Probamos la nueva KTM 390 Duke

Un insólito lugar, una pista de pruebas en el último piso de un edificio en Turín (Italia), fue elegido por la marca para este lanzamiento mundial. 

Revista Motor

04:10 p.m. 13 de junio del 2017
KTM 390 Duke

KTM 390 Duke

El escenario para esta presentación no podía ser otro distinto a Italia, un país que respira y vive el motociclismo a fondo.

La pista está en el edificio Lingotto, ubicado en un famoso barrio de Turín que lleva ese mismo nombre, que fue nada más ni nada menos que la sede de la fábrica de Fiat a partir de 1923 hasta 1982, donde los autos rodaban sus primeros kilómetros en prueba tras salir de la línea de producción.

Hoy, ese espacio acoge un museo de la marca, un reconocido hotel, sala de conciertos, cinemas y un enorme centro comercial, pero su nuevo diseño conserva el gen de la velocidad. Por eso el óvalo de pruebas de 2.4 km de largo y 24 metros de ancho, con dos curvas e inclinados peraltes aún sigue en el último piso, en una enorme terraza.

Pues bien, hasta allá llegamos en nuestro primer contacto con la KTM 390 Duke, a través de un ‘camino’ en forma de espiral muy bien asfaltado, con pronunciadas curvas en las cuales la moto empezó a mostrar lo divertido que es manejarla. Arriba, hicimos un recorrido muy suave, ya que no se puede correr porque la célebre pista es más un atractivo turístico y un gran mirador de Turín de 360 grados.

KTM 390 Duke

.

Las curvas de la subida al Lingotto eran solo el ‘calentamiento’ para lo que vendría más adelante para la 390 y periodistas de todo el mundo: un recorrido de 300 kilómetros, aproximadamente, por la ciudad y los Alpes, que nos devolvió a muchos de los periodistas latinos el placer de manejar una moto sin encontrar los peligrosos huecos y las trampas de nuestras calles, y con la amabilidad y el respeto de los conductores italianos.

En el recorrido por las carreteras del Giro, sus curvas dieron fe de por qué KTM denomina a la 390 “The corner rocket” (el cohete de las curvas).

Por donde se le mire, está a la medida (promedio) de los colombianos y de muchos usuarios en el mundo de estatura mediana, pues los ingenieros hicieron un gran trabajo con las suspensiones al calcular el peso para todo tipo de uso, países y el conductor, a pesar de que no son regulables. El truco está en sus recorridos cortos que absorben muy bien las irregularidades del camino, y en curvas en carretera dan gran confianza para inclinar la moto al límite.

KTM 390 Duke

.

Y si a esto se le agrega un chasís multitubular en acero dócil y bien logrado con un motor monocilíndrico (375 cm3) que genera 44 caballos de potencia para mover 146 kilos más el peso del conductor, estamos hablando de una moto extremadamente rápida, ágil en carretera y muy versátil en la ciudad.

El ‘peso ligero’ de la 390 tiene un gran complemento en su caja de seis velocidades, que está muy bien escalonada, brinda una sorprendente suavidad de marcha sin vibraciones, así se vaya al otro lado del tacómetro llegando al límite de revoluciones.

KTM 390 Duke

.

La posición de manejo ahora es más adelantada pero cómoda, es decir, que el cuerpo está más inclinado sobre el eje delantero, lo que brinda mayor y mejor sensación de control de la moto en todo tipo de terreno.

La 390, extraoficialmente estaría en Colombia en agosto próximo. No se sabe su precio final, pero las cuentas dicen que podría estar entre 17 y 18 millones de pesos. Lo que sí es seguro es que su ingeniería y diseño serán un atractivo que les competirá a otros modelos más potentes y costosos, pues la sensación que queda al ponerla en el caballete es que uno se sube a una moto poderosa con baja cilindrada, que no intimida, pero sí divierte.

Carlos Camacho Marín
* Asistimos a la presentación de la moto KTH 390 Duke en Turín, Italia, por una gentil invitación de su representante, Auteco.

KTM 390 Duke

.

Instrumentación digital

Uno de los atractivos de la Duke 390 es su tablero de instrumentos digital, que presenta de forma clara y precisa información como revoluciones del motor, odómetro, dos cuentakilómetros parciales y temperatura del motor. A medida que aumentan las rpm, las barras gráficas cambian de color. La pantalla adapta su iluminación de acuerdo con la luz ambiente (noche/día).

Además, se puede emparejar un teléfono inteligente con la moto con señal Bluetooth para llamadas entrantes y de las funciones de audio del teléfono. Todas las opciones del tablero se pueden manejar a través de un interruptor ubicado en el manillar.

KTM 390 Duke

.

DATOS

La Duke 390 tiene la opción ‘Modo Supermoto’ (sin ABS), que se activa pulsando un botón. Una vez el sistema está operando, solo queda bajo su control el freno delantero mientras que la presión en el freno trasero depende solo del piloto.

Fiel a su tradición, KTM mantiene en sus motos su característico color naranja combinado con blanco y negro. La 390 es claramente un aparato enfocado al público joven, pero que funciona también para pilotos más veteranos, pues heredó el estilo de la 1290 Super Duke R. En otras palabras, es una moto grande en envase más pequeño.

Ficha técnica
Motor: Monocilíndrico
Cilindrada: 375 cm3
Potencia: 44 caballos
Caja: seis velocidades
Frenos: ABS disco 320 mm adelante; 230
mm atrás.

Noticias recomendadas

Más noticias

BMW M Bike Carbono Edición Limitada

Nueva bicicleta de edición especial y limitada, con un trabajo de pintura alusivo al BMW M5. Usa componentes de carbono y aluminio. 500 unidades.

Nace la copa Jaguar I-Pace eTrophy

Jaguar crea el primer torneo monomarca para vehículos eléctricos de serie. Acompañará al torneo de la FIA de Fórmula Eléctrica.

Pico y placa extendido no es la solución

El debate sobre ampliación del pico y placa desvía la atención del problema de movilidad en Bogotá: falta de vías y un sistema de transporte saturado.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.