Kubo, tal como su diseño lo representa, es la nueva scooter eléctrica de carga de Lit Motors

La marca espera sacarla al mercado a mediados de este año y con ella intentará superar todos los obstáculos de las montañosas vías de San Francisco. Si sirve allá, en el resto del mundo aplica.

Redacción Motor

10:19 p.m. 24 de febrero del 2014

Puestos en una balanza losbeneficios de una moto y los inconvenientes de su uso, el resultado puede ser bastante equilibrado porque la moto da velocidad y agilidad en trancones, tiene un bajo consumo, pero afronta enemigos como la lluvia, la seguridad, transitan en un punto ciego para los conductores de carros y, por supuesto, conviven con la falta de espacio para carga, especialmente cuando la moto tiene un propósito de trabajo.

Fue esta última limitante la que inspiró a Lit Motors, empresa con sede en San Francisco, para hacer un nuevo proyecto de moto funcional y versátil que denominaron Kubo.

Para el Kubo, Lit Motors eliminó de la moto todos los accesorios superfluos y dejó únicamente lo esencial para centrarse solo en la funcionalidad y poder introducir con mayor facilidad la tecnología eléctrica, eliminando el motor de combustión interna, la transmisión y el tanque de combustible.

Para optimizar la capacidad de carga, las baterías van en el piso de la scooter. El propósito es lograr que la autonomía del Kubo llegue a un recorrido máximo de 50 millas y a una velocidad tope de 45 millas, con una batería de 3,8 kW/h, de recarga en pocas horas y capacidad energética para que el motor lleve a cuestas hasta 300 libras, incluido el piloto, viajando por las colinas más difíciles de San Francisco.

El modelo de producción tendrá frenado regenerativo trasero. El Kubo es todavía un prototipo con bastante trabajo por delante para lograr la perfección. Sus mentores estiman que a mediados de este año comenzarán las ventas, desde 6.000 dólares, un precio que la enfrenta a muchos vehículos de cuatro ruedas.

Una solución técnica

La moto ha encontrado más aplicaciones en la vida diaria que las soluciones que el mismo vehículo genera. Una moto escasamente tiene espacio para guardar el casco y un par de herramientas, lo cual hace necesario adicionarle cajones poco estéticos y vulnerables. Otras, a veces no tienen campo ni para un pasajero. Esto obliga a que la gente haga muchos injertos peligrosos y antitécnicos, con parrillas altas o remolques que vulneran la estabilidad y la seguridad. Una moto pensada para transportar elementos proporcionales a su tamaño y potencia, un pequeño carguero, suena como una solución tan simple como útil, igual a lo que podría ser un pickup con respecto al automóvil.

DATO
Los creadores de la Kubo esperan lograr clientes que aprecien sus ventajas y motorización eléctrica y paguen 6000 dólares por cada ejemplar.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.