Lamborghini hizo el más potente carro deportivo de calle de su historia

El nuevo Aventador J es un biplaza bajísimo, sin techo, ni parabrisas y tiene un motor de 12 cilindros en V con 700 caballos de potencia, rasgos que lo convierten en una de las vedettes de Ginebra.

Redacción Motor

03:38 p.m. 06 de marzo del 2012

Fotos del Lamborghini Aventador J

El estreno mundial de Lamborhini para el salón de Ginebra es la más fiera en la historia de sus piezas de 'casta', no solo por la potencia y desarrollo de su máquina, sino por el agresivo diseño a 'cielo abierto' de su hermosa carrocería.

El nuevo Aventador J es un súper deportivo basado en el Coupé, pero sin techo ni parabrisas, con capacidad para dos 'pilotos' que le puedan sacar el jugo a la tecnología de primera clase que encuentran en la cabina y al comportamiento dinámico de una carrocería ligera en la que se aplicaron novedosos materiales y, por supuesto, toda la experiencia de Lamborghini con el uso y las soluciones de la fibra de carbón.

Además, los ingenieros trabajaron en la adecuación del equipo justo para que los ocupantes puedan andar, cosa que permite el carro sin ningún problema, a más de 300 kilómetros por hora sin las tradicionales protecciones frente a la agresividad del medio ambiénte a esa velocidad.

La base mecánica es la misma del Aventador LP 700-4 con el motor de doce cilindros de 6.5 litros y 700 caballos que se presentó en 2011 y que se pone en una estructura hecha sobre un monocasco de polímeros reforzados con fibra de carbono que combina el mínimo peso con la máxima rigidez y seguridad.

La carrocería quedó mucho más baja y se ensanchó unos milímetros respecto al Aventador Coupé y tiene enormes rines de 21 pulgadas.

También cuenta con una transmisión deportiva ISR, de pasos ultra rápidos, tracción permanente a las cuatro ruedas y la suspensión adaptable que se combinan para dar una absoluta precisión en las maniobras de manejo.

Las principales modificaciones
A pesar de ser una de sus plataformas conocidas, Lamborghini tuvo que rediseñar la carrocería para que no perdiera seguridad. Por ejemplo, la instalación de las barras antivuelco detrás de los asientos conllevó algunos cambios en la estructura. A esto se le suma le hecho de no contar con aire acondicionado, ni sistema de navegación, lo que le hace llegar sobre la balanza hasta los 1.575 kilos y tener una relación, peso/potencia de 2.25 kilos por cada caballo.

Otra innovación está en que el material que recubre el asiento, tablero y consola, ya que también están hechos con tejidos flexibles creados a partir de la fibra de carbono. Lamborghini denominó este material como "Carbonskin" y la fabricó con una resina que le da alta durabilidad, menor peso y capacidad de adaptarse de forma inteligente a cualquier forma.

También cuenta con un espejo retrovisor que se alza sobre un brazo como un periscopio y en el lugar del parabrisas delantero hay dos deflectores de viento que cortan la turbulencia. Pero la marca hace énfasis en que se debe usar ropa apropiada para montar este 'toro'.

Dimensiones

El Aventador J mide 4.89 metros de largo, 2.03 de ancho y apenas pasa del metro en su altura con 1.11 y del diseño, aunque se podría hacer un libro pues es lo más parecido a un carro de carreras con una carrocería para calle, creemos que valen más las imágenes que las palabras, pues es para cortar alientos.

*******

La historia de la J
La letra J se deriva de las normas deportivas de la organización mundial los deportes a motor, FIA y con ella se definen la especificaciones técnicas de los autos de carrera.

La marca la usó por primera vez en 1970 en su modelo Miura, que tenía un rendimiento mejorado y fue rediseñado casi en cada detalle.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.