidores en su tipología y nivel de precio en el mercado actual del país.

Kia Niro

.

Ficha técnica

Motores:
Térmico, 1,6, inyección directa, 105 caballos, 147 Nm de torque a 4000 rpm.
Eléctrico: corriente continua, 240 voltios, 43 caballos, 170 Nm de torque de 1 a 1.798 rpm.

Caja: con doble embrague, automática, seis adelante con doble eje de piñonería.

Potencia y torque combinados: 148 caballos, 265Nnm. Peso: 1.414 kilos relación peso/potencia: 10,17 kilos/caballo. Relación peso/torque: 5,35 Nm por kilo.

Origen: Corea

Noticias recomendadas

Más noticias

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.