KTM: de un pequeño taller a uno de los centros de reparación más grandes de Austria

Nació en 1934 en un local de reparación y puesta a punto de motocicletas en Mattighofen, Austria. Hoy es un gran organismo y sede de una de las marcas más famosas de motos de resistencia.

Redacción Motor

04:27 p.m. 17 de junio del 2014

Imágenes de algunas motos KTM y su producción

El nombre KTM está formado por las primeras letras de los apellidos de sus dos fundadores y del pueblo austriaco donde la firma tiene sus instalaciones: Kronreif, Trunkenpolz y Mattighofen.

En 1934, el ingeniero austriaco Hans Trunkenpolz abrió su primer taller bajo el nombre de Kraftfahrzeuge Trunkenpolz Mattighofen (KTM).

Pasaron los años de las guerras y las debilidades económicas hasta 1951, cuando desarrolló su primera motocicleta, la R100, utilizando motores fabricados en su país como Puch, Sachs o Rotax. Era una moto de turismo de fabri­cación totalmente artesanal, con líneas rústicas, que se presentaba como una bue­na alternativa para las necesidades de la época. Se produjeron más de un centenar de motos en esos primeros años. Pero ya en 1953, gracias a la buena aceptación que tuvieron, con veinte empleados en planti­lla empezó a producir las motocicletas en serie, a un ritmo de tres unidades diarias.

En 1955, Ernst Kronreif, un hombre de negocios de mucha vi­sión, se convirtió en accionista al adquirir una considerable parte de la empresa. Como fruto de la asociación, la producción aumen­tó sustancialmente, consiguiendo unos excelentes resultados comer­ciales.

KTM siempre ha tenido un en­foque deportivo por la robustez de sus productos, y debutó en las com­petencias de alto nivel en el Inter­national Six Days Enduro, en 1956, en el que Egon Dornauer conquistó una medalla de oro. Desde enton­ces, KTM continuó en las carreras, que se tradujeron en un campo de pruebas fértil para la tecnología de las motos de producción.

Actualmente, KTM es fiel a su eslogan "Ready To Race", que es parte fundamental del ADN para desarrollar y construir sus moto­cicletas, que para muchos son los referentes internacionales por sus aparatos de motocross y enduro, aunque también ofrece motoci­cletas genéricas para todo tipo de cliente.

La compañía ha sufrido mu­chos cambios en los últimos años. Actualmente el 51 por ciento pertenece al grupo KTM Sportmo­torcycle AG, y el 48 por ciento al grupo indio Bajaj Auto, de India. Como resultado de esta asociación se fabricaron las motocicletas de baja cilindrada como productos de entrada a la marca, con el fin de masificar la producción y ofrecer un portafolio amplio y aspiracional.

KTM ha desarrollado un cri­terio especial para hacer sus productos. Busca que todos sus clientes tengan una motocicleta que pueda ponerse en una pista 'off road' o en pavimento sin ha­cerle mejoras, y usarla también en el día a día, dependiendo de los modelos. Su fortaleza es in­cuestionable. Tuvimos la opor­tunidad de acompañar al equipo oficial en una de las carreras de enduro más fuertes del mundo, llamada Erzberg Rodeo, certamen que conmemoró sus 20 años de existencia. Es una prueba donde han competido y ganado los mejores pilotos del mundo de esta especia­lidad, que se caracteriza por una exigencia técnica, física y mecánica impresionante. Son 500 competi­dores que toman la partida, pero esta vez solo llegaron en el tiempo límite de 4 horas menos de 30, de los cuales más del 80 por ciento co­rrieron en motos KTM. Es decir, en 'off road', KTM es la marca a batir.

También tuvimos la oportunidad de estar en las plantas de producción, que están divididas en ensamble, mo­tores, suspensiones y Factory Racing.

KTM produce sus motos desde ce­ro. La filial WP Racing se encarga de cortar, doblar y soldar todos los chasi­ses, y también de fabricar y ensamblar los sistemas de suspensión, además de la construcción de los radiadores. La planta de motores se encarga de producir y ensamblar y probar todos los propulsores, y luego estos elemen­tos son enviados a la planta principal donde se unen todos los componen­tes, se termina la motocicleta y se hacen las pruebas y ajustes finales para remitirlas a los diferentes con­cesionarios locales y distribuidores internacionales.

Además visitamos la unidad lla­mada Factory Racing, donde KTM tiene una división especializada que se dedica a preparar las motos para los principales campeonatos mundia­les de Enduro, Motocross Moto Gp y Rally Raid del mundo. Allí también se fabrican ediciones especiales para pista como la superbike RC 250, cam­peona mundial de la categoría moto 3, y la versión 450 Rallye Replica, que se vende por pedido especial para par­ticipar en el Dakar y en las diferentes competencias de esta modalidad.

La división de competición tiene un intenso programa no solamente para atender los productos especiales, sino también para trasladarles a las motos de calle los avances y cono­cimientos que van logrando, por lo cual, a pesar de que se trate de mo­tos aparentemente "inocentes" para el uso diario, tienen todas su sabor deportivo y su aptitud para competir en el nivel de su especialidad.

Gonzalo Clopatofsky G.
Asistimos a este evento gracias a la gentil invitación de KTM AG y Auteco S.A.

 

Imágenes de algunas motos KTM y su producción

Lindo historial

1953: Inicio de producción.

1955: Primeras carreras en pist.a

1984: Campeones mundiales de motocross categoría 250 cm3, con Heinz Kinigadner

1992: Cambio de dueño: empieza KTM Sportmotorcycle AG.

1994: Fabricación y entrada al mercado de motos de calle.

1998: Inauguración de nueva planta de ensamble en Mattighofen.

2001-2014: Ganadores del Rally Dakar 13 veces consecutivas.

2004: Primera victoria en una carrera de moto GP 125, con Casey Stoner.

2008: Lanzamiento de la primera Superbike KTM 1190 RC8.

2010: Primer Campeonato Mundial de Moto GP categoría Moto 3, con Sandro Cortese.

Las hay colombianas

En Colombia, KTM está representada por Auteco, compañía que además de importar toda la línea de KTM se encarga de ensamblar los modelos Duke 200 y 390. El año pasado se ensamblaron en nuestro país 1.214 unidades de la Duke 200 en la planta de Itagüí, y a partir de enero de este año se está trabajando en la producción del modelo 390 en la recién inaugurada planta de Cartagena, donde se cuenta con un banco de pruebas especial para motos con sistema de ABS.

También eléctricas

KTM Motos fabrica motocicletas para enduro, motocross, calle y las free ride, que son unidades diseñadas para motocross y enduro propulsadas por un motor eléctrico, y hacen parte de un proyecto de la compañía únicamente disponible para Europa. Tuvimos la oportunidad de conducir una en la pista de pruebas, y es un aparato sorprendente.

DATOS
KTM ha ganado el rally Dakar 13 veces consecutivas y sus pilotos son líderes absolutos de la categoría moto 3 del moto GP.

La planta de Mattighofen tiene la capacidad de ensamblar entre 51 a 185 motos diarias, cifra que varía dependiendo de la complejidad del modelo que esté en la línea.

La sociedad con Bajaj auto le ha permitido a KTM ofrecer productos a precios competitivos de entrada a la marca y abrir operaciones en otros mercados como India y Colombia.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.