Anterior
Porque na

Koenigsegg fabricará un motor que no tendrá árbol de levas y será más eficiente

La marca sueca propone un nuevo sistema que abre y cierra las válvulas mediante un accionamiento neumático, que ahorra piezas y ofrece un mayor rendimiento y menor consumo de combustible.

Redacción Motor

10:39 p.m. 26 de marzo del 2013

Desde hace varios años, la marca sueca inició un proyecto para probar una nueva y prometedora tecnología que permite hacer aun más eficientes los motores de combustión al eliminar una de las infaltables piezas que los integran: el (los) árbol (es) de levas.

Después de más de 60 mil kilómetros recorridos a bordo de un prototipo que cuenta con el Free Valve System, como se denomina a la nueva forma de gestionar la apertura de las válvulas se ha logrado una reducción en el consumo de más del 20 por ciento sin que hasta el momento se registren fallas en el nuevo mecanismo.

Pero para explicar un poco este avance que propone una de las firmas de mayor preponderancia en el desarrollo de súper deportivos, hay que devolverse un poco en estos últimos años.

La carrera por hacer cada vez más eficientes a los motores hizo que se pasara de hablar de válvulas de entrada y salida que se movían al 'compás' de los giros del cigueñal, una de cada una por cada cilindro que pasaron a ser cuatro, para luego a coordinar el tiempo de apertura y cierre de manera variable y aprovechar al máximo el mejor momento de la combustión y el desfogue.

Sin embargo, Koenigsegg creyó que, inclusive con la gestión variable, se estaba muy lejos de lograr un rendimiento efectivo y dio un paso adelante con este nuevo sistema que mediante el accionamiento neumático realiza de manera más precisa estos movimientos, lo que mejora el rendimiento y reduce considerablemente el consumo de combustible.

El control de este sistema se realiza mediante un fuelle electro-mecánico que gracias a la energía del aire comprimido hace que las válvulas se abran y cierren en diferentes tiempos y que se pueda realizar una programación especial y exclusiva para cada una de las válvulas dependiendo del momento del motor y de la conducción, en caso de que se requiera mayor torque o potencia, entre otras variables.

DATO
Un Saab 9-5 es el carro en el que Koenigsegg instaló esta tecnología, modificando el motor a gasolina para adoptar una culata con accionamiento neumático de válvulas. Aún no hay fecha para la salida de este desarrollo a producción.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.