Discovery Sport, más utilitario que deportivo

En el Land Rover de entrada la deportividad pasa a un segundo plano en favor de unas superiores capacidades off-road y un notable espacio interior.

Redacción Vehículos

12:12 p.m. 27 de noviembre del 2017
Land Rover Discovery Sport

Land Rover Discovery Sport

Si Land Rover es sinónimo de algo (además de lujo en la línea Range Rover) es capacidades todo terreno, y en gran parte por eso es que para la Discovery Sport la deportividad que supuestamente implican tanto su apellido como el concepto de SUV (sport utility vehicle), es un plan B: apenas un nombre relegado en favor de todo lo que conlleva la parte de utility vehicle.

Land Rover Discovery Sport

.

El rezago de la deportividad se evidencia principalmente por la transmisión ZF de nueve velocidades. Tosca para pasar de un cambio a otro y lenta sobre todo al tener que rebajar marchas, lleva una relación complicada con el motor 2.0 de 240 caballos y 340 Nm de torque: las reacciones se caracterizan por la marcada demora del turbo y su fuerte empuje cuando entra en acción, que aunado a la indecisión de elegir el cambio más apropiado complican la posibilidad de un andar suave y constante en algunas ocasiones.

(Próximamente llegará a Colombia la nueva familia de motores Ingenium desarrollada por la marca, en reemplazo de esta unidad que deriva de Ford).

A cambio de la clara superioridad respecto a sus competidoras para sobrellevar con total tranquilidad las trampas de la malla vial capitalina y sobre todo para superar cualquier obstáculo fuera de esta, la suspensión que tiende hacia lo blando ocasionará algunos balanceos de la cabina en curvas tomadas más rápido de lo que se debería.

Pero como decimos al principio, la Discovery Sport demuestra todo su potencial cuando la ‘deportividad’ se deja de lado. Apoyado en el sistema ‘Terrain Response’, que permite elegir entre diferentes modos según el tipo de terreno, es difícil encontrar caminos que no se puedan superar. Claro, la mayoría de propietarios seguramente evitará ir más allá de algunas vías destapadas, pero cuando menos es reconfortante saber que tendrán la mejor herramienta del segmento para el momento en que los caminos empiecen a dejar de llamarse así.

Land Rover Discovery Sport

.

Aún más destacable es que ahí no terminan las bondades que la ubican por encima de sus competidoras más directas. A pesar de unos materiales y ciertos acabados que desentonan con el pedigrí de la marca y el rango de precio (arranca en 137 millones, y la SE, como nuestra unidad de prueba, está en 148 millones), el interior se presenta como un espacio agradable y sobre todo amplio en la banca trasera.

Sumando puntos a la practicidad está el hecho que los respaldos reclinables se pueden abatir desde unos mandos en el baúl para lograr un piso plano y una capacidad de carga más que generosa. La banca también es deslizable, hay salidas de ventilación en los parales y el techo panorámico aumenta aún más la sensación de amplitud.

Land Rover Discovery Sport

.

La herencia todo terreno de Land Rover es clara en la Discovery Sport y a pesar de ser el modelo de entrada de la marca cuenta con suficientes atributos para dar la pelea en este competido segmento.

Puede que esté rezagada en aspectos que uno no esperaría, pero la superioridad que demuestra en otros la convierten en una oferta competitiva y completa.

Noticias recomendadas

Más noticias

Luz verde al TLC con Mercosur

El acuerdo sustituye al ACE59 y abre la puerta a cuotas anuales recíprocas con cero arancel para importaciones y exportaciones con Brasil y Argentina.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.