KTM RC 200: Pista y ruta en un mismo aparato

Esta moto de baja cilindrada y aspecto 'superbike' es fiel a la filosofía 'ready to race' (lista para correr) de la marca austriaca. 

Revista Motor

05:41 p.m. 12 de julio del 2016
KTM RC 200

KTM RC 200

Dicha funcionalidad está plasmada en toda su dimensión en la nueva RC 200, una moto de competencia, pero que se puede usar todos los días.

Una máquina con estas pretensiones debe ser impactante y agresiva a la vista. Por eso, desde que se observa la parte delantera, donde aparenta tener una gran entrada de aire que en realidad es el espacio para las unidades ópticas con ledes, junto con el tanque de gasolina angosto, la posición de manejo más acostada y el carenaje muy aerodinámico, es claro el mensaje de doble funcionalidad de la RC 200.

KTM RC 200

.

Otro elemento muy bien logrado dentro de ese concepto es el sillín, que parece para una sola persona, cuando en realidad la parte trasera cuenta con una segunda silla para el acompañante, bien camuflada para no dañar la pinta deportiva de la moto.

El motor es el mismo de la Duke 200, pero la relación de la caja de 6 cambios es más corta, lo cual permite que este siempre trabaje a altas revoluciones, zona donde logra la máxima expresión de sus 26 caballos a las 10.000 vueltas del tope del tacómetro. Esa potencia, que mueve apenas 137,5 kilos de peso, y la aerodinámica le permiten alcanzar los 130 kilómetros de velocidad tope sin mayor esfuerzo y seguir devorando el velocímetro. La información del funcionamiento de la moto llega en una pantalla LCD donde se leen las revoluciones, la marcha en la cual se rueda, la cantidad de combustible, temperatura del motor, y tiene un indicador para sugerir que se debe poner el siguiente cambio.

KTM RC 200

.

Pensada para correr, la RC 200 toma como base el chasís de la Duke 200, al cual se le modificó la distancia entre ejes para hacerla más corta en 47 milímetros y, junto al menor recorrido de las horquillas de la suspensión delantera, la configuración permite extraer todo el rendimiento de la moto, transmitiendo todas las sensaciones del pavimento, lo cual la hace muy ágil y divertida de manejar en pista y carretera. Ya en el tráfico la historia es otra, porque su corto radio de dirección hace un poco más difícil maniobrarla, y si se es de baja estatura, la altura del sillín puede ser un problema.

KTM RC 200

.

Los frenos de disco de la firma Brembo son muy precisos y efectivos. No podía ser de otra forma porque en la pista se busca frenar lo más tarde posible. La posición del control de la caja de cambios queda un poco más atrás de lo habitual, pero el mando es corto y suave para pasar los cambios más rápida y deportivamente.

Esta RC 200 hay que analizarla y apreciarla teniendo en cuenta el propósito de su diseño y oferta en el mercado. Es el aparato ideal para quienes quieren tener una moto con la cual se puedan divertir en una pista y a bajo costo los fines de semana y seguir contando con esta como herramienta de movilidad entre semana. Obviamente, para su uso en las calles hay que sacrificar la comodidad y el confort porque bastan algunos kilómetros de recorrido en el tráfico para que la espalda empiece a pasar la factura por las cargas deportivas de las suspensiones y la posición de manejo.

Juan Pablo Clopatofsky Gutiérrez

KTM RC 200

.

DATO
La RC 200 cuesta 14 millones de pesos. Compite en un nuevo segmento de motos deportivas con aspecto de ‘superbike’, con motores de baja cilindrada, pero de grandes prestaciones.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.