KTM 1290 SuperDuke GT, una máquina versátil

Un animal domesticado para uso diario en la ciudad y en carretera, pero que también es capaz de rodar en una pista con todo el perfil de competencia.

Revista Motor

06:00 p.m. 19 de abril del 2017
KTM 1290 SuperDuke GT

KTM 1290 SuperDuke GT

KTM siempre se ha caracterizado por su relación con el mundo deportivo y en todos sus productos esos rasgos están presentes y juegan un papel determinante en el rendimiento, diseño y prestaciones de sus motos.

Partiendo de la base de que el motor proviene de la 1290 SuperDuke R conocida como ‘La Bestia’ en el mundo de las motos, el perfil de esta nueva moto está bastante predefinido. La máquina es un bicilíndrico de 1.301 cm3 que produce 174 caballos de potencia y, como toda KTM, tiene un torque brutal en cualquiera de las 6 velocidades de la caja de cambios. De los 144 Nm de torque máximo, 114 Nm ya están disponibles desde las 3.250 revoluciones, cifra que requiere mucho cuidado y sensibilidad a la hora de abrir la mariposa de aceleración. También, gracias a esa respuesta, en cualquier situación de tráfico o carretera la moto es muy fácil de conducir, pues solo basta con tocar el acelerador e inmediatamente responde.

Previniendo toda esa dosis de caballos y newtons, la moto tiene buenas ayudas de manejo seleccionables en tres niveles: Rain, Street y Sport. A medida que se sube el perfil hacia lo deportivo, el mapa del motor permite una reacción del acelerador más exacta y la entrega aparece fácilmente. Obviamente, hay que tener mucha precaución al usar la opción más deportiva porque la moto responde a la menor insinuación del acelerador con una brutal dosis de torque, tanta que requiere estar bien cogido del manillar y prevenido por el alcance que adquiere el vehículo.

La suspensión también tiene tres niveles de dureza, seleccionables de acuerdo con el terreno y el peso cuando se rueda con pasajero y maletas. En cualquiera de las opciones del resortado -Sport, Street o Confort- los cambios de comportamiento son muy notorios y permiten extraer las mejores prestaciones de la moto y rodar cómodamente con el acompañante. Cabe anotar que más allá de los ajustes, la suspensión es de todas maneras muy firme y en vías como las nuestras se sufre cada bache o desnivel.

KTM 1290 SuperDuke GT

KTM 1290 SuperDuke GT

Los frenos cuentan por supuesto con ABS y compensador de frenado que actúa en el eje trasero, sin importar que solo se esté operando el delantero. Gracias a toda la electrónica es muy sencillo y seguro extraer el máximo de la capacidad de detención sin problemas. El sistema de frenos Brembo que usa la moto está bastante por encima de lo que se requiere para detener los 228 kilos de peso de la 1290 SuperDuke GT.

La moto es bastante grande a pesar de no tener muchas piezas de carrocería, como su hermana más deportiva, la SuperDuke R. Su diseño deja ver mucho de su mecánica manteniendo la agresividad, pero con la sobriedad que requiere una moto gran turismo. Bajo la cúpula frontal se encuentra el cuadro de instrumentos, que cuenta con un tacómetro y dos pantallas LCD en las cuales se puede revisar toda la información del recorrido y realizar todos los ajustes de comportamiento dinámico disponibles en este modelo a través de los mandos ubicados en el manillar izquierdo. En general, no es más que lo que se encuentra en las motos de KTM: sobrio, práctico y funcional para que sea fácil de leer y manipular.

KTM 1290 SuperDuke GT

KTM 1290 SuperDuke GT

La moto es un lobo con piel de oveja, una fiera con un motor de mucho torque y potencia, suspensión pensada para mantener la estirpe deportiva de la marca y a su vez ser funcional para largos viajes. Evoca esas motos sport turismo tan populares hace unos años, pero con más énfasis en las prestaciones que en la polivalencia de ser un producto de verdad confortable para viajar largas distancias con o sin acompañante, haciéndolo de manera rápida y segura. Lo hace a su manera, porque tiene el ADN ‘racing’ instalado.

Es difícil decir si es estrictamente una moto gran turismo, pues la dureza y la rigidez general del chasís y las suspensiones, complementadas con la increíble respuesta del motor, obligan a estar siempre muy atento al conducir. Es algo que el cliente debe pensar de acuerdo con sus expectativas: confort o velocidad.

KTM 1290 SuperDuke GT

.

La posición de manejo es bastante cómoda y toda la seguridad, ajustes y detalles, como las luces ledes integradas en los carenajes y que funcionan con la inclinación de la moto para alumbrar la parte interna de la curva, hacen que conducirla sea tan placentero como demandante, pero de todas maneras en cada kilómetro se vive una experiencia diferente. Se extraña el sistema quick shift para descender de marcha, aunque sí funciona cuando se asciende en la caja.

Juan Pablo Clopatofsky

DATO
Por 75 millones de pesos, ya los clientes están preseleccionados y sabrán muy bien si esta es la moto soñada para viajar a fondo, con sensaciones viscerales y exigiendo al máximo su habilidad como pilotos.

Ficha técnica
Motor: Bicilíndrico 1.301 cm3
Potencia: 174 caballos
Torque: 144 Nm
Caja: 6 velocidades

Noticias recomendadas

Más noticias

Sin S1. Un deportivo a la medida

La compañía búlgara Sin Cars llevará su modelo de acceso al Salón de Ginebra 2018, un súperdeportivo modular y configurable para calle o competencia.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.